Quantcast

TASA DE EMANCIPACIÓN

El 81% de los jóvenes de Castilla y León menores de 30 años sigue viviendo en casa de sus padres

La tasa de emancipación de las mujeres de entre 16 y 29 años, 22,5 %, es muy superior a la de los hombres, 15,5%.

imagen
Dos jóvenes. / MEETIC EP
Ical | 29/02/2016 - 18:22h.

La tasa de emancipación de los jóvenes de entre 16 y 29 años de la Comunidad se situó en el primer semestre de 2015 en el 18,9 por ciento, con lo que la cifra de personas emancipadas dentro de este colectivo, 59.574, descendió un 6,8 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior, según señala el informe del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud. Estos datos suponen que el 81,1 por ciento de los jóvenes castellanos y leoneses sigue viviendo en casa con sus padres, frente a una media en España del 79,2 por ciento (20,8 de tasa de emancipación).

El estudio recogido por la Agencia Ical precisa que en los meses de análisis sólo había en la Comunidad, 11.619 jóvenes entre 16 y 24 años emancipados, con un aumento del 0,4 por ciento respecto al año anterior, y una tasa de emancipación sobre el total del colectivo, del 6,1 por ciento. Asimismo, se contabilizaron 47.955 emancipados de entre 25 y 29 años, un 8,4 por ciento menos que un año antes, y una tasa del 38,5 por ciento. La tasa de emancipación ya se eleva al 70,1 por ciento para el colectivo de entre 30 y 34 años.

Por sexos la tasa de emancipación de las mujeres de entre 16 y 29 años, 22,5 por ciento, es muy superior a la de los hombres, 15,5 por ciento. El número de féminas jóvenes emancipadas (34.680), se redujo un 9,8 por ciento; y el de hombre (24.894), un 2,2 por ciento menos en el último año. "Cada vez son menos las personas que emprenden la emancipación residencial en la Comunidad, pese a la cada vez mayor permeabilidad del mercado inmobiliario", remarca el Consejo de la Juventud de España.

El número de hogares jóvenes se situó en la Comunidad en el periodo de estudio en 35.203, un 0,7 por ciento más que un año antes, con una media de 2,1 personas por cada uno. Sin embargo, los hogares unipersonales, 10.512, crecieron un 22,1 por ciento.

Mercado laboral

En cuanto a su situación en el mercado laboral, la tasa de paro del colectivo menores de 30 años se situaba en los meses de análisis en el 33,4 por ciento (54.562 personas); y la de inactividad, en el 48,2 por ciento (151.855). El análisis recalca que Castilla y León cuenta con la quinta tasa de actividad más reducida de España ya que el 51,8 de la población de este tramo de edad participa en el mercado laboral. Además, la participación en el mercado laboral entre el colectivo joven de la Comunidad se caracteriza por unas tasas de paro y empleo inferiores a la media de España.

Por lo que respecta a los asalariados, la tasa de temporalidad alcanza para el colectivo el 51,1 por ciento y el 94,4 por ciento de las nuevas contrataciones a personas entre 16 y 29 años fue de carácter temporal. El 53 por ciento de los contratos eventuales es de menos de un año de duración.

Además, el 56,8 por ciento de las personas jóvenes de menos de 30 años tiene estudios secundarios postobligatorios o superiores y el porcentaje que sigue formándose es mayor al del conjunto de las comunidades, algo que es "especialmente más notorios" esta diferencia entre las personas jóvenes con mayor nivel formativo.

Por lo que se refiere a los parados, el 66,4, por ciento de los jóvenes menores de 30 años en situación de desempleo tiene experiencia laboral por lo que el 33,6 por ciento se enfrenta a la búsqueda de su primer empleo en la Comunidad. El desempleo de larga duración atañe al 49,4 por ciento de la población parada entre 16 y 29 años, lo que supone un 23,4 por ciento más que un año atrás.

Por último, en relación a los inactivos, el texto del Consejo de la Juventud explica que el 85,8 por ciento de los jóvenes menores de 30 años está estudiando. El informe precisa que la estrategia de posponer la incorporación al mercado de trabajo y continuar la etapa formativa es cada vez más secundada por la población joven de la Comunidad.

Capacidad adquisitiva

El documento destaca que los precios del mercado de la vivienda en compra o al­quiler de la Comunidad se han reducido con respecto a un año atrás y, en la actualidad, el mercado inmobiliario de Castilla y León es "uno de los menos excluyentes de España". A pesar de ello, con el sala­rio de una persona joven no sería viable económicamen­te emprender la emancipación residencial en solitario. Aun así, los hogares jóvenes compuestos por menores de 30 años podrían acceder a la compra o alquiler de vi­vienda en Castilla y León con ciertas garantías de solven­cia, es decir, sin dedicar más del 30 por ciento de sus ingresos a la renta de alquiler o al pago mensual de la hipoteca. Por provincias, tan sólo en Salamanca el coste de acceso a la vivienda en propiedad para un hogar joven resulta supe­rior al esfuerzo económico recomendado.

En la actualidad, la capacidad ad­quisitiva de las personas jóvenes asalariadas es inferior a la media de comunidades y el 65,5 por ciento de la población de 16 a 29 años carece de salario.

En 2014, el coste efectivo que estaban realizando los hogares compuestos por personas jóvenes de menos de 30 años era del 25 por ciento de sus ingresos en el caso de residir en una vivienda en propiedad y del 29,8 por ciento en el caso de alquiler. Con respecto a los datos de 2013, el coste efectivo por el alquiler imputado se ha reducido un 21,1 por ciento mientras que el coste efectivo que realizan los hogares jóvenes por el alquiler de vivienda se ha in­crementado un 12,8 por ciento. En 2014, el 11,9 por ciento de los hogares constituidos por me­nores de 30 años se presentaban sobreendeudamiento por la compra o alquiler de vivienda, un 27,2 por ciento más que en 2013. Pese a ello, el porcentaje de hogares jóvenes sobreendeudados de la Comunidad es inferior al de la media de España

Movimientos migratorios

El informe también refleja un dato preocupante para Castilla y León en relación al saldo migratorio del colectivo con otras autonomías, que arrojó un resultado negativo en el primer semestre de 2015 de 3.376, 1.152 menos dentro del grupo entre 16 y 24 años y 2.224 para el de entre 25 y 29, aunque también recalca que perdió 1.624 dentro de las personas con entre 30 y 34 años.

Castilla y León es la segunda comunidad que más activos jóvenes de 30 a 34 años ha perdido a consecuencia de los flujos migratorios entre regiones y la región con el tercer saldo migratorio interautonómico negativo más abultado en el tramo de edad de 16 a 29 años. Han sido más las personas jóvenes que han emigrado a otros territorios que las que han decidido establecerse en Castilla y León provenientes de otras regiones de Es­paña.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad