Quantcast

celebración

2015, año Jubilar del santo Grial... de Valencia

El arzobismo Cañizares pretende que este año Valencia inaugure en octubre el jubileo, séptimo del mundo a perpetuidad, concedido por el Vaticano como gracia al santo cáliz de la Catedral, en detrimento del grial de León.

imagen
ileon.com | 01/01/2015 - 19:59h.

El año 2015 podrá ser el año del Santo Grial. Pero no del 'descubierto' en León con considerables pruebas históricas sino del que se venera desde hace décadas en la Catedral de Valencia. Y es que el arzobismo de Valencia, Antonio Cañizares, ha manifestado que prevé declarar en octubre de este año el Año Santo Jubilar que el Vaticano ha concedido a perpetuidad a Valencia por acoger la supuesta copa de la última cena de Jesucristo, una decisión que levantó ampollas en León cuando iLeon.com lo publicó.

Monseñor Cañizares, el verdadero artífice de que el Papa Francisco haya concedido a Valencia el séptimo Jubileo del mundo a perpetuidad, una medida que atraerá a cientos de miles de peregrinos y turistas a la ciudad del Turia, anunció a finales del pasado año su interés personal en que el aó santo comience "el último jueves del mes de octubre" de 2015.

 

La diócesis valenciana considera que la decisión permitirá acoger a un sinfín de peregrinos para obtener la indulgencia, especialmente procedentes de otros países, dado el enorme éxito que tiene una reliquia como el grial en numerosos países, como destacaba el director del Centro Nacional de Sindonología, Jorge Manuel Rodríguez. El mismo que lamentaba la "escasa promoción que ha tenido" la presencia del cáliz en la Catedral Valenciana.

La 'mala noticia' para el grial leonés que numerosos expertos han documentado al menos hasta el siglo IV bajo la copa de Doña Urraca que se conserva en el Museo de San Isidoro de León llegó el pasado mes de septiembre, cuando Cañizares desveló la autorización del Vaticano para que Valencia pueda celebrar un Año Santo Jubilar cada cinco años en conmemoración del Santo Cáliz de la Última Cena.

La decisión tenía la firma de una de las manos derechas del Papa Francisco, el cardenal Mauro Piacenza, penitenciario Mayor de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede. Y así se dio a conocer esta misma semana con gran alegría para la ciudad del Turia por parte de monseñor Carlos Osoro, arzobispo electo de Madrid, en la propia Catedral de Valencia, y posteriormente a través de un comunicado oficial de la Agencia AVAN (Arzobispado de Valencia Agencia de Noticias), recogido en la web de la Archidiócesis de Valencia.

Se trataba de la primera vez que la Santa Sede se decanta en toda su historia y lo hace contra los intereses leoneses.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad