Quantcast

patrimonio

Se vende monasterio del siglo XIII

Creado bajo la orden del Císter en 1.240, este imponente edificio -de propiedad privada- se puede adquirir por medio millón de euros.

imagen
Isabel Rodríguez | 20/08/2011 - 10:35h.

El Monasterio de Santa María de Otero de las Dueñas está en venta. Por 490.000 euros -más de 80 millones de las antiguas pesetas- uno puede vivir entre las paredes de un inmueble que rezuma historia en la localidad de Otero de las Dueñas, a 30 kilómetros de León.

Sus gruesos muros han sido testigos de pleitos, revoluciones y vidas que durante siglos ocuparon sus extensiones. La primera en pisar las piedras de esta construcción fue una religiosa del monasterio de Carrizo, María Núñez Guzmán, quien lo fundó en 1240.

Su nacimiento, bajo la orden del Císter, estuvo marcado por las peleas con el monasterio de monjas cistercienses de Gradefes, que exigía que el de Otero estuviera bajo su jurisdicción.

Las pugnas se extendieron hasta 1796, cuando el Papa Pío VI abolió cualquier dependencia del monasterio de Otero y este quedó sujeto exclusivamente al obispo.

Así quedaron las cosas hasta 1868, cuando la revolución que bajó del trono a Isabel II volvió a tambalear la paz del convento. Dos meses más tarde del estallido de La Gloriosa, monasterio y propiedades fueron incautadas y las monjas que allí vivían expulsadas violentamente.

Un edificio singular

Todas estas historias se encuentran encerradas en un inmenso edificio de unos 800 metros cuadrados -repartidos en dos plantas- que descansa bajo la montaña de Luna. Sus actuales propietarios -lo son desde hace unos cinco años- comenzaron a restaurar una parte, pero finalmente han decidido venderlo.

Entre los trabajos que llevaron a cabo estaba el de retirar la capa de yeso -que había añadido el anterior dueño- para dejar visible la piedra, que junto con la madera, restos de pinturas al fresco y algunos elementos góticos dotan a este espacio de un ambiente singular.

La propiedad se enmarca en una finca de más de 11.000 metros cuadrados protegidos por un muro de piedra con varios arcos y puertas, además de una fuente centenaria. Justo al lado, tiene otra casa de piedra independiente de 400 metros cuadrados por planta para rehabilitar.

Valor documental

Sus paredes escondieron también, hasta su disolución, un impresionante archivo documental, cuyo documento más antiguo de los que se conocen data del año 854, de varios lustros antes de que se fundara el convento. Sus primeros ocupantes aportaron lo que tenía y no dudaron en emprender acciones para conseguir otros escritos de interés.

El dramático suceso del 68 afectó también al archivo, que terminó disgregándose por diferentes lugares. Algunos se quedaron en casas cercanas al monasterio, otros pasaron al Estado y la mayoría se quedó en manos del Obispado de León.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad