Quantcast

DECISIÓN FULMINANTE

El Constitucional acepta la dimisión irrevocable del juez berciano Enrique López por conducir ebrio

El magistrado nacido en Cacabelos renuncia a su cargo al ser denunciado por conducir con una elevada tasa de alcoholemia, sin casco en su moto y saltándose un semáforo en rojo.

imagen
ICAL | 02/06/2014 - 13:36h.

El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, ha aceptado la dimisión irrevocable que en la mañana de hoy ha presentado el magistrado berciano Enrique López, tras ser sorprendido por la policía cuando viajaba en su moto sin casco y cuadruplicando la tasa de alcoholemia.

El presidente del Tribunal "agradece" en una nota de prensa "la sensibilidad institucional" que López ha demostrado al tomar esta decisión, así como "los servicios prestados" durante el tiempo en el que ha desempeñado el cargo de magistrado del Alto Tribunal.

La carrera del magistrado del Tribunal Constitucional Enrique López, nacido en Cacabelos, se truncó este domingo a las 7.30, momento en que fue interceptado por la policía tras saltarse un semáforo rojo del centro de Madrid. El juez, de 51 años, viajaba en su moto cuadruplicando la tasa de alcohelemia. A última hora de tarde de ayer, el magistrado ya anunció que iba a presentar su dimisión.

López, nombrado a instancias del PP, se saltó un semáforo en la confluencia de la calle de Vitruvio con el paseo de la Castellana. El atestado policial indicaba que el magistrado mostraba evidencias de encontrarse bajo los efectos del alcohol.

Tenia los ojos vidriosos, la boca pastosa, olía a alcohol y no podía mantener el equilibrio. Durante la prueba de alcoholemia sopló varias veces fuera del medidor "sin motivo aparente", decía el atestado de la Policía Municipal. Hasta siete pruebas hubo que hacer a López.

El primer examen arrojó un resultado de 1,12 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando la tasa máxima para los particulares para manejar vehículos de motor es de 0,25 miligramos por litro. Una segunda prueba de contraste, 18 minutos más tarde, ofreció un resultado inferior, pero también ilegal: 0,98 miligramos de alcohol por litro de aire.

El artículo 372 del Código Penal contempla penas de tres a seis meses de prisión, sustituible por multa o trabajos comunitarios, y retirada del permiso de conducir de uno a cuatro años a aquel que "que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad