Quantcast

EL DEPORTE AMATEUR EN PELIGRO

La Junta pone coto legal a las pachangas deportivas entre amigos

Una nueva regulación de la Junta obliga a los deportistas de todas las competiciones deportivas, oficiales o no, a contratar un seguro médico y de responsabilidad a terceros lo que pone en peligro la existencia de multitud de ligas y torneos en León y en el resto de la Comunidad.

imagen
Alba Mañanes | 19/09/2016 - 19:39h.

Las pachangas deportivas entre amigos están en el punto de mira de la Junta de Castilla y León. Y es que el Gobierno autonómico ha decidido poner coto al deporte amateur al poner en marcha en pleno verano una nueva normativa que afecta a todas las competiciones deportivas que se desarrollan en el territorio de la Comunidad, pese a no tratarse de actividades lucrativas ni oficiales -puedes leerlo aquí-. Así, la ya conocida como 'ley pachanga' regulará todas las actividades en las que exista "comparación del rendimiento entre deportistas que se lleva a cabo sobre la base de reglamentos obligatorios y reglas calificadoras, de modalidades deportivas oficialmente reconocidas y que tiene como resultado una clasificación de los participantes o algún tipo de reconocimiento para los mejores". Por tanto, toda competición en la que exista una mera clasificación o entregue un premio al mejor equipo o deportista tendrá que cumplir con esta nueva legislación.

La Junta aprobó la modificación normativa en pleno verano

La normativa busca, según la administración, "determinar las condiciones de asistencia sanitaria y de protección a favor de los participantes en competiciones deportivas, sean éstas oficiales o no oficiales" para lo que exigirá a los deportistas que participen en cualquier competición un seguro que cubra el riesgo de accidente deportivo en cualquier competición que incluya indemnización para supuestos de pérdidas anatómicas, funcionales o de fallecimiento, asistencia sanitaria y responsabilidad civil frente a terceros derivada del ejercicio o con ocasión de la práctica deportiva.

Hasta este momento, las competiciones deportivas no oficiales estaban exentas de este seguro, pero todo ha cambiado desde el pasado mes de julio cuando ha entrado en vigor una modificación del Decreto 51/2005 sobre la actividad deportiva que exige unos mínimos de cobertura ante el riesgo de accidente deportivo con independencia de que la competición sea o no oficial.

Muchas competiciones en peligro

Un decreto que puede poner en peligro la existencia de muchas competiciones en la provincia de León y en el resto de la Comunidad en las que juegan más de 30.000 personas sin más intención que practicar su deporte favorito. También amenaza a las carreras o torneos que se desarrollan en los pueblos de la provincia con escaso presupuesto.

La Liga de la Amistad, la liga CHF (anteriormente conocida como Liga Antibióticos) o la Asolefusa, en el terreno futbolístico, son solo algunos de los perjudicados por esta nueva legislación, que afecta  a competiciones deportivas de todas las modalidades, desde el baloncesto al pádel. De hecho, muchas de estas competiciones han tenido que suspender de forma momentánea sus partidos ante esta nueva legislación.

Algunas competiciones como la Liga CHF o Asolefusa han suspendido sus primeros partidos ante la incertidumbre jurídica

Para Ricardo López, asesor de la recién extinta Liga de la Amistad, este decreto es un "sinsentido" y podría considerarse hasta "una burla". En el caso de la competición en la que él participa, que cuenta con casi 1.000 jugadores y 32 equipos divididos en dos divisiones repartidos por toda la provincia leonesa, la modificación legislativa ha supuesto que la Liga de la Amistad "haya muerto como lo que era" ya que sus organizadores han visto obligados a refundarla con otros estatutos para poder seguir jugando al fútbol y ha pasado a llamarse 'Asociación de tertulias futbolísticas Liga de la Amistad'.

Todo ello por la obligatoriedad de los jugadores a contratar un seguro de salud y también de responsabilidad a terceros lo que estima supondría a cada equipo unos 4.000 euros anuales y les llevaría a multiplicar hasta por seis su presupuesto. Unos costes muy elevados, a los que hay que sumar otros que ya se abonan en este momento como árbitros o alquiler de pabellones, que llevaría a muchos de estos modestos clubes a desaparecer porque no podrían hacer frente a ellos.

A esto hay que sumar, además, la "imposibilidad" de muchos deportistas de asegurarse o de contratar pólizas que realmente cubran todas las necesidades. Por esta razón, Ricardo considera que esta regulación se parece más a "un negocio a costa de los jugadores que a una preocupación real por preservar la salud de los deportistas". "Como no se puede jugar en las condiciones actuales por la prohibición en las competiciones no oficiales aboca a los jugadores a pasarse a las federaciones y pagar un club privado", añade.

Todo esto ha llevado a la Liga de la Amistad a convertirse en asociación y eliminar de su reglamento que su fin sea la competición a ningún nivel y dejar claro el carácter lúdico y de relación personal entre sus antes competidores y ahora asociados. Ahora no podrán ni publicar sus clasificaciones ni siquiera publicitar los partidos que se van a disputar. "Es un paso atrás, volver 15 años atrás cuando la liga tiene 22".

Así, desde la antigua Liga de la Amistad consideran el decreto como "una burla" para aquellos que participan en una competición que no es oficial, ni tiene objetivos lucrativos, y cuyo único objetivo es pasar un rato las tardes de los domingos y, al mismo tiempo, hacer un poco de deporte.

Además, también han tenido que eliminar de su denominación el término León ya que "queda prohibido en la denominación de las competiciones y actividades deportivas no oficiales no podrán utilizarse adjetivaciones que hagan referencia global a la Comunidad de Castilla y León ni que puedan inducir a error sobre su carácter no oficial".

"Junta, déjanos practicar deporte libremente"

Para hacer visible su malestar al Ejecutivo autonómico, los deportistas también han puesto en marcha una petición en Change.org en la que piden a la Junta "déjanos practicar deporte libremente" porque esta normativa lejos de fomentar el deporte, asfixia a pequeños clubes con escaso presupuesto.

De esta manera, se preguntan si "¿es tanto pedir que podamos practicar deporte libremente" e insta a la administración a "tomar en consideración" su petición y "no dejar morir la ilusión y pasión que tenemos por disputar cada fin de semana de nuestra competición del deporte que nos apasiona".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad