Maltrato animal

Pacma intentó evitar el asentamiento de un circo en Vilecha

El partido animalista Pacma con motivo de sus campañas para impedir el asentamiento de circos, estuvo durante toda la jornada del domingo 21 de agosto intentando la paralización del espectáculo del circo Atlas en Vilecha, en el municipio de Onzonilla.

Prensa PACMA | Onzonilla | 22/08/2011 - 09:26h.

 

Dicho circo, según la organización,  no contaba con el permiso del Ayuntamiento para su instalación, además de incumplir varios preceptos de la ley de protección de derechos de los animales de Castilla y León, poniéndose en conocimiento del Seprona de la Guardia Civil. Dicho circo se pasea por los pueblos con objeto de publicitarse con un camión con dos leones dentro, el cual según Pacma es de fácil acceso para las personas, comprometiéndose la seguridad de los ciudadanos.

Según este partido, es sabido que los animales en esas condiciones poseen enfermedades zoonoticas, transmisibles a los humanos, que se facilitan por lo sencillo que es estar en contacto con los animales.

A pesar de todo, las lagunas legales y la lentitud burocrática de las administraciones, permitieron la celebración de un espectáculo en condiciones irregulares

Estos circos se asientan de madrugada y realizan su espectáculo durante un sólo día lo que dificulta el seguimiento y la paralización.

PACMA recuerda a la ciudadanía, que los circos son espacios de maltrato animal porque incumplen las cinco condiciones que se consideran básicas para los animales: un ambiente apropiado, una dieta adecuada, oportunidades para expresar, comportamientos naturales, protección del miedo y los estados angustiosos y protección del dolor, daños o enfermedades, que no existe posibilidad de reproducir sus hábitats naturales ni en que los animales puedan llevar a cabo sus comportamientos naturales más básicos. Los animales salvajes, ya sean capturados de su estado natural como nacidos en cautividad, mantienen sus instintos y sufren, no sólo física sino también psicológicamente, viviendo en constante movimiento, en remolques de camiones y forzados a realizar comportamientos contrarios a su naturaleza.

Así el partido animalista destaca que la única manera de someter y obligar a un animal salvaje a realizar conductas como sentarse o pasar por fuego es a través de una domar coercitiva y un entrenamiento basado en el maltrato. Y entiende que es el desconocimiento de estas condiciones lo que lleva a los espectadores y a las instituciones a acudir y fomentar espectáculos, que ya están prohibidos en muchas partes del mundo. Por todo ello Pacma informa a los ayuntamientos que impidan el asentamiento de este tipo de circos en sus municipios , por ética para no fomentar la crueldad, por seguridad y a buscar alternativas.

A la ciudadanía, especialmente a padres y a madres por ser los niños su principal fuente de espectadores, los circos ofrecen una visión de la realidad distorsionada y antieducativa. Que los niños/as, deberían ser educados en el respeto hacia los seres vivos y la naturaleza, y estos espectáculos no contribuyen en nada a esta sensibilización

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad