FINANCIACIÓN EDUCACIÓN CONCERTADA

La Junta promete dar más dinero público a los colegios privados concertados de León

El consejero de Educación, Fernando Rey, se ha comprometido en la Asamblea Anual de las Escuelas Católicas de Castilla y León (ECCyL) a un incremento de la financiación de la partida destinada al módulo de "otros gastos" en los centros concertados. Esta partida es la excusa de algunos centros para los cobros a sus alumnos.

imagen
Leticia Pérez / ICAL El consejero de Educación, Fernando Rey, asiste a la asamblea estatutaria de titulares de FERE-CECA Escuelas Católicas de Castilla y León. Junto a él, el secretario autonómico de las Escuelas Catócias de Castilla y León, Antonio Guerra.
Ical/ileon.com | 05/06/2016 - 19:50h.

El consejero de Educación, Fernando Rey, aprovechó su asistencia a la Asamblea Anual de las Escuelas Católicas de Castilla y León (ECCyL) para comprometer, a lo largo de la legislatura, la subida de la partida destinada al módulo de "otros gastos" en la educación concertada de la Comunidad, clave para garantizar el funcionamiento de las instalaciones de los centros y que ha caído desde el año 2011. "Somos conscientes de las limitaciones presupuestarias que ha habido en los años de la crisis económica pero en cuanto sea posible, y lo permita la evolución presupuestaria, habrá una actualización de estos gastos", apuntó. Tampoco se olvidó de la equiparación de los sueldos entre los profesores de la educación pública y la concertada, que cobran directamente de la administración autonómica.

Esos "otros gastos" y su insuficiencia para el mantenimiento de estos centros es una de las razones que esgrimen algunos colegios concertados para justificar los cobros ilegales de fondos a las familias, en un amplio margen tal y como desveló una investigación de ileon.com. De hecho Escuelas Católicas usó ese argumento para contestar a la investigación de ileon.com alegando que sin esas aportaciones 'voluntarias' los colegios no pueden subsistir por la escasa financiación pública. La agrupación mayoritaria de centros concertados en León aseguró que se cobraba porque "el concierto no cubre ni mucho menos todos los gastos ni la actividad" de los colegios, sólo en torno al 60-65%, y de ahí que "los donativos se implanten cuando el desfase entre los ingresos públicos y el coste real es enorme". Ahora la Junta se compromete a subir su cuota y quedará en manos de los centros si mantienen o no los cobros a las familias.

Buenos resultados docentes en Castilla y León gracias a la concertada

El consejero de Educación reconoció y agradeció el trabajo y esfuerzo de los equipos directivos, profesores, personal de apoyo, padres y alumnos del sistema de educación concertada. "Gracias por el enorme servicio al interés común", rubricó, en declaraciones recogidas por la Agencia Ical. A su juicio, la idea del concierto remite al precio pero consideró que lo más importante es el "valor" de la educación de los más de 100.000 estudiantes que acogen los 186 centros educativos concertados de Castilla y León. "Yo también soy responsable de estos escolares y por eso pido la colaboración de la escuela concertada", precisó.

Un valor que, a su juicio, sirve para justificar los buenos resultados del sistema educativo en la Comunidad. Recordó que Castilla y León forma parte de la España del norte, con una escuela sólida, frente a la España del sur y del Levante con problemas importantes. Y eso, precisó, está relacionado con la proporción "significativa" del peso de la escuela concertada en la Comunidad que supone el 30 por ciento frente al 70 por ciento de la pública. "La concertada no crece alegremente y de manera frívola en la región porque se mantiene en el 30 por ciento desde 1999 con las transferencias de Educación a la Junta", sentenció.

También quiso desterrar la idea "falsa y obsoleta" de que la escuela concertada es de élite al precisar que esos centros cuentan con un porcentaje importante de alumnos con necesidades educativas. "Apenas hay diferencias de calidad entre la enseñanza concertada y pública porque el sistema educativo en la Comunidad es de gran calidad y tiene una gran equidad", sentenció.

Fue entonces cuando expuso que de los 30 centros más demandados en Castilla y León solo cinco corresponden a la enseñanza concertada (de los que tres están entre los diez primeros). Citó que cuatro de los colegios e institutos con más solicitudes de matrículas son públicos.

El consejero aseguró, según recogió Ical, que la escuela concertada contribuye a la "sostenibilidad" del sistema educativo en la Comunidad. No solo porque permite cumplir un derecho constitucional como la libertad de los padres para la elección de centro, sin olvidar la libertad ideológica y de empresa.

Huyó de la "mirada hemipléjica" porque defendió la escuela concertada al ser un complemento de la educación pública, que enriquece al sistema. "Me ofenden los mensajes negativos sobre la escuela concertada", sentenció. También se acordó de los profesores que, pese a no haber superado una oposición como los docentes de la educación pública, cuenta con la misma formación inicial y permanente, pese a que tienen condiciones económicas diferentes y abogó por una equiparación de los sueldos.

Evitar despidos

Fernando Rey destacó el "gran esfuerzo" de la concertada para hacer frente a la crisis que evitó el despido de profesores gracias al traslado de docentes a otros centros. "Es un ejemplo de política de generosidad inteligente y solidaridad", apuntó. Recordó que, en ese sentido, fue un plan único en España.

El consejero de Educación aseguró que la política del concierto pasa por "privilegiar" a los centros que atiendan a la diversidad de los alumnos y apostar por la Formación Profesional. "La concertada no puede duplicar indebidamente la oferta de la educación pública", añadió. No en vano, reconoció que la crisis obliga a una "reagrupación estratégica porque no podemos actuar como si no pasara nada". Citó, por ejemplo, la situación demográfica con la bajada de alumnos.

El secretario autonómico de ECCyL, Antonio Guerra, coincidió con las palabras del consejero y reconoció que nunca ha hablado mal de la educación pública. "Un sistema democrático no puede permitir la pérdida de libertad para que los padres puedan elegir el centro que deseen", apuntó. A su juicio, la sociedad no puede perder las libertades de que sean un gobierno o una administración que decida la educación de sus hijos.

La Asamblea Anual de Escuelas Católicas, que se celebró este pasado viernes en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes (Valladolid), aprobó el nombramiento del nuevo secretario autonómico de ECCyL, que sustituirá a Antonio Guerra tras ocho años al frente de la gestión de la patronal autonómica de centros concertados vinculados a la Iglesia Católica.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad