Quantcast

ESTADÍSTICAS OFICIALES

León podría sufrir un descalabro en 15 años al perder un 12% de población

El Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que la provincia pierda casi 60.000 habitantes al ritmo de las tendencias demográficas actuales, convirtiéndose en la tercera provincia del noroeste que más pierde, sólo superada por Zamora y Orense.

imagen
Carlos J. Domínguez | 20/10/2016 - 13:14h.

Si la situación demográfica actual es alarmante, cuesta encontrar un adjetivo para la que se avecina en apenas quince años. Hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha dado a conocer cifras oficiales de un informe de Proyecciones de Población en el que, aplicando las tendencias demográficas actuales, vaticina que la provincia leonesa sufrirá un descalabro demográfico en el que en tan sólo década y media se perderán la friolera de casi 60.000 personas, en concreto 57.251 leoneses menos.

La cifra surge de comparar los 475.053 habitantes registrados en el último padrón, a fecha 1 de enero de este año, con los 417.802 que quedarán dentro de quince años. Esto significa un descenso de nada menos que el 12,05%, un porcentaje que muy pocas provincias de España superan, incluso otras del noroeste que son las que mayor sangría sufrirán.

En el noroeste español, a León tan sólo le superan en la posible sangría poblacional las provincias de Zamora (-17%, que dejará a la provincia con apenas 150.000 personas) y Orense (-12,62). Lugo caería un 11,32% y Asturias se pegaría otro batacazo del 11.10%.

Para comprar estas situaciones, recordar que la media de Castilla y León caería un 10,7%, al pasar de contar con los 2.454.870 habitantes con que contaba a 1 de enero de este año, a 2.192.801, es decir, 260.000 personas menos. España perdería el 1,2% de su población, es decir, 552.245 habitanes, y el fenómeno de la pérdida de población se extendería por buena parte del territorio nacional y sólo ganarían habitantes Madrid (331.453), Canarias (120.284), Baleares (87.708); Murcia (19.635); y Cataluña (16.182). En concreto, la capital de España subiría un 5,1% hasta alcanzar los 6,7 millones de habitantes.

El estudio demográfico estima que Castilla y León profundizaría en su saldo vegetativo negativo durante el periodo y si en 2015, se registraron 11.883 defunciones más que nacimientos, en 2030, se contabilizarían 15.462. Este indicador en 2020 sería negativo 14.094 personas y en 2025, en 15.320.

La salida de castellanos y leoneses hacia otras autonomías seguiría presente durante todos los años de estudio, aunque se iría moderando. En concreto, si el año pasado el saldo migratorio interior registró un dato negativo en 8.265 personas, el INE entiende que dentro de 15 años, en 2030, saldrían de la Comunidad, 2.961. El dato para 2020, es de un saldo negativo de 5.134; y en 2025, de 3.866.

Por el contrario, la inmigración sería una fuente demográfica para paliar estas pérdidas, ya que si el año pasado, salieron de la Comunidad 3.061 foráneos, en 2030 llegarían desde otros países 2.279 personas. Los extranjeros aportarían en 2020, un total de 1.156 personas; y en 2025, un 1.834.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad