HOSPITAL DE LEÓN

La nueva concesionaria de la cafetería del Hospital de León genera polémica por sus servicios al personal

Serunión, el gigante del cátering famoso en León por haber aparecido 'gusanos en la sopa' en varios colegios hace tres años, lleva la nueva contrata que ha generado una amplia polémica entre los trabajadores del centro hospitalario por las restricciones del servicio.

A. Vega | 07/02/2018 - 18:55h.

El gigante del cátering Serunión vuelve a ser objeto de polémica en León. Hace tres años lo fue por la aparición de larvas de gusano en la sopa de varios colegios, según se había hecho con la contrata y que calificó de "Un error. Y punto" y le supuso una sanción de casi 70.000 euros. Ahora es el turno de su nuevo negocio, las cafeterías del Hospital de León, con cuya adjudicación se hizo a mediados del año pasado.

Ocho empresas pugnaron por este contrato con vigencia desde enero de 2018 que ganó la empresa Serunión, filial del gigante mundial Grupo Elior, y que ha generado controversia en el Hospital de León por una de las partes del mismo, la que afecta a la cafetería para los empleados del centro hospitalario leonés. Serunión entró hace escasos días a gestionar formalmente el contrato, que tiene la vigencia habitual de cuatro más dos años posibles de prórroga si así lo estiman ambas partes.

Las quejas de médicos, enfermeras y resto del personal vienen derivadas del gran cambio notado con la nueva adjudicataria en lo referido a las comidas que se prestan al personal que está de guardia, que son a costa del adjudicatario, en este caso Serunión.

El contrato de la explotación de la cafetería del Hospital de León se compone de dos partes; por un lado está la gestión de la cafetería abierta al público y la gestión de los servicios de vending (máquinas automáticas), con precios limitados. Por este lado Serunión pagará al Hospital 97.200 euros más IVA al año durante los cuatro de vigencia.

Por otro lado están los servicios que ofrece en la cafetería para empleados, con precios tasados más limitados que al público, y además debe prestar servicio de comidas al personal de guardia en el Hospital. Por esta parte del contrato Serunión debe asumir el 100% de este coste, que puede suponer hasta 782.000 euros (sin IVA) durante los cuatro años de vigencia según la claúsulas de adjudicación del contrato. En el contrato con el Hospital Monte San Isidro el centro asistencial asume hasta un 40% de este coste, por el menor negocio que supone tener la cafetería.

Y lo que denuncia el personal son las restricciones que ha aplicado Serunión en estas comidas al personal de urgencias. En primer lugar, según ha podido conocer ileon.com, están unos horarios estrictos de comidas que provocan que el personal de urgencias que quiere comer fuera de su horario tenga que pagarse él mismo la comida, aunque se supone que es el centro hospitalario, vía concesionaria de la cafetería, quien debe proporcionárselo.

Los trabajadores denuncian que debido precisamente a estar de urgencias muchas veces las horas de comidas o cenas se producen más tarde de los horarios, y antes se facilitaba igualmente la comida, un hecho que ahora se ha restringido. El servicio de Serunión en el hospital es objeto también de polémica por la calidad y cantidad de los menús ofertados a los trabajadores, que consideran los consultados por este periódico deben mejorar en ambas cuestiones.

Este coste que asume quien gestiona las cafeterías, se supone se compensa con el negocio generado con las mismas, y consiste en desayuno, comida y cena para el personal de guardia diario, 57 personas de forma estimada, y además otras 25 sólo para comidas.

Por otro lado, la nueva concesionaria ha subido ligeramente los precios en las cafeterías, tal y como puede hacer según se recoge en el pliego del contrato. Así, a modo de ejemplo, el coste del menú para los trabajadores ha pasado a ser de 5,40 euros desde los 5 anteriores o el chocolate de las máquinas de vending han pasado de 0,60 céntimos a 0,80.

Este periódico se ha puesto en contacto con la gerencia del Hospital de León y de la compañía Serunión para obtener su versión sobre la polémica sin que haya sido posible obtener respuesta a la hora de publicación de esta noticia.

publicidad
publicidad
publicidad