Quantcast

Medio Ambiente

El consejero de Medio Ambiente plantea que el Ejército colabore para proteger al oso o al urogallo

El leonés Juan Caros Suárez-Quiñones destaca el compromiso de las Fuerzas Armadas con la conservación medioambiental y lanza esta iniciativa en un acto en Valladolid.

imagen
ileon.com  | 12/11/2018 - 18:29h.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, resaltó hoy el compromiso de la Fuerzas Armadas con la conservación de la naturaleza y planteó ampliar los numeroso protocolos existentes con la Junta para que los militares también colaboren en la protección de especies de flora y fauna amenazadas, que en el caso de la provincia leonesa incluiría especies como el oso pardo o la muy en riesgo de extinción total del urogallo, por citar algunas.

Antes de participar en la jornada 'Las Fuerzas Armadas y los Espacios Naturales: compartiendo conocimientos y experiencias en pro de la Naturaleza', foro celebrado hoy en el Palacio Real de Valladolid, sede de la Cuarta Subinspección General del Ejército, Suárez-Quiñones, resaltó que la colaboración que durante décadas mantiene la Junta con las Fuerzas Armadas en materia medio ambiental forma parte de un compromiso social del Ejército que va más allá de las labores de defensa que le encomienda la Constitución.

Suárez-Quiñones hoy en Valladolid en la la jornada 'Las Fuerzas Armadas y los Espacios Naturales: compartiendo conocimientos y experiencias en pro de la Naturaleza’. / Dos Santos / ICAL
Suárez-Quiñones hoy en Valladolid en la la jornada 'Las Fuerzas Armadas y los Espacios Naturales: compartiendo conocimientos y experiencias en pro de la Naturaleza’. / Dos Santos / ICAL

Dentro de estos convenios entre la Junta y las Fuerzas Armadas, el consejero se refirió al papel que realiza la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la extinción de incendios forestales, labor en la que también colabora el Grupo 43 del Ejército del Aire con 13 aviones anfibios repartidos por todo el territorio, incluido uno en la base aérea de Matacán (Salamanca).

Suárez-Quiñones también se refirió a las cuadrillas forestales que el propio Ejército tiene para atender a las 18.000 hectáreas que tiene en Castilla y León dedicas a campos de maniobra y bases, y subrayó la importancia del último convenio, firmado en 2016 para la vigilancia con un avión no tripulado de los montes de El Bierzo (León). Además, resaltó el papel de la Guardia Civil y del Seprona, "nuestra policía administrativa medioambiental".

Ampliar la coordinación y estrechar lazos son los objetivos de unas jornadas que tanto Suárez-Quiñones, como el general jefe de la Cuarta Subinspección General del Ejército y comandante militar de Valladolid y Palencia, José Rivas Moriana, coincidieron en señalar que tendrán continuidad en próximos años.

Campos de tiro como el del Teleno en León

Por su parte, José Rivas explicó los distintos protocolos medioambientales que aplica el Ejército en los seis campos de tiro y maniobras que tiene repartidos por la Comunidad, en especial en El Teleno, situado en la comarca de Maragatería en León, y en Renedo-Cabezón (Valladolid), y se refirió a los 13 sistemas de gestión medioambiental que se aplican en la gestión de las bases militares y que contemplan desde la depuración de aguas residuales, a la gestión de residuos, hasta el funcionamiento de una red de puntos limpios.

En la jornada, además del director general de Medio Natural, José Ángel Arranz, y de diferentes técnicos de su departamento, también participaron el jefe del campo de tiro de Renedo-Cabezón, el teniente coronel Juan José del Blanco, responsables de la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León y profesores de las universidades de León y de Extremadura.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario