Quantcast

CASO GÜRTEL: PIEZA SEPARADA DE LA VISITA DEL PAPA A VALENCIA

Al banquillo de la Gürtel dos leoneses de la empresa Teconsa por la 'tajada' por la visita del Papa a Valencia

La Audiencia Nacional abre juicio a 23 personas por la contratación irregular del montaje audiovisual con motivo de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. La empresa de origen leonés Teconsa está en el epicentro, ya que a José Luis Martínez Parra se le imputan siete delitos y a José Ramón Blanco Balín otros tres. El juez les pide ya 25 millones de euros de fianza entre ambos.

imagen
Visita de Benedicto XVI a Valencia - 2012 (Foto: L'Osservatore Romano)
ileon.com  | 24/05/2016 - 10:04h.

El Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional ya ha dado el paso definitivo para acusar de manera definitiva a dos leoneses vinculados a la constructora leonesa Teconsa, José Luis Martínez Parra y al abogado nacido en Bembibre Ramón Blanco Balín, de numerosos delitos de corrupción por la contratación del montaje audiovisual por la visita que realizó el papa Benedicto XVI a Valencia en el año 2008 con motivo del V Encuentro Mundial de las Familias.

Se trata de una pieza separada en la denominada trama 'Gürtel', en la que figura en el epicentro la sociedad constructora de origen leonés Teconsa, adjudicataria por un total de 7.493.600 euros del servicio por parte de la Radio Televisión Valenciana (RTVV). La empresa leonesa no tenía ninguna experiencia en estas lides y según el auto la adjudicación fue pactada con anterioridad a cambio de suculentas comisiones. El juez considera que este contrato "produjo una auténtica sustracción de fondos de RTVV, de al menos 3.300.000 euros".

El auto de apertura de juicio oral es categórico contra 23 personas físicas y 13 jurídicas como responsables civiles imputadas en la pieza del caso Gürtel por el juez José de la Mata. Entre los acusados figura el expresidente de las Cortes de Valencia, Juan Cotino; el ex director de la televisión pública de Valencia, Pedro García Gimeno; los integrantes de la mesa de contratación, así como los responsables del denominado 'grupo Correa': Francisco Correa, Pablo Crespo, Alvaro Pérez y el berciano José Ramón Blanco Balín.

Para José Luis Martínez Parra, hijo del conocido empresario José Luis Martínez Núñez, el juez pide que se siente en el banquillo de los acusados por los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a las administraciones públicas, delito contra la Hacienda pública, falsedad de documento mercantil y blanqueo de capitales. El juez considera probado que autorizó una parte de los ingresos recibidos por la contratación de la RTVV ocultando su origen y "realizando pagos a empresas vinculadas a Francisco Correa por una supuesta prestación de servicios". Esto supone una petición inicial de prisión que se eleva a 26 años de cárcel y una fianza que se eleva a 14,8 millones de euros si pretende continuar en libertad.

En el caso del abogado de orígen berciano Ramón Blanco Balín, considerado el cerebro financiero de la trama Gürtel y exconsejero delegado de Repsol gracias a un nombramiento del Gobierno de Aznar, y asesor de Teconsa, se le imputan los presuntos delitos de falsedad en documento mercantil y contra la hacienda pública. Según el juez, Blanco Balín cobró de comisiones 249.000 euros por participar en la operativa fraudulenta. La fianza que se le pide para poder continuar en libertad asciende a 10,3 millones de euros, que sumados a los de Martínez Parra superan los 25 millones en total, los cuales deben abonar en cinco días antes de comenzar a ser embargados sus bienes.

Por su parte, al directivo del Grupo Martínez Núñez, Rafael Martínez Molinero, se le imputa un delito contra la Hacienda Pública.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad