Quantcast

EL MAPA LOGÍSTICO

León gana por 153 kilómetros a Valladolid en la conexión de Oporto con puerto logístico

Sin embargo, la Junta continúa ejecutando sin recortes presupuestarios el Plan Regional de Suelo Industrial de Valladolid sobre el área del Canal de Castilla, lo que garantiza que el eje central de transporte de mercancías pase lejos de la provincia leonesa.

imagen
C.J.D. | 25/04/2014 - 10:00h.

León ofrece una mucho menor distancia que Valladolid entre Oporto y la salida a Europa a través de puerto logístico para las mercancías. Tanto como 153 kilómetros menos. La Junta de Castilla y León, sin embargo, ha optado claramente por el tránsito de toda la riqueza por el llamado Eje Atlántico, aquel cuyo epicentro es Valladolid y por añadidura Salamanca, Palencia y Burgos.

Pero los datos objetivos son indiscutibles. El tránsito por carretera desde el puerto de Leixoes en Oporto hasta El Musel en Gijón, a través de la provincia leonesa, alcanza los 563 kilómetros de distancia, mientras que aquel por el que apuesta la administración autonómica desde Leixoes al puerto de Santander por Valladolid suma nada menos que 721 kilómetros.

Las distancias son oficiales y vienen recogidas en la documentación del propio plan logístico de la Consejería de Fomento, la llamada red Cylog, que se pueden ver aquí con detalle. Llama la atención que no se esconda la preferencia por la provincia vallisoletana, cuando su enclave principal ya se denomina Enclave Logístico Regional.

Mejor, incluso sin la autovía León-Bragança

Esa mejoría de distancias sería aún muchísimos más favorable a la opción de León como epicentro logístico del noroeste si además sde ejecutara la autovía León- Bragança, o incluso tan sólo el tramo Bragança-Puebla de Sanabria, que ya acortaría muchísimo el recorrido y los  tiempos.

A pesar de que León ofrece esa mejora de tiempos que en logística es esencial, en la práctica la auténtica apuesta, la presupuestaria, sigue estando muy lejos de la provincia leonesa. Y hace tiempo que se materializó en un documento esencial: el Plan Regional de Ámbito Territorial para el Desarrollo de Suelo Industrial en el Entorno de Valladolid "Área de Actividad Canal de Castilla", que la Junta tiene públicamente disponible en esta dirección y en esta otra dirección.

"Valladolid, capital económica y política"

Lo primero que llama la atención es que la Junta, a través de la sociedad pública Gesturcal, no esconde la apuesta casi exclusiva por Valladolid y su entorno, aunque para ello contradiga el propio Estatuto de Autonomía. Porque defiende que "Valladolid es la capital económica y política de Castilla y León y es el referente industrial de nuestra región en el resto de España".

Una vez defendido esto, y repasadas las excelentes comunicaciones que se han ejecutado a lo largo de los años, como la A-62 (que es también la E-80 del Arco Atlántico entre Lisboa y Helsinki), el aeropuerto de Villanubla y una envidiable y temprana centralidad de AVE, se explican los detalles de la preponderancia industrial de la provincia pucelana, que justifican su prioridad logística: más de 350 hectáreas entre los municipios de Cabezón de Pisuerga, Corcos del Valle y Cigales. O lo que es lo mismo, el eje bautizado como macropolígono Canal de Castilla. Está situado a 13 kilómetros de Valladolid, capital en la que además ya se enmarcan con total apoyo público los polígonos de Argales, San Cristóbal y Boecillo.

Inversiones sin freno

Tal explosión de áreas industriales no se detiene. La crisis que tantas partidas ha cercenado no ha frenado un ápice las inversiones de la Junta en estos emplazamientos. Por poner un ejemplo sintomático, en 2009, de una tacada de 125 millones de euros en adjudicaciones de Gesturcal para polígonos industriales, 84 fueron para el Área de Actividades Canal de Castilla. En 2012 la Junta aún proyectaba 17 millones al macropolígono. El parque de proveedores de Renault también en Valladolid se agenciaba 5 millones más.

Por contra, ni un sólo metro cuadrado industrial de León, ni tan siquiera el Parque Tecnológico, recibía ni un céntimo. De todos modos, hacer el seguimiento presupuestario detallado es una tarea casi imposible porque la consejería de Industria, que dirige Tomás Villanueva, 'esconde' más del 90% de su presupuesto para no detallar a priori su destino territorial, de modo que 9 de cada 10 euros ni se sabe a qué partidas y provincias acaban yendo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad