EMPRESAS MINERAS

Los dueños de la Hullera Vasco-Leonesa piden al juez que liquide la empresa

En un hecho relevante el Consejo de Administración de la sociedad pide al juez su liquidación sin esperar a conocer que si hay acuerdo concursal. Fue constituida en 1893 por empresarios vascos.

imagen
ileon.com | 11/02/2016 - 18:07h.

La Hullera Vasco-Leonesa debe 53,6 millones de euros según el informe de la administración concursal del pasado 2 de febrero. Una cifra que el Consejo de Administración de la sociedad minera considera inasumible para seguir adelante con su actividad minera por lo que ha instado al juez a que liquide la sociedad.

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa comunica que su Consejo, "ha adoptado por unanimidad el acuerdo de transmitir mandato para que se proceda a presentar ante el Juzgado de Primera Instancia nº 8 y de lo Mercantil de León solicitud de apertura de la fase de liquidación de la compañía Sociedad Anónima Hullera Vasco-Leonesa, habilitando a su Presidente para que adopte las medidas necesarias para su ejecución, entre ellas, la emisión de las oportunas certificaciones hasta completar los trámites de la extinción de la Sociedad".

La empresa asegura que la presentación del concurso de acreedores en mayo pasado estaba motivado "fundamentalmente" por los efectos del plan de cierre de la minería del carbón "impuesto por la Unión Europea", con una "restrictiva e ineficiente" aplicación por parte de las autoridades españolas, lo que produjo una "drástica" reducción de las ayudas y de la demanda de carbón hasta alcanzar "cuotas insostenibles" en el ejercicio 2014.

La Hullera asegura que "ha venido haciendo todos los esfuerzos posibles" para "conseguir la reanudación de suministros de carbón con sus principales clientes eléctricos, de forma especial con la compañía Gas Natural Fenosa y convencer a los acreedores estratégicos (instituciones públicas, entidades financieras y operador minero) que el acuerdo convencional, sustentado en un Plan de Viabilidad realista a la luz de las reservas de carbón existentes en la compañía".

Muy a pesar de los esfuerzos desplegados, lo cierto es que el silencio de las administraciones públicas ante las distintas propuestas de apoyo que les han sido formuladas, así como la negativa de su principal cliente a la compra de carbón, a lo que se añade el rechazo de la entidades financieras a sufragar la financiación que requiere la reactivación productiva, dadas todas las incertidumbres del sector, obliga a la Sociedad, y así lo asume el Consejo de Administración, a adoptar medidas que minoren los efectos que el mantenimiento que esta situación produce para los trabajadores y acreedores del concurso.

La empresa asegura que "quiere dejar constancia de su profunda frustración por no haber podido superar las rígidas barreras administrativas y financieras que le han sido infranqueables durante estas largas negociaciones".

La empresa fue fundada en Bilbao en octubre de 1893 con un capital de 1.375.000 pesetas. En 1942 fue comprada por la familia Del Valle, actuales propietarios. Su capital social actual es de 24,7 millones de euros y cotizaba en la Bolsa de Madrid, suspendida desde la presentación del concurso en mayo pasado.

Los trabajadores alertaron hoy mismo de su liquidación

Los trabajadores de la Hullera Vasco-Leonesa auguraron hoy que el proceso de liquidación de la compañía minera podría acelerarse en los próximos días si, como parece hasta ahora, no hay acuerdo con los acreedores. El presidente en funciones del comité de empresa, Julio César Gómez, recordó que se ha dado de plazo hasta la próxima semana para que la Dirección pueda presentar una propuesta de convenio, pero en el caso de no producirse un acercamiento con ningún acreedor, se haría efectivo el inicio del proceso de liquidación.

Por ahora, según confirmó Gómez, la administración concursal "está acelerando bastante los pasos" y obligando a la Dirección de la Hullera a presentar una propuesta de convenio. "En los próximos días sabremos si hay acuerdo con los acreedores", en cuyo caso los plazos "podrían alargarse un poco". De lo contrario, el 15 de abril, fecha en la que se ha convocado reunión de la junta de acreedores, supondría "el plazo final" y la empresa entraría en proceso de liquidación. Sin embargo, el presidente del comité de empresa aclaró que "en vez de una liquidación voluntaria pedida por la empresa, sería una liquidación forzosa".

Los trabajadores mantienen que su intención pasa por la continuidad de todos los puestos de trabajo, por lo que si la empresa en su plan de viabilidad contempla que no cuenta con ellos "no nos vale". Y es que la empresa ha manifestado en su documento de viabilidad que tan solo cuenta con opción de trabajo en cielo abierto y cerraría la unidad de producción y no cuenta con los trabajadores. "Cualquier cosa que sea diferente a eso, porque nos tenemos que agarrar porque queremos salvaguardar los puestos de trabajo", finalizó Gómez.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad