TRAMA GÜRTEL. CONEXIÓN LEONESA

Juan Cotino, imputado en la trama Gürtel por mediar a favor de la constructora leonesa Teconsa

El juez llama a declarar al expresidente de las Cortes valencianas el próximo 28 de noviembre por su posible participación en la adjudicación a Teconsa, de la familia berciana Martínez Núñez, del contrato audiovisual de la visita del Papa en 2006.

imagen
Rubén Cacho/Ical. Juan Cotino, en una imagen de archivo.
ileon.cmo | 10/11/2014 - 17:02h.

Hace un mes el presidente de las Cortes valencianas, exdirector general de la Policía en el Gobierno Aznar y alto cargo del PP en la Comunidad Valenciana, Juan Cotino, anunciaba su abandono de la política activa por "razones personales" y para dedicarse al cultivo de caquis.

Un mes después le llega la imputación en una pieza separada de la trama Gürtel, la que investiga un contrato adjudicado a la trama corrupta a través de la empresa constructora leonesa Teconsa. Se trata del contrato del despliegue audiovisual que realizó la extinta Radio Televisió Valenciana (RTVV) en la visita del papa Benedicto XVI en 2006 a la capital del Turia con motivo del Encuentro Mundial de las Familias.

Junto a Cotino se cita como imputados a otros exdirectivos de RTVV, como la abogada de RTVV, Encarna Pérez; el exjefe de la sección de Compras, Salvador Benjamin; y otros directivos de la empresa pública relacionados con la adjudicación a Teconsa del suministro de el suministro de pantallas de vídeo, sonido y megafonía para el evento. El importe adjudicado ascendió a 7,4 millones de euros, cuando el coste no superaba los 3 millones. El juez considera que el resto fueron comisiones que se repartieron entre la trama Gürtel, la empresa y políticos y directivos de RTVV. En la investigación también están imputados exdirectivos de Teconsa por el pago de esas presuntas comisiones.

Teconsa resultó adjudicada por RTVV como empresa encargada de este suministro pese a dedicarse a la construcción. Teconsa era encontes propiedad de la familia berciana Martínez Núñez, y cabecera del imperio montado por José Martínez Nuñez, un imperio que llegó a facturar más de 600 millones de euros y hoy liquidado en diversas partes. La familia Martínez Núñez está imputada también en la llamada operación 'Caballo de Troya' por la liquidación fraudulenta de su grupo empresarial usando testaferros y moviendo fondos de sus sociedades de forma fraudulenta.

Según un informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal, incorporado al procedimiento, se señala que Cotino era el "elemento nuclear" en la organización de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia. Por ello era "el responsable último" de las adjudicaciones, lo que ha motivado su imputación y llamada ante el juez para aclarar su participación, que él siempre ha negado.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad