TRANSPARENCIA EN EL SECTOR PÚBLICO

Paradores acude a los tribunales para evitar que se conozca el arte que atesoraba San Marcos

La empresa pública Paradores de Turismo que gestiona la red hotelera del mismo nombre interpone un recurso judicial contra una resolución del Consejo de Transparencia que permitía el acceso al inventario de bienes artísticos del hoy cerrado, por obras, Hostal de San Marcos. La petición había partido de una periodista de ileon.com

A. Vega | 13/03/2018 - 08:52h.

La empresa pública Paradores de Turismo de España, S.M.E., S.A. opta por el oscurantismo y la falta de transparencia en su gestión del cierre y obras del Parador Hostal de San Marcos, ubicado en la capital leonesa desde 1965. La sociedad que preside Ángeles Alarcó ha presentado un recurso judicial contra la resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que obligaba a entregar a una periodista de ileon.com el inventario de bienes artísticos del Parador leonés, tras haber sigo denegado previamente por la empresa. Son en total 1.031 obras de arte según desveló Radio León.

En el proceso de elaboración de una información sobre el Hostal de San Marcos una periodista de ileon.com solicitó en septiembre pasado a la empresa una relación de todas las obras de arte que acogía en ese momento el hotel, ante diversas informaciones sobre la dispersión que se estaba realizando del patrimonio artísticos y las dudas sobre su continuidad tras la renovación del edificio. La solicitud se hizo al amparo de la Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno

La directora de desarrollo corporativo de Paradores, Águeda Areilza, denegó la petición de acceso al inventario en octubre, alegando, entre otras cuestiones, "confidencialidad comercial" sobre las obras que custodia en sus centros hoteleros que pertenecen al patrimonio del Estado puesto que de divulgarse "se pondrían en un riesgo grave y patente de sustracción".

Disconforme la redacción de este periódico con la negativa a la petición se interpuso recurso ante el Consejo de Transparencia nacional, órgano competente para resolver cuestiones sobre transparencia en el sector dependiente del Estado, que resolvió el 31 de enero de 2018. La resolución obligaba a Paradores a entregar en el plazo de 15 días una copia del inventario de bienes muebles y/o artísticos que había en San Marcos a fecha 31 de agosto de 2017. Paradores ha optado por no entregar el inventario y judicializar el asunto, interponiendo un recurso contencioso administrativo contra la decisión del Consejo de Transparencia que resolverá el juzgado central número 11 de Madrid.

Las 'excusas' de Paradores para no entregar información pública

Además de la ya por sí sorprendente negativa de la hotelera pública a que se conozca su patrimonio, pagado por todos los ciudadanos, las argumentaciones de Paradores para justificar su negativa ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno han sido de lo más llamativas.

Uno de los argumentos usados por la empresa es que el inventario de bienes "ostenta un carácter estrictamente privado", reconociendo que se compone de bienes en régimen de concesión por parte del Estado o bien comprados por la propia sociedad mercantil, que, cabe recordar, tiene su capital como íntegramente público. Otra de las justificaciones de Paradores era que el acceso al inventario "aumentaría el riesgo ya de por sí existente de posible expolio de alguna de las mismas", aludiendo a un riesgo presunto de "robo o hurto".

El Consejo de Transparencia prioriza acceso sobre 'secreto comercial'

En una resolución de Transparencia daba la razón a la periodista de ileon.com que reclamaba conocer al inventario artístico del Parador de León, concediendo un acceso parcial a los datos solicitados. Argumentaba que "elaborar un inventario de bienes muebles del patrimonio cultural no solo no pone en riesgo a esos bienes, sino que está considerada una medida para reforzar su seguridad y que debe promoverse el conocimiento público de la cultura".

En la misma se alude al concepto de "secreto comercial" como motivo para denegar información solicitada la amparo de la Ley de Transparencia, que quien niega debe acreditar y considera que Paradores no ha realizado.

La periodista de ileon.com solicitó a Paradores conocer el listado ante el proceso de traslado por las obras que se van a desarrollar, aunque Transparencia denegó facilitar su ubicación entendiendo que entregando el listado que compone el inventario sin datos de ubicación física o geográfica "no facilitaría su sustracción ni pondría en riesgo el patrimonio histórico-artístico español".

Paradores ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra la resolución del Consejo de Transparencia, siguiendo el estilo de otras empresas públicas como RTVE, que perdió en los tribunales que se conociera el coste de ir a Eurovisión, o más recientemente el Ministerio de Defensa, y otros siete ministerios, para que no se conoza el coste de la publicidad institucional y su reparto discrecional.

El Parador de San Marcos se encuentra actualmente cerrado por las obras de remodelación de las instalaciones, además de la rehabilitación de su fachada. Reabrirá según informó la sociedad pública en el verano del 2019, aunque un cartel a la puerta pone 'marzo de 2020' tras una inversión en una primera fase, la única licitada, de 15,7 millones de euros (impuestos incluidos) y un plazo de ejecución de 16 meses por el Grupo FCC.

La duda razonable que surge ahora con el movimiento judicial de Paradores es saber cuántas del millar de obras de arte que atesoraba hasta su cierre volverán al edificio. Desde ileon.com volveremos a preguntar.

 


publicidad
publicidad
publicidad