Información de León 20 07 2017
Facebook Twitter Google+ RSS Móvil
  • Política

  • Actualidad

  • Cultura

  • Universidad

  • Deportes

  • Ciencia

  • Formación

  • Esquelas

 
publicidad
Actualidad Actualidad
3 votos
Disminuir fuente / Aumentar fuente
CASO CARRASCO

La serie 'Muerte en León' abre una brecha en la investigación del crimen de Carrasco que salpica a la Junta de Castilla y León

C.J. Domínguez | 28/12/2016 - 22:01h.

Los periodistas responsables del documental desvelan con pruebas que ni la Policía ni el Juzgado investigaron a una persona posiblemente clave, que sigue siendo personal de confianza de Presidencia de la Junta de Castilla y León, con quien Triana Martínez se comunicaba cada día por teléfono, incluso el día antes y el mismo día del asesinato de la presidenta de la Diputación.

Imprimir
Enviar por correo
Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota
         
Justin Webster y Enric Bach, responables de la serie, hablando con el asesor del presidente de la Junta que mantenía contactos diarios con Triana sin que nadie lo haya investigado.

El día 14 de mayo de 2014, apenas 40 horas después del asesinato de tres disparos en León de la presidenta de la Diputación y del Partido Popular en la provincia, Isabel Carrasco, el ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró ante los medios de comunicación literalmente que "en términos políticos, básicamente el caso está bastante esclarecido", añadiendo que "la policía está haciendo muy bien su trabajo, con mucha rapidez", como se puede apreciar en este vídeo.

Para entonces, Montserrat González como autora confesa de los disparos mortales, su hija y ex trabajadora de la Diputación Triana Martínez -ambas afiliadas al PP- ya permanecían detenidas en la Comisaría de León, y en este mismo lugar la policía local Raquel Gago ya había entregado en la noche del 13 de mayo el revolver que dijo haberse encontrado en la parte trasera de su coche, donde lo habría dejado su amiga Triana.

Pero dos años y siete meses después se abre una enorme brecha en un caso que ya ha sido incluso ratificado por el Tribunal Supremo contra las tres acusadas. Y es que la serie documental 'Muerte en León', dirigida y producida por el periodista Justin Webster y emitida en toda España por la cadena Movistar+, desvela la sorpresa de que se ha obviado por completo y en todo momento una línea de investigación que vincularía directamente a Presidencia de la Junta de Castilla y León con Triana Martínez, a través de una persona que ocupa un cargo de confianza del presidente Juan Vicente Herrera. Este capítulo se ha emitido esta noche y se puede ver aquí previo pago y junto a los tres capítulos anteriores.

El revolver usado para asesinar a Isabel Carrasco en un momento del juicio.
El revolver usado para asesinar a Isabel Carrasco en un momento del juicio.

167 llamadas y casi 300 mensajes de texto sólo en 2014

Según las averiguaciones de Webster y las de su coguionista y productor, Enric Bach, que han sido chequeadas por iLeon.com para garantizar nuevamente su total veracidad, los datos proceden de cotejar todas las llamadas de teléfono desde su Iphone 5 por parte de Triana Martínez desde principios del año 2014 hasta después del asesinato con la agenda de contactos de su móvil.

Del 1 de enero al 12 de mayo, día del asesinato, Triana y el asesor de la Junta contactaron todos los días, salvo dos

Esa comparativa certifica sin duda que el mayor número de llamadas de Triana Martínez ese año fue a su amiga Raquel Gago (un 19,9% de ellas) y en segundo lugar al asesor de Presidencia de la Junta (un 18,4% del total de llamadas, que suman 167 y casi 300 mensajes SMS). Esta persona y Triana Martínez se comunicaron por llamada o mensaje de SMS todos los días de este año, salvo dos, tanto al móvil de esta persona como a su despacho público en Valladolid.

Más de una hora en la víspera, 3 minutos el 12 de mayo

Por término general, desvela el minucioso trabajo de Webster y Bach, tres de cada cuatro llamadas o mensajes proceden de Triana a esta persona, y de media suelen ser cortas, entre pocos segundos y seis minutos. Pero "las dos llamadas más largas entre ellos se produjeron el día antes del crimen". En concreto, el 11 de mayo una vez por la mañana y otra por la tarde mantienen conversaciones que duran 25 minutos y 1,04 horas respectivamente. Ese domingo Triana Martínez únicamente había comunicado con su propia madre y con Raquel Gago, además de las mencionadas conversaciones.

Y no acaba ahí la cosa, porque la misma mañana del asesinato, el 12 de mayo de 2014, la joven ahora condenada por asesinato llamó al despacho en Presidencia de esta misma persona, sin contactar, pero finalmente habló con él a las 12.13 horas durante tres minutos tras insistir a su móvil; es decir, apenas cinco horas antes del crimen de la presidenta.

Estas evidencias obraron en poder de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, y luego se incorporaron al sumario judicial del Caso Carrasco. Tal y como recoge el documental emitido hoy en Movistar+, la inspectora jefe que dirigió la investigación policial afirmó en un primer momento no reconocer el nombre del asesor con quien se comunicaba Triana, suponiendo que se le había llamado para esclarecer su relación.

Jamás se tomó declaración al "asesor de un político importante"

Pero posteriormente admitió a 'Muerte en León' que "al no existir ningún otro indicio de que las personas con las que ésta se comunicaba tuvieran algún tipo de participación en los hechos que investigábamos, opté por no proceder a esas declaraciones". Es decir, que efectivamente jamás se le tomó declaración ni se ahondó, poco siquiera, en su relación.

"El hecho de que ese señor sea asesor de un político importante en relación con la mujer asesinada es un dato que desconocía", admite a los periodistas la responsable de la investigación policial

Porque, aduce ahora, "el hecho de que este señor sea asesor de un político importante en relación con la mujer asesinada, es un dato que desconocía hasta que usted me lo ha dicho".

Carlos. S. Campillo. Ical
La Comisaría de León en los días iniciales de la investigación del crimen. / Carlos. S. Campillo. Ical

Posteriormente, esta inspectora 'despista' a la jueza de instrucción en un oficio en el que pide a la magistrada que solicite a la compañía Vodafone todo el tráfico de llamadas de Triana Martínez y su posición geográfica exacta, a pesar de saberse que su Iphone tenía contrato con otra compañía, Telefónica. Y como nunca se corrigió ese error, estos datos vitales nunca se aportaron a la investigación tampoco en la fase judicial.

El afectado confirma que nadie le llamó jamás

Los responsables del documental, que contactaron con el asesor de Presidencia, aseguran que les indicó que Triana le solía llamar con asiduidad buscando trabajo, pero que no recuerda con detalle de qué hablaron en sus largas conversaciones previas al asesinato. Lo que sí recuerda es que nadie, ni de la Policía Nacional, ni del Juzgado que instruyó las diligencias, ni ningún abogado del caso, le llegó nunca a contactar. Hasta que lo hicieron los periodistas.

Triana niega que fuera su pareja sentimental

Triana Martínez admite una relación sentimental que sigue empeñada en mantener secreta, que hasta le pagaba el piso, pero niega que sea el caso

Triana, por su parte, mantiene que se trata de un amigo de la familia, pero que no de la misteriosa pareja sentimental que tenía por aquel entonces y a la que hacía mención la entrevista exclusiva de La Nueva Crónica, refiriéndose a ella como "un alto cargo del PP" que le llegaba a pagar la hipoteca de su piso en León y con quien realizaba caros viajes o recibía lujosos regalos.

Preguntada Triana en la serie, insiste en admitir esa relación con alguien que "no voy a decir quién es, porque no le quiero perjudicar" y prefiere dejarlo "allá con su conciencia" por haberse mantenido al margen. Si bien excusa desde prisión su comportamiento porque considera que esa persona recibió amenazas de "represalias de puesto de trabajo y de tipo político".

Más que acusar, señalar el 'agujero' en el caso

De momento, los responsables de la investigación y la serie admiten no querer desvelar la identidad de este asesor político que se antoja clave porque "no es el momento de acusar a nadie, especialmente si la persona señalada no ha podido dar su explicación a la policía" y "no le acusamos de nada". Más bien "el foco no está, por el momento, en un individuo sino en cómo se investigó el caso" porque a su juicio "es inexplicable que la Policía no hablara con esta persona".

Más cuando "algunos aspectos del caso no están totalmente esclarecidos, como por ejemplo el origen del arma, ya que ni el fiscal ni la acusación particular creen la versión" de la autora material.

Doble rasero

Cabe recordar que en el caso de la acusada Raquel Gago, su pareja sentimental, totalmente desconocida hasta entonces, sí fue llamada a declarar e incluso compareció en el juicio por el hecho de que era la persona a la que más llamadas de teléfono hacía la agente de policía local cada día. Por eso, sorprende más que en el caso de Triana Martínez no se aplicara durante la fase de investigación ni de instrucción la misma mecánica respecto al asesor de Presidencia.

Imprimir
Enviar por correo
Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota
         
 
 
publicidad
comentarios
0 comentarios Página 1 de 0 < >

Deja tu comentario ...

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

© ileon.com | Información de León
Gran Vía de San Marcos, 38. Planta 7
24002 - León (España)
Algunos derechos reservados.