Quantcast

SUCESOS

La familia del belga cuyo cuerpo sin vida apareció en el CTR, a la espera de poder repatriar el cadáver

Jeroen Schelstraete se encontraba haciendo el Camino de Santiago y perdió el contacto con su madre y su novia el miércoles de la semana pasada según informan medios belgas.

imagen
Jeroen Schelstraete y su novia Wendy Leung en una fotografía publicada por el periódico Het Nieuwsblad.
Astorgaredaccion.com | 14/09/2016 - 18:41h.

Según ha publicado el periódico belga Het Nieuwsblad, el hombre encontrado muerto en el CTR de San Román es el belga Jeroen Schelstraete que se encontraba realizando el Camino de Santiago desde el pasado mes de julio. Mientras continúa abierta la investigación, la familia espera trasladar el cuerpo sin vida a Bélgica.

Como ya apuntaba en Astorga Redacción el pasado sábado el peregrino belga podría haber muerto tras ser atropellado por un coche, ya que las heridas que presentaba su cuerpo "eran compatibles" con un accidente de estas características. Según el periódico belga, Jeroen Schelstraete fue depositado en el contenedor con restos de poda en el alfoz de León por el conductor del vehículo, confundiéndolo con un vagabundo y "por miedo a ser descubierto".

El Diario de León en su edición de este miércoles publica que la madre del fallecido, Rita Lootens, se encuentra en León a la espera de que finalice la investigación y pueda repatriar los restos mortales a Bélgica. Jeroen Schelstraete de 41 años había sido maestro de muelle en el puerto de Gante.

El último contacto del peregrino con su familia se produjo el pasado miércoles. Las últimas noticias habían sido preocupantes ya que les comunicó que había sido robado y se había quedado sin dinero, sin el documento de identificación ni el medicamento para sus dolores de espalda. La Policía lo había detenido porque "supuestamente estaba molestando a la gente, pero él sólo quería pedir ayuda", lamenta su madre. Según recoge el periódico belga, fue a las nueve de la noche cuando el belga quedó en libertad.

Desde el pasado miércoles la familia no pudo volver a contactar con el peregrino que había comenzado el Camino en Saint Jean Pied de Port (Francia) con su novia Wendy Leung, quien regresó a Bélgica al finalizar sus vacaciones.

Los amigos del Jeroen están ayudando a la familia con una campaña de crowdfunding para poder "darle una despedida con él se merecía".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad