publicidad
León y Alfoz León y Alfoz
Privatizando León

El PP inicia 2018 contratando durante 4 años a empresas privadas el arreglo de aceras y del Casco Histórico de León

C.J. Domínguez | 12/01/2018 - 10:19h.
Las empresas adjudicatarias, por importes de 2.400.000 y 900.000 euros respectivamente hasta 2020, son las leonesas Domingo Cueto y Ciasa. En total, 3,3 millones de dinero público para trabajos hasta ahora realizados por las brigadas de obras municipales.
Aceras en un barrio del centro de León.

Las calles de la ciudad de León son, desde hoy, un poco menos públicas y un poco más privadas. O al menos su arreglo, limpieza y mejora. Porque la Junta de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de León ha dado su visto bueno final a la contratación a empresas externas de trabajos hasta ahora realizados, como parece lógico al tratarse de vías públicas, por trabajadores de la plantilla municipal.

Se trata de que ahora serán empresas particulares, eso sí, ambas leonesas, las que durante los próximos tres años se encargarán de tales mejoras. Por un lado, se ha contratado el Plan de Aceras de la Ciudad de León, que 'condena' a esa privatización al menos hasta 2020, y que tendrá un coste para las arcas municipales de 2.400.000 euros, a razón de 600.000 euros cada uno de los cuatro años.

Este jugoso contrato ha recaído en la empresa Comercial Industrial de Áridos SA (Ciasa), que obtuvo la máxima puntuación por delante de la segunda compañía, Domingo Cueto, gracias sobre todo a ofertar una enorme baja del 54% del coste inicial. Una baja que, al contrario que en los contratos habituales, no supondrá un ahorro a las arcas municipales sino que, como explicó el concejal de Obras, José María López Benito, se ejecutará en obras "a mayores".

Con la adjudicación definitiva de hoy, ahora los operarios de esta empresa serán los que arreglarán los cerca de 300 viales peatonales de la ciudad, a razón de unas 50 aceras cada uno de los cuatro años, que estaban cifrados de antemano, y que con la baja a mayores aprobada se deberían reconvertir en unas 450 calles, repartidas en varios barrios leoneses y las pedanías de Armunia, Trobajo del Cerecedo y Oteruelo, según informó en su momento el PP municipal que encabeza el alcalde Antonio Silván.

Por otro lado, Domingo Cueto -la misma empresa que ha ejecutado también las tres polémicas fases de intervención en la Plaza del Grano, que sumarán finalmente 600.000 euros- sí resultó la más valorada en el segundo de los contratos, aquel que el equipo de Gobierno ha denominado 'Rehabilitación y adecuación de la urbanización del Casco Histórico del Municipio de León', que también privatiza el adecentamiento general de todo un enorme recinto amurallado de la capital en el que no se ha invertido apenas nada en los últimos años. Por cierto, que en este contrato Ciasa también quedó en segunda posición, intercambiando curiosamente los papeles del contrato de las aceras.

Con otra importante baja del 40,6% sobre el precio de licitación, que también se convertirá en obras a mayores, el coste total en este caso será de 900.000 euros, 300.000 por cada año hasta 2019. En todo este tiempo, Domingo Cueto sustituirá a las brigadas de obras de funcionarios municipalespara acometrer una batería de necesarias reparaciones en barrios como el Barrio Húmedo, la plaza de la Catedral o el Barrio Romántico o del Cid.

Muy en concreto, habrá tres calles del Casco Histórico que tendrán un arreglo integral porque se quedaron fuera de otros planes de años anteriores. Se trata de Pablo Flórez, San Pelayo y Serradores, que serán reurbanizadas en su totalidad dentro de este contrato, previa autorización de Patrimonio de la Junta, advirtió López Benito.

Otro informe externo que ya costó 20.800 euros

A este coste total de 3,3 millones de los dos contratos, que condiciona este importe finalmente hasta el año 2021 -dado que la primera anualdad, 2017, ya se ha perdido, explicó el edil- hay que sumar los 20.800 euros que ya costó a todos los leoneses la elaboración de un informe externo -tampoco realizado por personal público del Consistorio- para evaluar las principales necesidades y desperfectos que se necesitaban arreglar en el Casco Histórico, informe también impulsado por el equipo de Gobierno de Silván.

Estos dos son sólo alguno de los muchos contratos impulsados este mandado que conforman una oleada de privatizaciones de servicios o espacios públicos protagonizada por el PP, que van desde el alumbrado público a la gestión de los residuos de obras, pasando por el servicio de préstamo de bicicletas, la feria de las fiestas de San Juan y San Pedro o las analíticas de las aguas públicas, entre otras que ya resumimos en esta información hace varios meses.

El PP municipal leonés siempre ha defendido este sistema de desmantelamiento de los servicios públicos, comprometiendo durante numerosos años, incluso más allá del actual mandato, importantes partidas económicas para realizar obras o prestar servicios que desde siempre fueron asumidos por la plantilla municipal. Y lo ha hecho aduciendo razones de "eficiencia", "rapidez" y "sostenibilidad" y asegurando que las que denomina "externalizaciones" contarán en todo momento con la "colaboración con las brigadas de obras" del Ayuntamiento, que gracias a que las empresas se encargarán de estos trabajos, podrán centrarse mejor en "un trabajo de mantenimiento general" de la ciudad.

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
También te puede interesar ...