PRIMER ANIVERSARIO DEL ASESINATO DE ISABEL CARRASCO

Gélido recuerdo a Isabel Carrasco en los actos convocados

El acto en la Diputación acogió a dos tercios de la corporación, apenas 25 funcionarios y notorias ausencias municipales, entre ellas el Ayuntamiento de León. La misa posterior sumó a 115 asistentes, con Silván, Martínez Majo, Emilio Gutiérrez o Hermida, entre otros, y escasísimos conocidos.

imagen
Carlos J. Domínguez | 12/05/2015 - 12:35h.

Gélidos fueron hoy el recuerdo institucional y también el religioso a Isabel Carrasco, justo cuando se cumplía un año de su asesinato por venganza personal de la madre de una ex funcionaria de la Diputación, ambas afiliadas al Partido Popular que presidía y bajo suyas siglas era presidenta de esta institución.

Gélido porque, en contraste con el desembarco político de su funeral tras su homicidio el 12 de mayo de 2014, al que asistió entre otros el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al breve y sí emotivo acto oficial del Palacio de los Guzmanes asistieron dos tercios de los diputados provinciales, apenas 25 de funcionarios de la casa, en su inmensa mayoría los más allegados a Carrasco durante sus 7 años de mandato. Del PP faltó únicamente el portavoz del Grupo Popular, Jaime González, pero del PSOE tan sólo acudieron 3 de los 7 diputados (faltaron María Eugenia Gancedo, Joaquín Llamas, Demetrio Alfonso Canedo y Hermelinda Rodríguez). Los no adscritos Matías Llorente y su compañera Cristina López también hicieron notar su ausencia, no así el ex presidente que sucedió a la fallecida, Marcos Martínez, y el leonesista Lázaro García Bayón, que sí estuvieron.

Un minuto de silencio interminable y flores blancas

El actual -y tercer presidente del mandato- Emilio Orejas recordó en su breve alocución "nuestra más enérgica condena por este crimen, al tiempo que pedimos que nunca nadie tenga que vivir un suceso tan doloroso e incomprensible como el que hace un año nos sobrecogió a todos nosotros". El minuto de silencio que duró casi tres en memoria de su "compañera y amiga" dio paso al "sencillo pero sentido homenaje para recordar a nuestra presidenta y condenar este asesinato de manera tajante y firme": un ramo de flores blancas bajo su retrato en la galería del Palacio, seguido de una ovación.

Preguntado sobre destacadas ausencias, como las de todos los miembros de la Corporación de León -de la que Carrasco formaba parte, y teniendo en cuenta que sí estaban varios alcaldes de municipios del alfoz como Santovenia, San Andrés del Rabanedo o Villaquilambre-, Emilio Orejas se limitó a señalar que el acto era libre antes de recordar la figura de la fallecida y su "extraordinaria labor por esta provincia, su trabajo diario, su visión política y su cercanía al mundo rural".

La misa posterior encargada por el PP tampoco fue precisamente numerosa: a la céntrica iglesia de los Agustinos acudieron un total de 125 personas, buena parte de ellos cargos públicos de su formación política y la minoría de ellos vecinos, amigos y conocidos, entre los que no se apreció la presencia de ningún familiar. Destacaron, con mucha discreción, la número 2 provincial, Ana Rosa Sopeña, junto a Antonio Silván, candidato a la Alcaldía de León, el rector de la Universidad de León, José Ángel Hermida, el aún alcalde Emilio Gutiérrez y buena parte de su corporación, con detalles como el de Agustín Rajoy y Ángel Villa, sentados juntos y bien a parte del resto. Como muy aparte, solo y en la última fila, aparecía el candidato del PP a la Diputación, Juan Martínez Majo.

Por cierto, que se impedía a los periodistas gráficos tomar imágenes del interior de la iglesia, supuestamente por expreso deseo del párroco, quien resaltó de Isabel Carrasco "su amor, su entrega, su servicio y su donación" que le llevaron "a este momento de plenitud y gloria de reunirse con dios".

Silván recuerda "lo que tuvo, lo que fue y lo que para todos representa"

Silván fue, a petición de los periodistas, el único que valoró públicamente la figura de la ex presidenta. Resaltó el recuerdo de este aniversario por "lo que tuvo, lo que fue y lo que para todos representa". En este año "dramático", Antonio Silván recordó la "capacidad y trabajo" de Carrasco, que dejó su "legado" de trabajo "por León y por los leoneses", insistiendo en que este año está "en el recuerdo de todos", elogiando de paso el "ejemplo de lo que ha supuesto para la sociedad leonesa de reponer y elevar el vuelo ante situaciones trágicas y dramáticas".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad