Los hombres "plantan cara" a la violencia machista con una concentración para expresar su "rechazo frontal"

En los últimos diez años unas 700 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas en la que es "la violación de los derechos humanos más generalizada".

Peio García / Ical
S. Gallo / Ical | 26/10/2013 - 17:51h.

Alrededor de medio centenar de personas atendieron a la llamada de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género para “plantar cara” a la violencia machista. Lo hicieron con una breve concentración que tuvo lugar frente al centro cívico ‘León Oeste’ de la capital leonesa, donde quisieron mostrar el “rechazo frontal” a esta realidad que ha causado la vida a unas 700 mujeres en España en los últimos diez años.

Los concentrados se congregaron tras una pancarta de rechazo a la violencia machista y alrededor de un lazo blanco, en un sencillo acto conocido como ‘Ruedas de hombres’ bajo el lema ‘El silencio nos hace cómplices’. El propósito era el de externalizar el “rechazo frontal” a la violencia machista por parte de la sociedad, pero de manera “más visible” entre los hombres.

Durante el acto se procedió a la lectura de un manifiesto, en el que se recordó que en los últimos diez años han muerto en España unas 700 mujeres a manos de sus parejas o exparejas, además de que dos millones de mujeres han sido maltratadas alguna vez en su vida, de ellas 600.000 en la actualidad.

Igualmente, 400.000 mujeres son “prostituidas, amenazadas, chantajeadas y explotadas sexualmente”, 2,8 millones han sido expuestas a una situación de maltrato cuando eran menores y 840.000 menores en el último año.

Por otro lado, 4.000 hombres han sido encarcelados por delitos de violencia de género y un total de 40 mujeres han fallecido por esta causa en lo que llevamos de año. Sobre éstas cifras se recordó que representan a “personas” que han sufrido o siguen sufriendo agresiones “continuas” que conllevan “muerte, heridas físicas y mentales de difícil curación, dolor y sufrimiento que arrastrarán durante toda su vida”, y que se dejan sentir en una población “que se llama a sí misma democrática y justa”, y no en un país “fanático o salvaje”.

Por último, se aludió a la violencia contra las mujeres como la “violación de los derechos humanos más generalizada, más invisibilizada y menos castigada de todas”, y que ejercen los hombres ante la “frustración, el fracaso, el miedo y la soledad que les lleva a reaccionar con ira y agresión hacia su compañera y sus hijos”, denunciaron.

publicidad
publicidad
publicidad