Educación

La Junta convocó en agosto becas a bachillerato, FP y artísticas que aún no ha resuelto

Nueve meses después todavía publica en mayo rectificaciones de errores de la orden del verano del año pasado.

consejera Educación junta castilla y león Rocío Lucas curso escolar 2019 2020
La consejera de Educación de Castilla y León, Rocío Lucas. / Rubén Cacho / ICAL
C.J.D. | 12/05/2021 - 12:12h.

El ritmo de resolución de las ayudas económicas por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León desespera a las familias de la Comunidad.

A estas alturas del año 2021, casi a mediados de mayo, a cerca de un mes de terminar el curso, aún Educación no ha resuelto las becas para los alumnos que cursan enseñanzas de Bachillerato, de Formación Profesional o las diversas categorías de Enseñanzas Artísticas, es decir, en los conservatorios o en las escuelas superiores de Arte Dramático, Danza y Vidrio.

Anualmente son unas 20.000 familias de media aproximadamente las que piden este tipo de ayudas al estudio, teniendo en cuenta que en estos ciclos formativos ya no existe el programa Releo Plus que promueve la gratuidad de los libros de texto en niveles interiores como Infantil, Primaria o Secundaria.

Sin embargo, esas cerca de 2.000 familias continúan esperando unas becas que se convocados en agosto del año 2020 y que se pudieron presentar hasta mediados de septiembre. Es decir, han transcurrido prácticamente nueve meses y no hay noticias de que la Junta haya decido qué solicitudes admite, con cuantías de ayudas que van de 450 a 200 euros por los estudios y 1.500 euros por residencia si los cursan fuera de su domicilio, y cuáles deniega.

Curiosamente, la orden de estas ayudas, firmada por la consejera de Educación, Rocío Lucas, establece literalmente que "el plazo máximo para resolver la convocatoria y publicar la resolución será de 6 meses desde la entrada de la solicitud en el registro del órgano competente para resolver". Se explica en la orden que "transcurrido dicho plazo sin que haya sido publicada la resolución, se podrán entender desestimadas".

A pesar de tal retraso, la Consejería todavía está publicando rectificaciones a aquella orden de agosto. Sin ir más lejos, este miércoles 12 de mayo el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) todavía tiene que enmendar un error cometido entonces en cuanto a la cuantía de la partida económica para pagar las becas cuando se resuelvan, que ascenderá solo a 799.800 euros este año.

Puede parecer muy escasa cantidad pero tiene un truco que se relaciona con la explicación que fuentes oficiales de la Consejería de Educación de Castilla y león da justificar el enorme retraso en decidir qué familias recibirán y cuáles no estas becas. Y es que la Junta espera primero a que resuelva su convocatoria el Ministerio de Educación, que sí acelera el proceso para pagar íntegramente las ayudas en cuestión de menos de seis meses. Y sólo a continuación la Junta afronta la resolución del resto de casos.

Un 'truco' para librarse de la mayoría de los pagos

Porque la convocatoria autonómica contiene una trampa o letra pequeña que les permite rechazar la inmensa mayoría de las casi 20.000 peticiones anuales: una cláusula de sus bases que la mayoría de familias desconocen afirma que las ayudas del Ministerio y las de la Junta serán "incompatibles para idéntica enseñanza y curso académico".

Es decir, que la Junta tan sólo afronta, y tardísimo, el pago de quienes hayan caído en la cuenta de este truco y hayan pedido la misma ayuda a las dos administraciones. Cosa que la inmensa mayoría de las familias no hacen porque en otra cláusula se encargan de remarcar que ambas ayudas son incompatibles, desanimando de este modo a su presentación.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad