EXCLUSIVA: POLEMICA EN EDUCACIÓN

La Junta permite que el comedor de muchos colegios públicos cueste 130 euros más al año que en otros

En algunos centros públicos de León cobran este curso 4,88 euros al día a cada alumno mientras otros cuestan sólo 4,15, es decir, una diferencia de 0,74 euros cada día entre colegios a veces colindantes. Es el injusto efecto de que sean dos empresas distintas, una leonesa y otra catalana, las que se reparten para los próximos tres ejercicios la gestión de los comedores leoneses. Las primeras y airadas quejas no se han hecho esperar. Educación lo confirma pero aún no da explicaciones.

imagen
C.J. Domínguez | 15/09/2014 - 09:45h.

La mayoría de los padres que hayan apuntado al comedor a su hijo en este curso en un colegio público de la provincia de León no se habrá dado cuenta todavía. Pero deben saber que, dependiendo del centro público elegido, podrían estar pagando 0,74 euros más cada día por el menú que en el colegio, también público, más cercano al suyo.

Esto a la postre significa que las familias de buena parte de los colegios de la provincia pagarán 130 euros más al año por que sus hijos coman en el centro que los padres de los chavales del colegio público de al lado, teniendo en cuenta para realixar este cálculo que está previsto que haya 175 días lectivos en este curso.

iLeon.com ha confirmado, comparando las cuantías de diversos centros educativos de la capital, que la Junta de Castilla y León permite esta injusta situación que se está aplicando desde el inicio del curso 2014/2015 hace escasos días y que, de no haber cambios, estará vigente durante tres años consecutivos.

Por poner un ejemplo sencillo, la familia de un niño escolarizado en el Colegio Público Camino del Norte, en Eras de Renueva, desembolsa cada día 4,88 euros, mientras la familia de un alumno del Colegio Público Luis Vives desembolsa 0,74 euros menos, es decir, 4,15 euros, por un menú que apenas difiere. El comedor del Colegio Público Antonio Valbuena sale a 4,88 euros; el del Colegio Público Quevedo a 4,15 euros. Les separan unos pocos centenares de metros.

Lo malo no es sólo la diferencia de precio sino el hecho de que los padres se encuentran esta situación sin haberlo elegido en absoluto: ocurre así de manera aleatoria, que es como se supone que lo ha implantado la Dirección Provincial de Educación.

Dos adjudicatarias, distintos precios

La explicación hay que buscarla en el hecho de que por primera vez son dos empresas diferentes las adjudicatarias de este servicio y no una, como hasta ahora.

Desde que Procole dejó de atender a todos los comedores públicos leoneses, la Junta de Castilla y León volvió a sacar el pasado 9 de julio una nueva licitación por un coste total de 9,5 millones de euros para los próximos tres años. Y resolvió que fueran dos firmas diferentes las que prestaran este curso el servicio: una leonesa (Grupo De Celis) y otra catalana (Serunión). En concreto, es De Celis la que aplica la tarifa más baja. Lo que sigue siendo una incógnita es el criterio por el cuál a unos centros públicos les corresponde el servicio de catering de una u otra empresa, es decir, un precio más barato o un precio mucho más elevado.

No es que se haya encarecido el servicio

Hay que dejar claro que el hecho de que haya tan gran diferencia no significa que el comedor salga más caro en el nuevo curso. Los 4,88 euros que se cobra en los colegios públicos cuyo comedor atiende Serunión suponen el mismo dinero del pasado curso, sólo con la subida del IPC, de modo que en realidad lo que ocurre es que De Celis ha rebajado considerablemente el precio del año pasado. Algo que sí habrán notado a estas alturas los afortunados padres de los niños que hayan tenido la suerte de que les corresponda los centros atendidos por la compañía leonesa.

Ante la evidencia de tal diferencia entre precios, lo que algunos padres 'afortunados' ya temen, según han comentado a este medio, es que Educación de la Junta tenga ahora la tentación de acabar con esta polémica desigualdad incrementando la cantidad de los comedores más económicos hasta equipararla a los más caros.

Este medio ha tratado de ponerse en contacto con responsables de la Dirección Provincial de Educación de la Junta en León que, si bien confirman que esta situación se está produciendo, aún no da explicaciones detalladas sobre los criterios y motivos para aplicar este dasto tan dispar entre centros todos ellos públicos.

Según datos oficiales de la propia Junta de Castilla y León, los comedores escolares leoneses cuentan este año con 5.069 usuarios y el precio que le supone a las arcas públicas oscila entre los 20 euros del más caro y los menos de 4 euros de más baratos. La Consejería de Educación había anunciado que los padres pagarían en cualquier caso 5 euros, siendo la Junta de Castilla y León la que cubriría la diferencia.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad