Quantcast

POLÉMICA EN LA GESTIÓN DE BASURAS DE LEÓN

Aprueban la ampliación del vertedero provincial sin haberse leído el convenio que lo financia

Una amplia mayoría del consorcio Gersul aprueba la ampliación del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR), ubicado en San Román de la Vega, con financiación de la Junta. La falta de documentación provoca una abstención récord e inédita de los ayuntamientos y mancomunidades.

imagen
A. Vega | 07/07/2016 - 12:40h.

El pleno del consorcio que gestiona las basuras en la provincia de León, Gersul, ha aprobado este jueves el convenio con la Junta de Castilla y León -a través de la empresa pública Somacyl- para acometer la ampliación del Centro de Tratamiento de Residuos ubicado en San Román de la Vega. El visto bueno ha contado con una amplía mayoría pero también con la mayor abstención que se recuerda en los órganos de este ente supramunicipal que preside la Diputación de León. Y la razón fundamental, que los miembros del Pleno no han podido ver el convenio que se aprobaba hasta justo antes de iniciarse el pleno, lo que ha impedido su análisis.

La ausencia de la documentación, que el presidente del Consorcio el diputado provincial Ángel Calvo achacó a la negociación del convenio hasta el último minuto de este jueves, provocó la abstención del Consejo Comarcal del Bierzo y las mancomunidades de Cabrera Baja, Cepeda, Órbigo, Alto Órbigo, Bierzo Central, Burbia, San Emiliano-Sena de Luna, así como los ayuntamiento de San Andrés y el representante de los municipios no mancomunados de la zona de León. La falta de documentación a los miembros del pleno ya fue polémica en el de aprobación de los presupuestos de Gersul el pasado mes de junio, cuando se aprobaron las cuentas a ciegas. En la asamblea de este jueves no se registró ningún voto en contra.

No obstante, la amplia mayoría de mancomunidades controladas por el PP han hecho que salga adelante el convenio, que tiene dos importes: uno de 6,17 millones de euros para hacer un nuevo vaso en el vertedero con una duración de 15 años y otro de 5,64 millones de euros para sellarlo al final de su vida útil. Toda la financiación previa corre a cargo de la Junta, que a cambio se queda la gestión del vaso, con una aportación del 30% de los fondos a fondo perdido y el resto se pagará por parte de Gersul en un plazo de 15 años. Para ello se crea una nueva tasa por las basuras que entren al vaso, supuestamente tras el reciclaje previo, y que el presidente de Gersul, Ángel Calvo, confió en que no repecutirá en el bolsillo de los ciudadanos mediante el recibo anual que se gira por la gestión de las basuras.

Asamblea de Gersul en la Diputación de León.

 

Protestas en el pleno

La aprobación del convenio de ampliación del vertedero contó en la asamblea con la protesta de miembros de la Plataforma por una Gestión de Residuos Transparente y Sostenible, que inicialmente cuestionaron sin obtener respuesta sobre las alegaciones de la ampliación del CTR y posteriormente echaron en cara a los miembros de Gersul la aprobación del acuerdo sin haberse leído el acuerdo, tal y como algunos alcaldes reconocían a la salida haber hecho.

Miembros de la plataforma realizaron una concentración posterior a las puertas de la sede de la Diputación de León donde tenía lugar la reunión, siendo identificados por la Policía.

Con el punto aprobado este jueves se inicia así el camino definitivo de la ampliación del vertedero provincial, cuya vida útil iba a durar hasta el 2024 pero que por el exceso de basuras y la pésima gestión de reciclaje se ha acortado drásticamente. Con este visto bueno ya se tiene la financiación para un proyecto que debería tener las licencias ambientales listas próximamente.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad