Quantcast

minería

La Junta presume de proyectos mineros que dejan fuera a León

Los proyectos mineros que verán la luz próximamente serán la mina de magnesita que se sitúa en la localidad soriana de Borobia, la explotación de uranio en Retortillo (Salamanca),y el proyecto salmantino de wolframio en Barruecopardo

imagen
Juan Lázaro / ICAL El director general de Energía y Minas de la Junta, Ricardo González, participa en una mesa redonda en la jornada 'Desarrollo Sostenible de la actividad minero-metalúrgica' de la Cátedra Confedem.
Ical | 21/06/2016 - 18:04h.

El director general de Energía y Minas de la Junta, Ricardo González, espera poder presentar la estrategia de recursos minerales de la Comunidad durante el último trimestre de este año y destacó que tres importantes proyectos mineros se pondrán en marcha en Castilla y León en los próximos meses, con inversiones de 600 millones y la creación de 400 empleos.

Ricardo González, que participó hoy, martes, en Madrid las Jornadas Cátedra Confedem sobre desarrollo sostenible de la actividad minerometalúrgica, precisó que dentro de la estrategia que están elaborando, pretenden celebrar un congreso de minería, aumentar la participación en foros europeos o impulsar la modificación del reglamento de urbanismo de Castilla y León para levantar la prohibición genérica en suelo agropecuario.

Por lo que se refiere a los proyectos mineros que verán la luz próximamente, se refirió a la mina de magnesita que se sitúa en la localidad soriana de Borobia; la explotación de uranio en Retortillo (Salamanca); y el proyecto salmantino de wolframio en Barruecopardo.

El responsable de la Junta aclaró que la mina de magnesita Borobia podría comenzar a funcionar "este mismo mes de junio o julio a más tardar". Se trata de una explotación cuya concesión tuvo lugar en junio de 2013 y que según los datos que maneja la Administración regional, cuenta con unas reservas explotables de seis millones de toneladas de mineral de alta calidad y otros seis millones de menor calidad. Por ello, se espera que el ritmo de explotación sea de 180.000 toneladas al año, de manera que el proyecto tiene una vida estimada de más de 31 años.

Ricardo González destacó que la inversión será de 7,4 millones de euros y que se dará ocupación a 21 trabajadores, aunque debido a desarrollos industriales en la zona, calculan que la inversión total en la zona ascenderá a los 35 millones y a la creación de 84 puestos de trabajo directos en la provincia de Soria.

En segundo lugar, explicó las características de un proyecto "controvertido" como es el de la explotación de uranio en Retortillo (Salamanca). Según comentó, para su puesta en marcha, tan sólo falta dentro de la autorización excepcional de uso de suelo rústico de la Comunidad Autónoma y la aprobación estatal para que se establezca como planta de beneficios.

En relación a este proyecto, comentó que se trata de un yacimiento a cielo abierto en forma de óxidos primarios principalmente con "una vida de explotación mínima de diez años, aunque hay proyectos que permiten asegurar que se mantendría durante más años". En total, se estima que la inversión total ascenderá a los 366 millones de euros y que se crearán 196 empleos directos. No obstante, lamentó que el proyecto atraviese ciertas "dificultades" por el rechazo social que suele llevar implícito el manejo del uranio, aunque se comprometió a que esta iniciativa recibirá todo el apoyo de la Junta de Castilla y León.

Por último, resaltó el proyecto salmantino de wolframio en Barruecopardo, del que confesó que "ha estado sujeto a una conflictividad administrativa grande", después de que caducase la concesión y quedase desierto el concurso posterior. Finalmente se resolvió la situación con una nueva concesión el pasado 16 de enero de 2014 y ahora se espera una producción media de 1.850 toneladas anuales y su actividad durante un mínimo de nueve años y será más en función del precio que adquiera en el mercado el mineral. En esta iniciativa se invertirán 200 millones de euros en total y se crearán 110 empleos. No en vano, destacó que en este yacimiento queda mineral para producir entre el diez y el 12 por ciento anual de wolframio mundial no procedente de China.

El director general de Energía y Minas de la Junta afirmó durante su intervención haber dudado al inicio de esta última legislatura si debía continuar en el cargo por el "cansancio" frente a los gestores del Ministerio de Industria Energía y Turismo y por el "desastre" que vive la minería del carbón.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad