Campo

La Junta veta al ganado asturiano sin saneamiento que acude a pastar a la montaña de León

Asaja León apoya las medidas que Agricultura y Ganadería acaba de imponer por primera vez, recordando que la provincia sufrió durante décadas la brucelosis y la tuberculosis bovina.

imagen
Miriam Chacón / ICAL
ileon.com  | 12/05/2021 - 10:59h.

La Junta de Castilla y León va a exigir este año por primera vez que el ganado procedente de Asturias que entren en los pastos situados en León y que los ganaderos tienen alquilados hayan sido saneadas previamente y con un margen de 30 días. La entrada de estas reses está prevista para el 1 de junio.

Asaja León ha destacado hoy que comparte los planteamientos de la Dirección General de la Producción Agropecuaria de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural respecto a las exigencias en las pruebas de saneamiento ganadero a las vacas asturianas.

El sindicato agrario eecuerdan que León ha sufrido durante décadas el azote de enfermedades como la brucelosis o la tuberculosis bovina que han ocasionado enormes pérdidas a los ganaderos y un gran gasto en recursos públicos.

También resalta que ha habido al menos dos declaraciones de zona de especial incidencia en la Montaña de Riaño, una en brucelosis y otra en tuberculosis, debido a las dificultades para controlar estas enfermedades en comarcas en las que se comparten pastos, interactúan animales de más de una comunidad autónoma y hay un contacto estrecho con fauna salvaje.

Actualmente la provincia de León, como el resto de la comunidad autónoma, está libre de brucelosis bovina y en tuberculosis bovina la prevalencia es de tan solo el 0,10 por ciento (una explotación de cada 1000 con animales positivos), por lo que comienzan a computar los plazos para una próxima declaración de zona libre de la misma.

Mientras, Coag-Asturias censura la falta de coordinación entre el Gobierno del Principado y la Junta para adoptar y comunicar la medida a tiempo y recuerdan que causará a los ganaderos asturianos tres perjucios, como son que por un lado ya han pagado la renta por los pastos que pensaban usar, que si no pueden traerlas tendrán que comprar forraje y alimentar al ganado en sus explotaciones y por último que encima perderán las ayudas PAC relacionadas con la superficie de León.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad