Quantcast

TELECOMUNICACIONES

Telefónica no tendrá que abrir la banda ancha a la competencia en León

La CNMC ha decidido mantener obligaciones diferenciadas para las redes de cobre y fibra óptica de Telefónica tras recibir los comentarios de la Comisión Europea, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Ministerio de Economía y Competitividad.

Ical | 25/02/2016 - 20:21h.

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha aprobado la regulación definitiva del mercado de banda ancha, que eleva de 34 a 66 el número definitivo de ciudades, entre ellas Burgos, León, Palencia, Salamanca y Valladolid, en las que Telefónica no estará obligada a abrir su red de fibra a la competencia, al menos durante los próximos tres años.

La CNMC ha decidido mantener obligaciones diferenciadas para las redes de cobre y fibra óptica de Telefónica tras recibir los comentarios de la Comisión Europea, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Ministerio de Economía y Competitividad. También se establecen distintas obligaciones en función de la presión competitiva que existe en cada zona geográfica (criterio de segmentación geográfica).

La CNMC seguirá vigilando la evolución de los mercados de banda ancha, "con el fin de identificar si las presiones competitivas se sostienen en el tiempo y en qué medida restringen la capacidad competitiva de los operadores", señala en un comunicado. En principio, y de conformidad con la normativa europea y española, se prevé que la próxima revisión del mercado se lleve a cabo en tres años.

Los 66 municipios equivale al 35 por ciento de la población. En estos municipios existen un mínimo de tres operadores desplegando simultáneamente redes de nueva generación. El alcance de esta zona se mantendrá fijo hasta la siguiente revisión del mercado.

Dado que en estos 66 municipios existe competencia suficiente en redes de nueva generación, no habrá obligaciones regulatorias sobre la red de fibra óptica de Telefónica.

Se mantiene en todo caso el acceso regulado a la red de cobre y a las infraestructuras de uso civil de Telefónica (que son un elemento clave para que los operadores alternativos puedan desplegar sus propias redes de nueva generación), con unos precios orientados a costes. En el resto del territorio, Telefónica deberá tener disponible en el plazo de 18 meses una oferta mayorista de acceso virtual a su red de fibra óptica (NEBA local).

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad