Quantcast
Memoria Histórica

Adiós al último escudo franquista de la capital después de 10 años de incumplimiento de la Ley

La Junta ha tapado la enseña en piedra que lucía el abandonado Laboratorio Pecuario, en la avenida Alcalde Miguel Castaño de la capital, tras el acuerdo alcanzado hace meses en el Ayuntamiento.

simbolo franquismo franco memoria histórica dictadura león laboratorio pecuario escudo obras empleo grúas león alcalde miguel castaño 2
C.J. Domínguez | 07/06/2018 - 10:10h.

"Una, grande y libre". El águila imperial. El yugo y las flechas. Los símbolos inquívocamente representativos de la dictadura militar impuesta durante 40 años y tras un golpe de estado por el fascista Francisco Franco en España están a punto de ser sólo historia en la capital leonesa.

Su último 'bastión' era la fachada principal del viejo Laboratorio Pecuario, situado en la avenida Alcalde Miguel Castaño -nombre de uno de los muchos que fueron fusilados por sus ideas de defensa de la Democracia en 1936-. Y en la mañana de ayer miércoles comenzó a ser 'fulminado', de momento procediendo a su tapado, por operarios encaramados a una grúa. Porque el gran escudo en piedra permanecía inalterado en este lugar incluso a pesar de que desde hace 10 años la Ley de la Memoria Histórica obligaba a la retirada de este tipo de símbolos, un flagrante incumplimiento que al menos aquí ya tiene, aunque tardío, remedio temporal.

Está por ver ahora si el polémico escudo será retirado y guardado o reubicado, o bien destruido, toda vez que además de licencia municipal para quitarlo, la Delegación Territorial de la Junta había adjudicado a una empresa por algo más de 1.700 euros el desmontaje definitivo del mismo, que tuvo que pasar otro trámite del visto bueno de Patrimonio por estara afectada la zona, adujeron, por el paso del Camino de Santiago.

La desaparición de este gran escudo ya formaba parte del texto de la moción por el cumplimiento de dicha Ley aprobada en febrero de este año 2018 y promovida por el grupo municipal León Despierta (Podemos).

El edificio, aunque está en desuso -apenas sirve como aparcamiento de algunos vehículos de la administración autonómica-, es propiedad de la Junta de Castilla y León.

Y era a esta administración a la que el Ayuntamiento leonés instaba un emblema presidido por el águila de San Juan que, a pesar de tener su origen en los Reyes Católicos, fue uno de los símbolos adoptados por el dictador para engrandecer su régimen político antidemocrático. Y sangriento.

No en vano, precisamente el regidor que da nombre a esta avenida, antigua Avenida de Madrid, Miguel Castaño, fue uno de los muchos leoneses fusilados no tanto por oponerse al golpe de Estado como por haber tenido relevancia en la II República, acusados torticeramente de "traición" por el régimen franquista.

El escudo, hoy, ya tapado.
El escudo, hoy, ya tapado.

Fue sólo uno, aunque muy destacado, de los cientos de represaliados en León por razón de haber ostentado cargos públicos o sindicales o sociales de la República, emanada de las elecciones democráticas celebradas en 1936. Dieciséis de ellos murieron violentamente, por disparos de un pelotón de fusilamiento en el campo de tiro militar de Puente Castro, en la madrugada del 21 de noviembre de ese año, entre otros el entonces presidente de la Diputación, Ramiro Armesto, o el gobernador civil, Emilio Francés.

Cabe recordar que, entre otras calles aún pendientes de cambios de nomenclatura en el municipio de León, especialmente llama la atención la calle Generalísimo Franco que aún sobrevive en la pedanía leonesa, antiguo pueblo y hoy barrio, de Trobajo del Cerecedo.

La Calle Generalísimo Franco aún 'sobrevive' en la pedanía de Trobajo del Cerecedo, del municipio de León.
publicidad
publicidad
publicidad