Quantcast

INCENDIOS EN LA PROVINCIA

El fuego en Embutidos Rodríguez reaviva la polémica de la ausencia de parques de bomberos comarcales

En el incendio que ha devorado la zona operativa de la fábrica de Embutidos Rodríguez en Soto de la Vega han intervenido efectivos de los bomberos de León y Ponferrada y los voluntarios de La Bañeza. Hasta dotaciones de los servicios forestales de la Junta acudieron en auxilio. La provincia sigue siendo la única de la Comunidad sin parques comarcales.

imagen
A. Vega | 22/05/2016 - 12:11h.

Un nuevo y devastador fuego en la provincia, en este caso en la sede industrial de Embutidos Rodríguez, vuelve a poner sobre la mesa la casi eterna polémica de los parques de bomberos comarcales en la provincia de León. Aunque la Diputación ya ha puesto sobre la mesa una propuesta para empezar a solventar este problema (para que empiece a ser realidad en este 2016 de forma inicial) la tozuda realidad es que León sigue siendo la única de todo Castilla y León sin parques comarcales que aborden esta problemática.

Cabe recordar que León la provincia más extensa de la Comunidad y orográficamente la más compleja, con poblaciones a una hora y media de distancia de los parques de la capital y Ponferrada, los únicos existentes hasta el momento. En el incendio desatado este sábad en Soto de la Vega intervinieron los bomberos voluntarios de La Bañeza junto a los profesionales de León y una unidad desplazada desde Ponferrada ante la virulencia del incendio. De hecho, a última hora de la tarde la Junta tiró de sus servicios de extinción de incendios forestales para desplazar seis camiones para ayudar en las labores de control y extinción del incendio. Un detalle de cómo es la situación actual para intervenir en estas emergencias.

La Diputación aseguró que en marzo daría a conocer el Plan de Bomberos de la provincia. De momento no se sabe nada.

La Diputación anunció que daría a conocer los detalles de su plan de bomberos para la provincia en los meses de febrero y marzo en una reunión con los alcaldes de, precisamente, las comarcas de La Bañeza y Astorga. De momento lo único que se conocen son avances e ideas sobre el plan inicial de parques comarcales basado en voluntarios y que generó una amplia polémica.

En la provincia la situación es tan caótica que ni San Andrés del Rabanedo, al que la Ley de Protección Ciudadana obliga a tener un parque de bomberos propio al superar los 20.000 habitantes, cumple con su obligación legal de tener bomberos mediante un subterfugio legal de un acuerdo con el consistorio capitalino.

Soria, el ejemplo de 10 parques de bomberos para 94.000 habitantes

En contraste con la situación de la provincia leonesa está lo que ocurre en la de Soria, la más pequeña de Castilla y León. En total tiene 10 parques de bomberos, uno en la capital y otros cinco comarcales. Además, cuenta con otros cuatro parques secundarios llamados "de acción inmediata". En total, suman 150 bomberos entre profesionales, voluntarios y técnicos. O sea, 10 parques para 94.000 habitantes.

La vecina provincia de Palencia, tan parecida en paisajes y accidentes geográficos a León, aunque con 330.000 habitantes menos, dispone nada menos que de 11 parques de bomberos; y Salamanca, con 150.000 personas menos en la provincia, cuenta con 14 parques.

El Plan Provincial de Protección Civil de León, fechado en 2001, y que nunca se ha desarrollado ni activado por ningún incendio establecía un primer parque comarcal en la zona de Astorga-La Bañeza, por ser consideradas las comarcas más necesitadas de este servicio de emergencia. El siniestro de Embutidos Rodríguez vuelve a traerlo a colación. El hasta cuándo seguirá esta situación está en manos de los políticos.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad