Quantcast

Polémica medioambiental

La provincia de León volverá a inaugurar pantanos

El Ministerio a través de la Confederación Hidrográfico del Duero impulsa definitivamente dos nuevas presas en Villanueva y Carrizo con previsión de invertir 44 millones, para reforzar los riegos del Páramo procedentes del pantano de Luna. Un proyecto que sustituye al controvertido pantano de Omaña y al que se opone con firmeza Ecologistas en Acción y Carrizo de la Ribera.

imagen
C.J. Domínguez | 06/10/2015 - 13:23h.

Si no hay cambio de rumbo, en la provincia de León se podrá acuñar en pocos años de nuevo la famosa frase de "queda inaugurado este pantano". Y no uno, sino dos. Se trata de las presas sobre los arroyos de La Rial y Los Morales, en las inmediaciones de Villanueva y Carrizo de Órbigo, que costarán 44 millones de euros para acumular entre ambos pantanos 34 hectómetros cúbicos.

Para hacerse una idea, se trata de dos nuevas infraestructuras que acumularán tanta agua como una novena parte de la capacidad total del pantano de Los Barrios de Luna, al que las nuevas presas servirán de refuerzo para garantizar los riegos de la zona del Páramo, principalmente.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), anunció hoy que ha abierto el periodo de información pública del "anteproyecto de regulación lateral del río Órbigo en la provincia de León y su estudio de impacto ambiental". Explican que este proyecto tiene como principal objetivo el incremento de la garantía de suministro en los regadíos dependientes del río, y que actualmente son deficitarios.

noalospantanos.blogspot.com.es
noalospantanos.blogspot.com.es

 

Los habituales eufemismos ministeriales esconden que se trata de sendos embalses pusos y duros, aunque el proyecto los denomine "construcción de unas balsas en las propias zonas regables, así como de dos nuevas infraestructuras en los arroyos de la Rial y Los Morales".

Oposición ecologista, vecinal, empresarial e institucional

Se trata de los pantanos a los que se opone desde hace años no sólo la organización conservacionista Ecologistas en Acción sino además una plataforma vecinal y empresarial radicada en Carrizo de la Ribera, cuyo Ayuntamiento también se ha pronunciado hasta ahora reiteradamente en contra de sendos proyectos.

Pero de momento, la iniciativa ministerial sigue adelante. Y justifican ambos embalses, explicando que "dada la escasa aportación de estos arroyos, el llenado se completará gracias a un sistema de bombeo que aprovecharán los canales de riego ya existentes, como son el canal de Carrizo, transportando aguas desde el río Omañas mediante una toma de agua lateral situada en la zona de cruce del canal con el cauce del río para la infraestructura de la Rial; y desde el canal de Velilla, para apoyar el llenado de Los Morales con aguas procedentes de los cursos de agua existentes en la presa de Barrios de Luna". O sea, una especie de subembalses del de Luna.

El regadío como justificación

"Con estas actuaciones, el Plan Hidrológico de la cuenca del Duero pretende resolver los déficit de suministro a las demandas de las 52.000 hectáreas de regadíos dependientes del embalse de Barrios de Luna, dotándoles de la garantía necesaria. Con estas regulaciones también se refuerza este sistema de explotación, en cuyos ríos principales el Plan Hidrológico de cuenca ha establecido unos caudales ecológicos más elevados de los que se han venido aplicando", continúan justificando en CHD y el Ministerio.

La alternativa seleccionada también garantiza el equilibrio entre los requerimientos medioambientales, la eficacia en la regulación y la eficiencia económica.

La batalla legar, eso sí, comienza ahora. Durante 30 hábiles a partir de la publicación de este anuncio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el proyecto y su estudio de impacto ambiental podrán ser examinados por las personas que lo deseen para poder formular las alegaciones pertinentes.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad