Quantcast

prevención ante la pederastia

El obispo de Astorga abre una investigación sobre las denuncias de abusos sexuales en la Diócesis

Juan Antonio Menéndez expresa a cinco exseminaristas su "firme intención de no tolerar delitos de ese tipo y tomar las medidas para prevenirlos". Los afectados reclaman investigar a los encubridores de abusos sexuales y más castigo para el sacerdote ya condenado canónicamente.

imagen
astorgaredaccion.com
Ical | 28/02/2017 - 19:35h.

El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, recibió esta tarde a cinco exalumnos del Seminario de San José de La Bañeza y Astorga, quienes además de manifestarle su solidaridad con las víctimas de abusos sexuales en su infancia le pidieron que investigara los hechos denunciados al respecto.

En el encuentro, el prelado asturicense les comunicó que había iniciado, de acuerdo con la Congregación para la Doctrina de la Fe, una amplia y exhaustiva investigación con el objeto de verificar la verosimilitud de los citados hechos en el Seminario de la Bañeza y en el Colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria (Zamora).

Menéndez también les manifestó su firme intención de aplicar la ley canónica en lo que dependa de su autoridad y de "no tolerar, ni en el presente ni el futuro, ningún caso de delitos de este tipo y tomar las medidas oportunas para prevenirlos", según un comunicado remitido por la Diócesis.

Uno de los casos que ha salido a la luz recientemente ha sido el del sacerdote José Manuel Ramos Gordón, delegado de Patrimonio del Obispado de Astorga y párroco de Tábara y otros pueblos de la comarca durante 26 años, que permanece apartado desde el pasado año después de cometer abusos sexuales, al menos, contra dos gemelos menores de edad durante el curso 1988-1989 en el Seminario Menor de La Bañeza.

Por otro lado, un exseminarista de La Bañeza Emiliano Álvarez presentó una denuncia por abusos sexuales por parte del que en 1978 era su tutor y profesor en el seminario de la localidad leonesa. Emiliano, de por entonces 10 años, sufrió presuntamente abusos por parte del que ahora es el párroco de El Barco de Valdeorras, en Galicia, Ángel Sánchez Cau. La víctima relató que esta experiencia "ha marcado su vida" y reconoció que "no era el único" que sufrió estos abusos pero que ninguno de los niños decía nada "por vergüenza".

"Satisfechos" por el hecho de la reunión pero no con los objetivos

Después de una hora larga de reunión en el Obispado de Astorga con el prelado Juan Antonio Menéndez, y el vicario judicial, Julio Alonso, los cinco ex alumnos del Seminario de San José de La Bañeza y Astorga emitieron un comunicado en el que expresan su satisfacción por el encuentro aunque dejan claro que no cumplió sus expectativas sobre las denuncias de abusos sexuales.

"El compromiso del obispado fue el de colaborar con nosotros para que todos los casos salgan a la luz. También, que todos los casos, presentes y futuros, serán investigados hasta el final", señalan antes de explicar que sobre la condena del ex párroco de Tábara (Zamora), José Manuel Ramos Gordón, su petición era que fuese mayor, tal y como habían reclamado las víctimas.

El prelado dejó claro que el caso está cerrado y que no se va a reabrir bajo ningún concepto, detallan. "La condena la calificaron de justa y acorde con la ley canónica y recordaron que a sus 63 años ya fue suficientemente castigado, cuando le ha tocado aceptar la jubilación. Textualmente manifestaron que se ha llegado hasta donde se ha podido llegar", detallan.

Otra de sus peticiones era que las investigaciones se dirigieran hacia que los encubridores de los abusos dieran también la cara, sobre lo que el vicario comentó que el asunto forma parte del mismo caso prescrito de Ramos Gordón.

Tras esta primera reunión, de aproximación entre ambas partes, los ex seminaristas mostraron su compromiso es estar al lado de los responsables eclesiásticos mientras exista el deseo de que se esclarezcan todos y cada uno de los casos.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad