Quantcast
medio ambiente

Nueve cámaras de vídeovigilancia se suman a la lucha contra el fuego en El Bierzo

Funcionarán durante las 24 horas del día, todos los días del año y tiene la capacidad de controlar 100.000 hectáreas situadas en los términos municipales de Fabero, Ponferrada, Toreno, Páramo del Sil, Castropodame, Igüeña y Villagatón, a los que se sumarán pronto los de Carucedo y Vega de Espinareda.

Carlos S. Campillo / ICAL Incendio en la localidad leonesa de Ambasaguas de Curueño 3
Carlos S. Campillo / ICAL Foto de archivo
Ical | 11/06/2018 - 12:29h.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado este lunes, acompañado por el director de Mantenimiento de Instalaciones de Red Eléctrica de España, Manuel López, la primera fase del proyecto que engloba la instalación de un sistema de vigilancia para la lucha contra incendios en El Bierzo, una apuesta tecnológica orientada a tres líneas de actuación: prevención, detección e intervención.

El nuevo sistema de vigilancia permite detectar con mayor rapidez los focos incipientes de incendios y, por tanto, anticipar la intervención del operativo de extinción de incendios para minimizar los daños y la superficie quemada. El proyecto impulsado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, incorpora nueve sistemas optrónicos de vigilancia con sus respectivas cámaras térmicas y de circuito cerrado de televisión, dotadas con tecnología de última generación con la que se obtendrá información en tiempo real y que puede detectar focos de incendios en radios de 15 kilómetros.

El sistema de vigilancia de El Bierzo cuenta, además de las cámaras infrarrojas y video-gráficas, con tres repetidores instalados en los municipios de Quintana del Castillo, Valverde de la Virgen y Sariegos, que permiten enviar las imágenes en tiempo real al Centro Provincial de Mando (CPM) de León. También incorpora 24 radioenlaces para su correcto funcionamiento.

El CPM de León estrena nuevas instalaciones más amplias y funcionales donde se ha instalado un monitor múltiple para la recepción y gestión de imágenes, dos equipos informáticos completos y una plataforma de software específica que gestiona toda la instalación.

Este complejo sistema funcionará durante las 24 horas del día, todos los días del año y tiene la capacidad de controlar 100.000 hectáreas situadas en los términos municipales de Fabero, Ponferrada, Toreno, Páramo del Sil, Castropodame, Igüeña y Villagatón, a los que se sumarán pronto los de Carucedo y Vega de Espinareda.

Los criterios técnicos que han llevado a instalar los dispositivos de vigilancia en estas zonas han sido el alto riesgo de incendio; el valor ecológico de estos territorios, ya sea porque cuentan con una gran masa arbolada o por ser espacios protegidos; que sean lugares con un campo visual amplio que permita alcanzar zonas de difícil visibilidad; y la disponibilidad de las infraestructuras, aprovechando las instalaciones ya existentes para disminuir la instalación de infraestructuras nuevas en el espacio natural y también rebajar los costes del proyecto, evitando la construcción de nuevas torres y la instalación de placas fotovoltaicas para el suministro eléctrico. El proyecto ha contado con la colaboración de Telefónica -a través de su filial Telxius- y de Endesa, que han cedido gratuitamente sus instalaciones para el montaje del sistema.

Este lunes también se ha presentado la nueva campaña de sensibilización 'Yo me enchufo a la prevención de los incendios forestales' promovida por el Centro para la Defensa del Fuego de León. Esta iniciativa ha sido financiada por la entidad de Red Eléctrica de España con 20.000 euros, que se han invertido en la elaboración de una exposición itinerante sobre prevención de incendios que podrá transportarse a otros centros de la Comunidad, así como material audiovisual, dípticos que reflejan las buenas prácticas para evitar incendios, material que se repartirá a escolares y la reedición de 2.000 ejemplares del 'Manual de extinción de incendios forestales para cuadrillas' destinado al personal de las 111 cuadrillas terrestres y 60 helitransportadas que forman parte del operativo de prevención y extinción.

Funcionamiento del sistema de vigilancia

Las cámaras térmicas, instaladas en las zonas más sensibles de la comarca de El Bierzo, son capaces de girar 360º de forma continua, haciendo barridos, del exterior hacia el interior, en un radio de 15 kilómetros. Cuando los dispositivos detectan un cambio importante de energía, lo cual se traduce como un cambio de temperatura, trasmiten una señal automática de alarma al Centro Provincial de Mando, ubicado en el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, y mediante su sistema de georreferenciación permite obtener datos precisos de la ubicación del punto de alarma.

Además, tiene un sistema avanzado de algoritmos de reconocimiento que discrimina las falsas alarmas. Finalmente, el sistema maneja cartografía y visualización de los datos meteorológicos en tiempo real.

La cámara de video CCTV registra la imagen con gran calidad en caso de que el sensor térmico detecte un posible foco de fuego. Estos sensores hacen posible una detección mucho más rápida de los cambios de temperatura y por tanto, permite actuar de una manera más precisa y rápida sobre el foco del incendio.

Segunda fase del sistema de vigilancia por cámaras

El sistema que se pone en funcionamiento es la primera fase de un sistema que, completo, contará con 20 cámaras y los repetidores y radioenlaces necesarios. En una segunda fase, en la que ya trabaja la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, se añadirán 11 cámaras más ampliando el territorio vigilado hasta un total de unas 200.000 hectáreas que constituiría casi el 75 % de la superficie forestal de El Bierzo.

Nuevo Centro Provincial de Mando

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha reformado y ampliado recientemente el Centro Provincial de Mando de León, situado en la Delegación territorial.

El CPM cumple un papel indispensable en el funcionamiento de este sistema de vigilancia de incendios. Las imágenes que recogen las cámaras y reciben los monitores del CPM, susceptibles de grabación, ofrecen información sobre el posible incendio, como por ejemplo detectar el foco, situación, tipo de fuego, conocer la altura de las llamas, etc. Información y grabaciones que están también a disposición de la investigación del hecho. Desde esta sede, es posible detectar y confirmar las posibles situaciones de fuego, valorar el suceso según los protocolos ya establecidos en materia de incendios, coordinar los equipos de intervención y actuar en función del tipo de detección, en constante relación con el Centro Autonómico de Mando que coordina el operativo de incendios a nivel autonómico.

Toda la información centralizada en el CPM permite mejorar la coordinación de los medios de intervención tanto terrestres como aéreos, facilitándoles en tiempo real las condiciones meteorológicas, la evolución de los focos de incendio, las imágenes térmicas de los focos avistados a través del humo y gestionando desde la sede la ubicación, también en tiempo real, de todos estos efectivos.

publicidad
publicidad
publicidad