Quantcast

EXPOSICIÓN

El 'Hombre de la Braña', estrella en el Museo de León

Pallarés expone los restos óseos del representante del primer genoma de un cazador-recolector europeo recuperado, en la cueva leonesa de La Braña-Arintero (Valdelugueros), cuyos ojos azules y tez morena data de hace 7.000 años.

imagen
ICAL | 30/01/2014 - 14:46h.

'La Braña 1', el nombre con el que se conoce al individuo del Mesolítico de 7.000 años de antigüedad, cuyos restos fueron localizados en el yacimiento La Braña-Arintero de Valdelugueros (León), ya se encuentra expuesto en el interior del Museo de León, en el céntrio edificio Pallarés.

Se responde así a la enorme expectación provocada por estos restos, que ya fueron expuestos en noviembre de 2010, después de que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) concluyera hace unos días que estos restos pertenecieron a un individuo de ojos azules y piel oscura.

Éstas son las principales aportaciones del estudio dirigido por el investigador Carles Lalueza-Fox en colaboración con el Centre forGeoGenetics de Dinamarca, el reconocido como el representante del primer genoma de un cazador-recolector europeo recuperado, y que se han publicado en la revista Nature.

El Mesolítico, un periodo que duró desde hace 10.000 hasta hace 5.000 años, termina con la llegada de la agricultura y la ganadería procedente del Próximo Oriente. La llegada del Neolótico, con una dieta basada en carbohidratos y nuevos patógenos transmitidos por los animales domesticados, supuso desafíos metabólicos e inmunológicos que se reflejaron en adaptaciones genéticas de las poblaciones posteriores al Mesolítico. Entre otras estaba la capacidad de digerir la lactosa, que el hombre de 'La Braña' no poseía.

Pero según reconoció Lalueza-Fox, la "mayor sorpresa" fue descubrir que este individuo "poseía las versiones africanas en los genes que conforman la pigmentación clara de los europeos actuales, lo que indica que tenía la piel oscura, aunque no se puede saber el tono exacto". También sorprendió comprobar que tenía las variantes genéticas que producen los ojos azules en los europeos actuales, lo que resulta "un fenotipo único en un genoma que, por otra parte, es inequívocamente norte europeo", insiste el investigador del CSIC, que desarrolla su trabajo en el Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona.

El yacimiento de La Braña-Arintero fue descubierto de forma casual en 2006 y excavado por el arqueólogo de la Junta de Castilla y León, Julio Manuel Vidal Encinas. La cueva, localizada en una zona fría y montañosa, con una temperatura estable, y a 1.500 metros sobre el nivel del mar, propició la "excepcional" conservación del ADN de dos individuos descubiertos en su interior, y que fueron denominados 'La Braña 1' y 'La Braña 2'.

Foto portada: Peio García/Ical.

Esqueleto de La Braña 1, tal como fue hallado en 2006 / J.M. Vidal Encina
Esqueleto de La Braña 1, tal como fue hallado en 2006 / J.M. Vidal Encina
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad