Quantcast
economía

Sindicatos y patronal exigen a la Junta que mantenga la prohibición de las gasolineras sin personal

UGT, CCOO y la patronal de estaciones de servicio argumentan que la proliferación de "chiringuitos", además de no garantizar la seguridad, provocará la pérdida de empleo estable en el sector.

Miriam Chacón / ICAL. Foto de archivo.
ileon.com  | 16/02/2018 - 19:02h.

Los sindicatos CCOO y UGT, así como la Agrupación de vendedores al por menor de carburantes y combustibles de Castilla y León (Avecal), reclamaron este viernes a la Junta que no de marcha atrás y que mantenga la prohibición de las gasolineras no atendidas en la Comunidad, ya que el presumible cambio de normativa provocará la pérdida de empleo estable en el sector y no garantizará la seguridad del consumidor.

El presidente de Avecal, Rafael Pizarro, que se refirió a las llamadas gasolineras 'low cost' como "chiringuitos", aseguró que cada instalación de este tipo que se abre provoca la pérdida de 5,6 empleos, y recalcó que en 2016 el sector perdió en el conjunto de España 2.100 empleos directos.

Pizarro argumentó que además de la destrucción de empleo estable, las gasolineras no atendidas suponen un riesgo para el consumidor, ya que se trata un sector en el que se manejan productos tóxicos e inflamables y cuyos empleados requieren formación específica. Además, también aseguró que se producirá una discriminación a las personas con discapacidad, al no poder acceder a las máquinas expendedoras.

En este sentido, recordó que hace unos días el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) reclamó a la Comisión Europea que prohíba que las estaciones de servicio puedan estar en funcionamiento sin personal de atención, "ya que se trata de un modelo de negocio que excluye a las personas con discapacidad y con movilidad reducida, porque convierte forzosamente a los clientes que desean repostar su vehículo en operarios".

Pizarro también reclamó a los partidos políticos que tengan en cuenta que en este asunto sindicatos, patronal y consumidores van de la mano, a la vez que reclamó que las "reglas de juego sean las mismas para todos".

Por su parte, el responsable energético y de estaciones de servicios de UGT-FICA, José Manuel Montero, indicó que este debate más allá de las propias gasolineras y afecta al modelo social. En este sentido se preguntó quién financiará el Estado del Bienestar si cada vez son más los negocios que proliferan sin empleados.

Además, también denunció que la brecha salarial entre los empleados de las estaciones de servicio tradicionales, que se regulan por el convenio colectivo del sector, y los trabajadores de las gasolineras 'low cost', que tienen la categoría de auxiliar de comercio, es de un 20 por ciento.

Mientras tanto, José Ignacio Blanca, representante de la Federación de Industria de CCOO, también se refirió al caso de las gasolineras de las cooperativas agrarias, y afirmó que "ni estamos contra Urcacyl, ni estamos contra los agricultores. Lo único que pedimos es que se cumplan las normas y que los beneficiarios de estas gasolineras sean sólo los agricultores".

En este sentido denunció que en la mayoría de los casos estas instalaciones venden carburantes a cualquier consumidor y así incluso se publicitan en los medios de comunicación, y que tampoco parece razonable que las gasolineras de las cooperativas se ubiquen en polígonos industriales, "zonas muy alejadas de la actividad de los agricultores".

Además, tanto Pizarro como los representantes de UGT y CCOO criticaron que la Junta no elaborara un informe sobre la no conveniencia de las gasolineras sin personal, tal y como establecía la normativa de la Unión Europea para seguir manteniendo la prohibición.

En Castilla y León, según datos aportados por Avecal, en la Comunidad existen unas 770 estaciones de servicio que generan más de 3.000 empleos directos, de los que el 70 por ciento se encuentran en el medio rural. Además, ya están funcionando 150 gasolineras 'low cost'.

publicidad
publicidad
publicidad