León proclama su orgullo por ser la cuna del Parlamentarismo

Los portavoces de los tres grupos en el Ayuntamiento de León resaltan el gran impulso que conlleva la reciente declaración de la Unesco.

imagen
ileon.com | 25/06/2013 - 13:51h.

José María López Benito, Portavoz del Grupo Municipal Popular,  José Antonio Diez Díaz, Portavoz del Grupo Municipal Socialista y Javier Chamorro Rodríguez, Portavoz del Grupo Municipal de la Unión del Pueblo Leonés, de conformidad con la legislación sobre régimen local vigente, desean someter a la consideración del Pleno del Ayuntamiento de León la siguiente

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL "LEÓN, CUNA DEL PARLAMENTARISMO"

La Corporación Municipal quiere mostrar su satisfacción por el reconocimiento por parte de la UNESCO de nuestra ciudad como cuna del parlamentarismo.

El pasado día 19 de junio, la UNESCO ha otorgado a las Cortes de Alfonso IX el título de "Memoria del Mundo". La noticia, que representa para León un justísimo y  objetivo reconocimiento oficial, conlleva una designación determinante que, con indisimulable complacencia, aceptamos, asumimos y resumimos, en un título que es un tesoro, y que

Viene a unirse al que, de forma oficial, ya le fue concedido por la Junta de Castilla y León en el año 2011 a nuestra ciudad: "León, Cuna del Parlamentarismo".

Las Cortes de León de 1188 fueron convocadas en la primavera de dicho año por el rey leonés Alfonso IX, cuyo reinado se cifra entre 1188 y 1230, hijo de Fernando II y de Urraca de Portugal, y nieto del emperador Alfonso VII.

El atrio de San Isidoro, próximo entonces al Palacio Real, fue el escenario de las primeras cortes democráticas de Europa convocadas por Alfonso IX en el primer año de su reinado, cuando el monarca contaba tan sólo 16 años.  En esta Curia Regia de León, por primera vez en la Historia, junto a las representaciones de la nobleza y el clero que asistían a estas asambleas, se incorporaron los representantes de las ciudades o concejos, es decir, el estado llano o, si se prefiere, los ciudadanos elegidos. Lo confirma el texto de esta Carta Magna Legionense, que comienza de este tenor: "En el nombre de Dios. Yo Don Alfonso, rey de León y Galicia, al celebrar las Cortes en León junto con el arzobispo, los obispos, los magnates de mi reino y los ciudadanos elegidos por cada ciudad, decreto y aseguro, mediante juramento, que conservaré para todos los clérigos y laicos de mi reino las buenas costumbres establecidas por mis predecesores...". Desde 1988, una piedra colocada en el claustro conventual de la Colegiata isidoriana testimonia el acta del parlamentarismo, esto es, de los "Decreta" de 1188.

El reconocimiento de León como cuna del parlamentarismo es algo que nos llena de orgullo a todos los leoneses y una oportunidad que la

Ciudad tiene de que aprovechar para su promoción. Ahora más que nunca hay que aunar esfuerzos para entre todos, la sociedad civil, las instituciones, las empresas, asociaciones y colectivos, ser capaces de poner en valor este importante reconocimiento impulsando las acciones necesarias para dar a conocer al mundo entero este hecho y promocionar nuestra ciudad.

Este reconocimiento constituye un argumento indeclinable para las aspiraciones de futuro de nuestra ciudad. Su importancia y trascendencia compendian las expectativas del pueblo leonés. El esfuerzo y colaboración de todos los implicados en este proyecto, ha cristalizado en una espléndida realidad. Indudablemente, estamos ante un éxito de muy hondas resonancias. Pero este logro demanda una uniformidad de criterios seria y responsable, alejada de egoísmos particularistas. En consecuencia, trabajemos unidos y  juntos, aunemos entusiasmos y esfuerzos, armonicemos iniciativas y voluntades, y aprovechemos, en suma, la oportunidad que se presenta ante nosotros. Por consiguiente, el espíritu de servicio tiene que ser la única brújula que oriente nuestra andadura, en virtud de los objetivos que se establezcan.

El espíritu de esas Cortes de 1188, en las que Alfonso IX quiso contar con todos, es el que debe guiarnos para desde la colaboración institucional, la implicación de todos los sectores sociales y la suma de voluntades, conseguir todos juntos que nuestra ciudad se beneficie de este reconocimiento histórico, aprovechando esta extraordinaria oportunidad para poner en valor y dar a conocer nuestro rico patrimonio cultural y los múltiples encantos de nuestra tierra.

Todos los leoneses nos felicitamos por esta distinción. "León, cuna del parlamentarismo" tiene que ser desde ahora una de nuestras marcas, de nuestras señas de identidad, algo que va a ir indisolublemente asociado a nuestra ciudad. Este es un triunfo de todos los leoneses y ahora lo que tenemos que hacer es trabajar para que este reconocimiento no se quede en algo testimonial y vacío.

El Ayuntamiento de León se pone desde ya mismo a trabajar para poner en valor este importante reconocimiento, para dar a conocer al mundo entero nuestra condición de cuna del parlamentarismo, haciendo un llamamiento a todas las instituciones, a las entidades públicas y privadas, a los colectivos y a todos los ciudadanos para que se sumen y apoyen las iniciativas que se desarrollen.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad