Quantcast
León

Estudiar en la única biblioteca abierta en León el fin de semana cuesta un euro

El Ayuntamiento de León ofrece la única instalación disponible en sábado o domingo para estudiantes u opositores, pero al coste de la actividad juvenil de Es.pabila en Espacio Vías. El resto de espacios de estudio permanecen cerrados en una ciudad universitaria.

C.J.D. | 11/03/2018 - 10:10h.

La cosa es tan sencilla como suena: en una ciudad universitaria como León, si algún joven que resida en ella, estudiante u opositor, quiere concentrarse en una biblioteca en la capital leonesa el fin de semana no tiene más remedio que pasar por caja y pagar por ello, a razón de un euro cada día.

No hay más alternativa. Porque en toda la capital leonesa, el único espacio abierto al público para este menester los sábados por la tarde y los domingos durante toda la jornada es la biblioteca municipal ubicada en LeónJoven, el espacio que la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de León mantiene abierto en el complejo cultural y social de Espacio Vías, en la avenida Padre Isla.

Cabe destacar que ninguna otra biblioteca ni espacio de estudio abre de manera regular en tales días. No lo hacen las que dependen de la Universidad de León, como la biblioteca universitaria del Campus de Vegazana, las de cada una de las facultades o la Casa del Estudiante de El Albéitar, que sólo hacen una excepción puntual en época de éxamenes, y punto.

Tampoco abren el fin de semana el resto de bibliotecas municipales repartidas por varios centros públicos de la ciudad o las de otras entidades como la Diputación (la Biblioteca Regional de Santa Nonia, dependiente del Instituto Leonés de Cultura) o la Fundación Sierra Pambley. La Biblioteca Pública que depende de la Junta de Castilla y León, también en Santa Nonia, la más amplia, cierra sus puertas el sábado al mediodía hasta el lunes. Y por supuesto, cualquier biblioteca de un centro educativo, bien sea colegio o instituto, también tiene cerradas sus puertas en fin de semana.

Por eso, la única opción para los estudiantes o para los opositores o cualquiera que necesite, fuera de su residencia habitual, un lugar de estudio y concentración, pasa por la biblioteca de LeónJoven en Espacio Vías. El problema es que para poder acceder y usar estas instalaciones, la Concejalía cobra de un euro al día, la misma cuantía que cualquier actividad básica de las que impulsa en Espacio Vías el programa municipal Es.pabila.

La concejala de Juventud, Marta Mejías, reconoce al menos que en alguna ocasión "se le ha podido informar a alguien mal en este sentido, dando a entender que se cobra", pero niega que nunca nadie haya pagado esta cuantía por acudir a estudiar. Simplemente porque "nadie ha ido nunca sólo a estudiar, la sala la suelen usar los jóvenes que participan en Es.Pabila". Sin embargo, cuando se consulta si eso quiere decir que cuando algún estudiante acuda a Espacio Vías a utilizar las instalaciones sólo para el estudio no se le cobraría la tasa municipal establecida, lo cierto es que sí tendría que pasar por caja.

Y ello con otro impedimiento añadido al económico: que se olviden de usarlo incluso pagando los que superen la treintena, porque la edad oficial para poder acceder está limitada entre los 12 años como mínimo y los 30 como máximo. Este espacio multiusos está adaptado también para realizar trabajos en grupo y dispone de conexión wifi, como por otra parte todas las bibliotecas de la ciudad, lo que no parece ser justificación para obligar al pago.

Hay que reseñar que ese cobro es únicamente para los viernes de diez de la noche a una de la madrugada, los sábados de cinco de la tarde a una de la madrugada, y los domingos de cinco de la tarde a nueve de la noche; es decir, en los horarios en los que está en marcha el programa municipal Es.pabila.

Porque entre semana, de lunes a viernes, y de nueve de la mañana a nueve de la noche de manera ininterrumpida, el uso de este espacio de trabajo y estudio sí es totalmente gratuito. Pero en ese horario ya son muchos más, de hecho todos, los espacios donde poder concentrarse para realizar esas labores, tanto los universitarios como del resto de instituciones mencionadas.

La situación no hace otra cosa que denotar la sorprendente ausencia de espacios exclusivamente de estudio en una ciudad como León

publicidad
publicidad
publicidad