en tordesillas

Las Cortes blindan por ley, con la abstención de C's, la prohibición de matar el Toro de la Vega

De Santiago-Juárez afirma que es el "único camino" para mantener el festejo, Luis Briones critica que no se haya escuchado a los vecinos y Luis Fuentes rechaza la imposición

imagen
Víctor Otero / ICAL Celebración del Torneo del Toro de la Vega en la localidad de Tordesillas
Ical | 08/06/2016 - 19:16h.

El pleno de las Cortes de Castilla y León convalidó hoy el decreto ley de la Junta por el que se prohíbe la muerte de reses de lidia en presencia de público en los espectáculos taurinos, lo que supone en la práctica la negativa a que se alancee al Toro de la Vega de Tordesillas y el festejo se adapte a la sensibilidad social para mantener su celebración. La norma, que blinda la prohibición de matar al toro en el torneo en el campo tordesillano, contó con los votos a favor de todos los grupos, excepto de Ciudadanos que se abstuvo.

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, defendió el decreto ley ante el plenario en un debate seguido en la tribuna de invitados por algunos concejales de Tordesillas como el portavoz municipal, Miguel Ángel Olivera, y público a favor del festejo, que hizo visible su contrariedad y fue advertido por la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente.

"Había dos opciones: terminar con la tradición del festejo o adaptarse a la nueva sensibilidad del siglo XXI para mantener el torneo", argumentó De Santiago-Juárez, que subrayó que desde hacía años se asistía cada septiembre en Tordesillas con "preocupación y desagrado a todo lo que rodeaba al festejo por su repercusión negativa a nivel provincial, de la Comunidad y de España".

De Santiago-Juárez aseguró que, desde el mes de septiembre en que se inició un proceso de reflexión como pidió el presidente de la Junta, se ha contado con la participación de todas las partes afectadas y se ha considerado que la adaptación del torneo era el "único y el mejor camino" para mantener la tradición y preservar el festejo. "Sé que algunos piensan que con este decreto ley se da la puntilla al Toro de la Vega, pero pienso que están equivocados", defendió.

Después de exponer las diferencias entre "el misterio y arte" de la fiesta de los toros y el torneo tordesillano, el consejero preguntó que administración era la competente para tomar las decisiones y concluyó en que el Ayuntamiento podía modificar la ordenanza del Toro de la Vega, el Gobierno presentar una ley básica para regular estos espectáculos y la Junta revisar el decreto de espectáculos taurinos y tradicionales, "que es lo que se ha hecho".

Sin bandos ni trincheras

Luis Briones (PSOE), Josefa Rodríguez Tobal (Podemos), José Sarrión (IU) y Ramiro Ruiz Medrano (PP) dieron en nombre de sus respectivos grupos el respaldo al decreto ley, mientras que Luis Fuentes (Ciudadanos) anunció la abstención para no "caer en la trampa de la imposición y la prohibición", algo que no gusta a la formación naranja.

El portavoz de Ciudadanos aseguró que no es un asunto "tan urgente" dentro de la agenda política , rechazó que se haya utilizado el decreto ley en lo que calificó de "bandos y trincheras", que su grupo reprueba, y abogó por el debate maduro entre todas las partes en la toma de la decisión. "Se ha hecho desde la ingeniería social de un despacho en un juego entre bandos y trincheras, entre buenos y malos", censuró.

Justificó la abstención desde el rechazo a la imposición y la prohibición y defendió una regulación común desde el acuerdo de las partes, para afirmar que no están "cómodos" con la prohibición y preguntar si se abría tomado esta decisión de no haber habido elecciones y de no gobernar en Tordesillas el PSOE. Ruiz Medrano le devolvió después la pregunta e incidió en qué hubiera hecho C´s de no haber comicios el 26J.

Desviar la atención

El socialista Luis Briones calificó de "unilateral" el decreto ley de la Junta y enmarcó la decisión en el "momento de escándalos que asedian" al Ejecutivo por los supuestos casos de corrupción de exaltos cargos y cargos públicos en la concesión de parques eólicos, polígono de Portillo y compra del edificio de Arroyo de la encomienda como sede de la ADE. "Alguien muy hábilmente ha querido desviar la atención con este asunto de otros que generan una alarma social", aseveró.

Aunque criticó la forma, por no contar con los vecinos de Tordesillas a través de una consulta, y el momento en que se adopta la decisión, Briones anunció el voto a favor y se mostró convencido de que los afectados cumplirán la ley, pero recalcó que se tenía que haber escuchado antes de tonmar una decisión "unilateral y premeditada".

Según Briones, los vecinos tanto los que están a favor como en contra del festejo se han sentido "insultados y considerados como menores de edad" con la "imposición" a través de una ley, sin darles la opción de opinar, idea en la que señaló que trabajaba el Ayuntamiento de Tordesillas aunque añadió que con la oposición del grupo municipal del PP.

Josefa García Tobal dió la bienvenida a la norma pero desconfió en que se pueda quedar en un "golpe de efecto" y José Sarrión también advirtió de que IU estará atenta para que se produzcan los avances y se cumpla la ley, además consideró que se debe hacer pedagogía y explicar los cambios que provocan los nuevos tiempos en las costumbres.

"Se da una respuesta a la voluntad social y a la sensibilidad creciente sin perder la esencia de los valores", aseveró el popular Ramiro Ruiz Medrano, que inició su intervención con la pregunta sobre qué es más definitorio en la identidad de un pueblo si la tradición y los valores, para considerar que las tradiciones se pueden renovar sin perder la esencia de los valores. "La identidad de un pueblo es la tradición y los valores", indicó.

Ruiz Medrano concluyó que la Junta "no podía estar impasible" ante la polémica de este festejo y defendió que la respuesta que se da, vía decreto ley, reúne todos los requisitos. En cuanto a la urgencia, recordó que el torneo es en septiembre y se requiere un tiempo para la adaptación.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad