Quantcast
Laboral

La Diputación celebró las oposiciones más rápidas -y secretas- de la historia

La institución convocó sin apenas información pública un puesto de informador turístico un martes, puso fecha al examen el jueves y el viernes se celebró, decidiendo ya ese día quién ocupará las que resultaron ser cinco plazas.

imagen
Los informadores turísticos podrán prestar servicio en instalaciones de la Diputación, como Valporquero, y también las estaciones de esquí de San Isidro y Leitariegos, pese a que están cerrados. / Carlos S. Campillo
C.J. Domínguez | 20/04/2015 - 12:22h.

Han sido posiblemente las oposiciones más rápidas de la historia de la administración pública y han ocurrido en la Diputación de León. Un proceso selectivo que se convocó un martes y se resolvió el viernes de la misma semana, sólo tres días después, al que consiguieron presentarse 79aspirantes, a pesar de que la información pública brilló por su ausencia, entre otras cosas porque ni siquiera se publicitó en el correspondiente boletín de ofertas de empleo del servicio de empleo de la Comunidad (Ecyl), que sí llamó directamente a 120 parados inscritos en León, Ponferrada y Villablino que en principio cumplían los requisitos.

Se trataba en principio de la convocatoria de una plaza -en ningún momento se especificaba una cifra concreta- de informador turístico para el Consorcio Patronato de Turismo de la institución provincial leonesa. La primera noticia de la convocatoria fue el martes 8 de abril, únicamente en la web de la institución, a pesar de que en ella se especificaba que se contrataría gracias a una subvención de la Junta habilitada el 26 de febrero por la Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León, es decir, mes y medio atrás.

San Isidro y Leitariegos... pese a estar cerrados

En ella se detallaba que se trataba de un contrato de 6 meses a jornada completa como personal laboral, por obra o servicio, para labores de "atención e información al público, promoción y asesoramiento para la mejora de la explotación turística" de los recursos que son propiedad de la Diputación, como son las estaciones de esquí de Leitariegos y San Isidro (fuera de temporada y con las instalaciones cerradas), la Cueva de Valporquero, el Museo Etnográfico Provincial de Mansilla de las Mulas y el Monasterio de Carracedo.

La sorpresa llegó cuando, sin publicarse siquiera en el boletín oficial del 8 de abril del Ecyl, y por lo tanto con absoluto desconocimiento de los posibles aspirantes, el jueves 9 se convocaron ya las pruebas selectivas y para más inri la fecha elegida era... el 10 de abril, viernes, a las 10 de la mañana. Fuentes de la Diputación confirman que, dada la premura, los parados y además jóvenes que podrían cumplir las bases -no publicadas tampoco- fueron directamente llamados por el Ecyl. En algunos casos aseguran recordar que no se les habló de examen, sino más bien de una entrevista, a pesar de que la convocatoria del mismo sí especificaba que había que acudir al Torreón de la Diputación, situado frente a la Catedral de León, provistos de un boli. En cualquier caso, "ni había temario ni nadie te informaba de nada", recuerda un aspirante.

Algunos interesados en redes sociales criticaron que cuando trataron de apuntarse el jueves, en la institución les dijeron que no era posible porque la bolsa de empleo estaba cerrada, si bien al final parece que pudieron sumarse a través del propio Ecyl; y es que todo el proceso y en todo momento estuvo a cargo del servicio de Empleo de la Junta.

Los elegidos, sólo en el tablón del Palacio de los Guzmanes

Pese a la premura y la falta de información -el único sitio donde se 'colgó' a información fue en la propia web de la Diputación-, al final se presentaron a la prueba 79 personas aspirantes. La prueba de desconocían tampoco se celebró en el lugar indicado, sino en la sede del Instituto Leonés de Cultura (ILC) más de una hora desués de la hora prevista, y consistió en un examen tipo test que no se había detallado en la convocatoria.

Tras contestar las 20 preguntas, ese mismo viernes a la una de la tarde y en el mismo lugar ya se reunió la Comisión de Valoración, puso las notas, valoró los conocimientos de inglés -que servirían para elevar la calificación y deshacer posibles empates- y decidió el nombre de las cinco personas que entrarán en la bolsa de empleo. Por cierto, ese día fue el primero que se especificaba de que eran cinco los posibles contratatos, y no sólo uno como hasta entonces, todos ellos de seis meses de duración a jornada completa.

A día de hoy, 20 de abril, la web de la Diputación aún no ha publicitado de ninguna manera el resultado de la prueba selectiva, a pesar de que se celebró diez días atrás, seleccionando a priori a los mejor valorados de entre los 25 que aprobaron el examen: Estefanía Camacho San Juan, Ana María Rivero Rodríguez, Carlos Álvarez Fernández, Carolina García Lorenzo y Gema Rodríguez Ordás. Este es el orden que, teniendo en cuenta los criterios de selección, en los que el conocimiento de inglés desharía posibles empates, aparece únicamente en el tablón de anuncios del Palacio de los Guzmanes, sede de la institución. Y en ningún sitio más.

Los seleccionados fueron contratados de manera inmediata, el lunes siguiente, dado que el plazo para poder hacerse expiraba el dia 14 si se quería disponer de la subvención pública de la Junta que se había concedido a la institución provincial para estos puestos de trabajo.

publicidad
publicidad
publicidad