Quantcast
Industria

Diez años del Parque Tecnológico de León: 26 industrias de las 80 prometidas por el PP

El Parque Tecnológico de León sigue siendo el 'hermano pobre' de Boecillo en Valladolid, con 3.000 empleos incluso tras perder muchos por la crisis, y pronto llegará el retrasado de Burgos, cuatro veces más grande.

ileon.com / Elena F. Gordón/ ICAL | 11/02/2018 - 11:39h.

Segunda semana de febrero del año 2008 fue un día grande en León, a nivel político e industrial. El 8 de febrero se inauguraba por todo lo alto el Parque Tecológico de León, el segundo de la Comunidad (detrás, muy detrás, del de Boecillo en Valladolid). El desembarco politico estuvo encabezado por el presidente de la Junta, el mismo que ahora, Juan Vicente Herrera, secundado por los consejeros de Industria, Tomás Villanueva -hoy fallecido tras una doble imputación judicial-, y el de Fomento, el leonés Antonio Silván -hoy alcalde de León-.

El entonces regidor era el socialista Francisco Fernández, Isabel Carrasco la presidenta de la Diputación y también brilló la presencia del presidente de Caja España, Santos Llamas, o el presidente de la Patronal Fele, Ignacio Tejera, entre otros.

Hoy, diez años exactos después, la cifra de 80 empresas implantadas en este espacio industrial supuestamente especializado en contenidos tecnológicos y científicos se ha quedado en 26, y en la mitad de los prometidos los "cerca de 1.000 empleos" actuales que la Junta de Castilla y León contabiliza. Una administración que resalta, eso sí, que el Parque Tecológico de León mantiene cerca de tres cuartas partes de sus 32 hectáreas ocupadas. La misma Junta que sigue destacando su fase de crecimiento, que podría incrementar los cerca de un millar de empleos con los que cuenta en la actualidad.

Febrero de 2008, Juan Vicente Herrera y los consejeros Silván y Villanueva en la inauguración del Parque Tecnológico de León. / Peio García / ICAL
Febrero de 2008, Juan Vicente Herrera y los consejeros Silván y Villanueva en la inauguración del Parque Tecnológico de León. / Peio García / ICAL

 

Totalmente urbanizado, su edificio de usos múltiples tiene una superficie de cerca de 6.000 metros cuadrados que alberga 33 oficinas en régimen de alquiler y la sede provincial del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León. El resto de la superficie industrializada acoge, según se subraya desde la administración autonómica, "un polo tecnológico de primer orden, en relación a la biotecnología y farmacia, así como en empresas de ciberseguridad y nuevas tecnologías, además de contar con la colaboración de entidades e instituciones públicas".

Investigación y desarrollo de procesos químicos y biológicos, fabricación de productos farmacéuticos, servicios de ingeniería, consultoría informática, análisis agroalimentario y medioambiental, tecnología de la información, consultorías, elaboración de productos biosimilares, gestión energética e instalación de redes y control de acceso aportan el grueso de la actividad que se desarrolla en el Parque. Las plantillas, de las que casi el 70 por ciento son titulados universitarios, presentan una edad media de 35 años.

Situado al suroeste de la capital, en terrenos de la pedanía de Armunia cedidos por el Ayuntamiento de León, dispone de fácil acceso tanto a la autopista de Astorga como a las autovías de Benavente y Burgos.

Su puesta en marcha se llevó a cabo tras una inversión pública de 25 millones llevada a cabo por la Junta y otros tantos aportados por la iniciativa privada. Arrancó con una ocupación de algo más del 40 por ciento del espacio disponible y unas optimistas previsiones de empleo y presencia de compañías cuyo incumplimiento la achaca a la "brusca frenada" de la crisis económica.

 

Burgos y Boecillo

Después de casi dos décadas de espera, el Parque Tecnológico burgalés, en proceso de 'gestación', ocupará 128 hectáreas propiedad de los ayuntamientos de la capital y Cardeñajimeno, tras un desembolso de 37,3 millones. Se trata de una superficie cuatro veces superior a la de León. El presupuesto de la Junta para este año dedica una partida de 6,4 millones a las labores de urbanización, que sufren la enésima demora por la situación de la empresa que iba a acometer las obras.

El hermano mayor, de edad y de tamaño, del Parque leonés, el vallisoletano de Boecillo -puesto en marcha en 1992-, acumula un centenar de empresas y dos centros tecnológicos.

Situado en el municipio del mismo nombre, tiene una superficie de 110 hectáreas y es, para el Instituto para la Competitividad Empresarial "el referente del suelo industrial de última generación en Castilla y León". Así reza textualmente en toda la documentación de la Junta de Castilla y León. Incluso tras una drástica reducción en los últimos años, la cifra de empleos de las empresas implantadas en Boecillo ronda los 3.000, es decir, como mínimo triplica a los de León.

publicidad
publicidad
publicidad