Quantcast

JUICIO A LA PRIMERA ÉPOCA DEL CASO GÜRTEL

Correa admite la corrupción de la 'Gürtel': "quedaba con los políticos y les entregaba el sobre"

El considerado cabecilla de la trama 'Gürtel' admite, con puntualizaciones, el escrito de acusación de la Fiscalía sobre las actuaciones delictivas de su grupo empresarial y el Partido Popular. Asegura, sin embargo, que las empresas no se crearon para delinquir. Admite pagos de comisiones a Luis Bárcenas, Jesús Sepúlveda y Jesús Merino.

imagen
Francisco Correa en el juicio por el caso Gürtel. Foto: EFE/Javier Lizón *POOL*
ileon.com | 13/10/2016 - 12:35h.

Franscisco Correa, el considerado cabecilla de la trama corrupta 'Gürtel', ha admitido en su declaración este jueves en el juicio de la Audiencia Nacional por la primera época (1999-2005) actividades irregulares en los negocios conjuntos que realizaba para el Partido Popular o gracias a la formación conservadora. Correa ha admitido el escrito de acusación de la Fiscalía, en el que se piden 125 años de cárcel para él, aunque ha matizado diversos asuntos y ha exculpado a uno de los acusados, Ricardo Galeote.

En su declaración el líder de la trama se ha autoinculpado de pago de comisiones a varios políticos, entre los que ha reconocido se encuentran el extesorero del PP Luis Bárcenas y a alcaldes y concejales de Madrid como el exmarido de la exministra Ana Mato, Jesús Sepúlveda, o el exconsejero de Esperanza Aguirre, Alberto López-Viejo. También ha admitido, a preguntas de la fiscal, haber pagado comisiones al exvicepresidente de Castilla y León, Jesús Merino. No obstante Correa ha exculpado a sus colaboradores directos tachándolos de meros administrativos asegurando que "las entregas económicas en efectivo siempre las he hecho yo. La relación directa con todos los políticos sólo la he tenido yo". "Y cómo la hacía?, preguntó la fiscal a lo que Correa apostilló "quedaba con ellos y les daba el sobre".

Correa ha relatado al Tribunal que su relación con el PP comenzó cuando un amigo común le presentó a Luis Bárcenas, aunque ha reconocido que le costó trabajar para el partido hasta que le encargaron realizar un mitin, presentando un presupuesto diez veces inferior a la cantidad que habitualmente cobraban al partido. Ha llegado a afirmar que debido a la cantidad de trabajo para el PP "estaba más tiempo en Génova que en mi empresa, era como mi casa".

En su declaración el empresario ha admitido que Bárcenas y él hablaron para "intentar hacer gestiones para cuando salen los concursos públicos de la administración, intentar favorecer o adjudicar a algunos empresarios que luego van a colaborar con el partido".

También ha asegurado que tuvo atenciones con la familia Sepúlveda-Mato mediante regalos como un coche y pagos de viajes y otros gastos. "Con Sepúlveda tuve atenciones: el coche, realizaba viajes él y su familia con nuestra agencia de viajes. Luego le regalamos otro coche. Sí le hicimos algunas atenciones, pero que nos parecía lo más normal del mundo. No nos costaba dinero mandar un payaso al cumpleaños de sus hijos, unos globos o un castillo. No era un cohecho, era un regalo", ha explicado al Tribunal.

A preguntas de las actividades ilícitas en Castilla y León Correa ha negado que se produjeran pese a admitir pagos a Jesús Merino en otra pregunta, "personalmente nunca he hecho nada en Castilla y León". Reconoció la existencia de cierta información pero negó que se ejecutara, "es verdad que esa carpeta donde aparece una autopista y que me la entregó Gerardo Galeote. Me dijo que había una posible autopista o carretera y que a ver si Hispánica o algún empresario mío estaba. Pero esa carretara no se adjudicó".

Correa ha contado que el abogado bembibrense Ramón Blanco Balín comenzó a llevar sus asuntos personales desde el 2005, incluso siendo socios en una empresa. El empresario relató como creó una red de sociedades en el exterior para eludir al fisco y contactó con Blanco Balín para una regularación que no hizo por su consejo, aunque temía que la Agencia Tributaria descubriera su patrimonio opaco. Blanco Balín no está imputado en este juicio del caso Gürtel pero sí en otras piezas separadas de Valencia y Madrid.

El líder de la trama corrupta ha fechado cuando Mariano Rajoy llega a la presidencia del partido (2004) cuando dejan de trabajar para la sede nacional de Génova porque su socio Pablo Crespo no mantenía una buena relación. En ese momento inician su relación con el PP de Valencia y su presidente por entonces Francisco Camps. Sobre el caso que la Policía denominó 'Gürtel' (correa en alemán) ha afirmado que "prefiero decir caso Correa que caso Gürtel".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad