Información de León 26 07 2017
Facebook Twitter Google+ RSS Móvil
 
publicidad
Deportes Deportes
1 votos
Disminuir fuente / Aumentar fuente
DEPORTES DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD FÍSICA

Volar sin alas para llegar al olimpo de la gloria deportiva

Marta Cuervo | 01/05/2017 - 10:16h.

'Récord del Mundo Junior de Triple Salto T-46, Subcampeón de Europa de Salto de Altura. Cazurro a muerte' Así se define Daniel Pérez en sus redes sociales. Hoy conocemos un poco más el día a día, las metas y las aspiraciones de este atleta discapacitado y estudiante de Inef en la Universidad de León.

Imprimir
Enviar por correo
Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota
         

'Récord del Mundo Junior de Triple Salto T-46, Subcampeón de Europa de Salto de Altura. Cazurro a muerte' Así se define Daniel Pérez -@DanielPerez1523- en sus redes sociales, pero este joven atleta de 22 años, atesora un gran currículum deportivo, entre los que destacan dos oros en Salto de Altura y Salto de Longitud en los Juegos Europeos Paralímpicos (Varazdin, Croacia). La otra cuestión, la proclamación satisfecha del amor a sus raíces leonesas, es un hecho que defiende orgulloso, allá donde va.

Desde pequeño Dani fue muy activo, y practicaba cualquier deporte. "He practicado todos los deportes, desde en el pueblo jugando con mi padre en la canasta, hasta todos los que había en el colegio". Pero de entre todos ellos, hubo una disciplina en la que Dani destacaba aún más. "Con 8 años encontré el atletismo. Todo surgió porque me picó una amiga. Al estar compuesto por tantas pruebas fui probando hasta encontrar en la que obtuve mejores resultados: los saltos. Al cabo de unos años, con 13, descubrí el deporte paralímpico desde la tele, al ver los Juegos de Pekín, y empecé a sacar resultados", resume el joven, que actualmente estudia Inef en la Universidad de León.

Dani Pérez Martínez. Atleta discapacitado.
Dani Pérez Martínez. Atleta discapacitado.

Diferencias entre el deporte de competición, adaptado y de ocio

Dani tiene una discapacidad física en el antebrazo y mano derecha, lo que le lleva a competir en deporte adaptado a discapacitados. "Con el deporte de ocio o salud existen muchas diferencias; el de salud es para mejorar tu salud, en el del rendimiento buscas llevar tu cuerpo al límite, hasta donde llegue para sacarle el mayor partido, es el 'antisalud'" bromea. Entre el deporte adaptado y el convencional la principal diferencia es que el primero se divide en categorías según el tipo de discapacidad. "Yo, por ejemplo, con mi discapacidad puedo realizar deporte convencional sin ningún problema, pero un chico ciego no, necesita adaptaciones. Por eso, en atletismo los ciegos corren con guía, tienen dos calles en vez de una, y están obligados a llevar antifaz. Además algunas pruebas están adaptadas, siguiendo este ejemplo; no existe lanzamiento de martillo, o pruebas de carreras de vallas", explica el estudiante leonés.

De esta forma, dentro del deporte paralímpico existen numerosas categorías, que también varían en función del deporte, y que se suelen diferenciar por decenas. "Yo soy T/F-47. En atletismo, la discapacidad física se engloba dentro de la decena de los 40. Los ciegos son la primera decena, la discapacidad intelectual se engloba en la segunda, la parálisis cerebral dentro de la de los 30. Los chicos de mi categoría competimos entre nosotros con los T/F 45, 46, 47, que en este caso son los que presentan una discapacidad en brazos", aclara Dani.

En las marcas, Dani reconoce que también existe diferencia, aunque reconoce que en su categoría es una de las que se ve menos afectada. "A la hora de competir no afecta, pero a la hora de entrenar sí. Hay ciertos ejercicios que no se pueden hacer o que hay que variar. En triple salto, mi especialidad, el récord del mundo absoluto está en 18'29 metros, y en mi categoría son 16 meros. Hay diferencia, aunque también es cierto que hay mucha menos población, y por lo tanto menos probabilidad de que salgan esas marcas. Aun así, 16 metros está fenómeno, en España sólo hay dos o tres atletas que lo salten en deporte convencional", apunta.

Un día en la vida de Dani

Normalmente, Dani dedica las mañanas al estudio, y las tardes al entrenamiento. "Entreno en el Ceard, porque el invierno en León es muy duro. Ahora que está empezando el buen tiempo también vamos al Hispánico", comenta.

El universitario y deportista de élite empezó a entrenar de manera profesional en 2011. "Es muy complicado llegar a ser profesional, aunque yo le dedico muchas horas: En fases de carga de entrenamiento unas 5-6 horas. Ahora, en competición, algo menos y con menos intensidad, unas 4 horas", declara, asegurando que también tiene que cuidar la alimentación y otros aspectos de su vida. "Hay momentos para todo, por ejemplo en las fases de carga, entrenando tantas horas puedo comer lo que quiera, porque además lo que se intenta es ganar músculo. Pero desde febrero, cuido mucho la alimentación. El descanso también es importante, todo suma, y esos pequeños detalles son los que marcan la diferencia".

Dani asegura que nunca se ha sentido discriminado, ni tampoco ha recibido un trato de favoritismo por su discapacidad, aunque sí que recuerda alguna anécdota, sobre todo cuando se empezaron a celebrar en Castilla y León competiciones integradas entre la federación de discapacitados y la de atletismo convencional. "Por suerte siempre me he considerado alguien normal. Pero una vez, cuando estábamos haciendo el talonamiento – ajustes de distancias que se realizan con marcas en el suelo- una juez árbitro me dijo que al ser del control de discapacitados podía poner las que quisiera, cuando solo se pueden poner dos. Yo me negué, las reglas son para todos. Creo que es importante que se respete la igualdad de condiciones, tanto para bien como para mal. También reconozco que si en algún momento tengo que tener alguna adaptación por mis condiciones y no me la dan la reclamo, hay que exigirla por derecho", sentencia el leonés.

Pelear por medallas, la meta para los próximos meses

En estos momentos Dani se encuentra preparando el Mundial, que será a mediados de julio en Londres. "Espero estar al menos peleando las medallas, si todo va como deseamos". Más a largo plazo, Dani también se plantea llegar a los Juegos Paralímpios: "Me he quedado fuera dos veces, esta es la tercera y tiene que salir sí o sí. También espero estar peleando una medalla, ¿por qué no?".

Imprimir
Enviar por correo
Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota
         
 
publicidad
comentarios
0 comentarios Página 1 de 0 < >

Deja tu comentario ...

publicidad
Publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

© ileon.com | Información de León
Gran Vía de San Marcos, 38. Planta 7
24002 - León (España)
Algunos derechos reservados.