Quantcast

REPRESENTACIÓN LABORAL

La Confederación Sindical TISCyL se organiza en León

La nueva agrupación advierte de que estará "al lado" del Ejecutivo autonómico para mejorar los servicios públicos a la vez que luchará por reivindicar los derechos de los empleados públicos. La conforman el Sindicato Médico de Castilla y León (Cesmcyl) y la federación de veterinarios de Uscal.

imagen
Carlos S. Campillo / ICAL El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, asiste a la presentación de la Confederación Sindical de Titulados Superiores de Castilla y León (Tiscyl). Junto a él, el secretario general de USCAL, Manuel Martínez
S. Gallo/Ical | 20/01/2016 - 14:30h.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, tendió hoy la mano al diálogo con los integrantes de la nueva confederación sindical de Titulados Superiores de Castilla y León (Tiscyl) y se comprometió a "estar cerca" de sus trabajadores y a atender sus propuestas o reclamaciones, no solo desde un punto de vista laboral o retributivo, sino también en aquello relacionado con el ámbito profesional.

Así lo declaró durante la intervención en la que se inauguró en León la convención sindical de Tiscyl, que agrupa al Sindicato Médico de Castilla y León (Cesmcyl) y la federación de Uscal. En esta nueva confederación se integrarán los grupos A de la Administración autonómica, que hasta ahora constituyen un "agujero negro" al no haberse tenido en cuenta, durante muchos años de negociaciones, sus méritos ni sus capacidades, además de que es el sector que "más ha sufrido" en un aspecto tanto económico como laboral, lamentó el secretario general de Uscal, Manuel Martínez. A partir de ahora, los representantes de Tiscyl advirtieron de que estarán "al lado" del Ejecutivo autonómico para mejorar los servicios públicos, si bien llegarán "hasta el punto que sea necesario" para defender y reivindicar los derechos de los empleados públicos.

Sáez Aguado se felicitó por esta unión que servirá para favorecer la negociación la existir una mayor unidad sindical que se ha constituido en un "momento de tránsito" en el que el ciclo económico parece que está cambiando y se espera que se produzca un tiempo de "mayor posibilidad de acción de los gobiernos". El consejero recordó que en época de crisis se pidieron esfuerzos que, sin embargo, no han visto reducidas las prestaciones o los derechos de los ciudadanos en los servicios sanitarios. "Por eso no comparto demasiado las ideas de los grandes recortes en Sanidad, aunque sí han afectado a los profesionales sanitarios en retribuciones, pero que han tenido muy poco impacto en la calidad de la prestación del servicio", agradeció.

El consejero insistió en el compromiso de la Junta de que la Sanidad continúe siendo pública, y también garantizó que se está trabajando para "revertir" algunas de las medidas que tuvieron que adoptarse por la situación económica. De hecho, declaró que este mismo mes los salarios públicos se incrementarán en un uno por ciento, recordó que se ha recuperado parte de la paga extra de 2012 y el resto se obtendrá en los próximos meses, además de que se han recuperado días de libre disposición y otros similares y se hará una oferta pública de empleo "lo más amplia que se pueda".

El presidente de Cesmcyl, José Luis Díaz Villarig, recordó que esta confederación es la primera en España que agrupará a todos los titulados de la Comunidad "para defender los intereses de los profesionales y de la propia sociedad" y que permitirá ejercer la profesión "con dignidad". El objetivo de esta unión pasa por la búsqueda de sinergias con otras organizaciones en los intereses generales para hacerse "más fuertes ante la Junta", aunque cada una de las organizaciones que integran este nuevo colectivo mantendrá su independencia.

Villarig elogió la "buena voluntad" expresada por el consejero de Sanidad, aunque recordó que los profesionales públicos han perdido un importante poder adquisitivo, que cifraron en más del 30 por ciento, por lo que se preguntó si la Junta tendrá dinero suficiente para "devolver lo perdido". Además puntualizó que las condiciones laborales "se han visto mermadas", algo que ha ocasionado una "desmotivación" que hay que trabajar por recuperar porque la desmotivación "también provoca problemas en la propia asistencia", dijo.

Por su parte, el presidente de Uscal, Juan Carlos Alonso, elogió la estabilidad laboral como "uno de los principales logros" conseguidos por la organización, y avanzó que otras pretensiones a partir de ahora pasan por la cobertura de plazas o ayudar a la administración a tener "la mejor función pública posible".

El pasado lunes ya se constituyeron las mesas electorales de las 57 unidades de la Junta de Personal Funcionario y Estatutario y de los comités de empresa que representan al personal laboral, y que en conjunto elegirán a 1.246 representantes sindicales que configurarán la mesa del empleado público. Las elecciones están previstas para el próximo 3 de marzo, excepto en Salamanca, donde se retrasarán al 26 de mayo como consecuencia de la existencia de una serie de problemas judiciales.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad