Patrimonio

La Diputación negocia con Sierra Pambley una compensación por 'usurpar' el Monte San Isidro

La Fundación, de quien eran las 133 hectáreas antes de una 'usurpación' franquista en 1949, paralizó hace medio año la demanda judicial que reclamaba el cumplimiento del viejo contrato de compensación. Ahora, espera que un acuerdo económico le permita disponer de presupuesto para impulsar sus fines sociales, educativos y culturales.

imagen
Foto de Instagram @Montesanisidro
ileon.com  | 25/03/2017 - 11:01h.

Habrá acuerdo económico y no tendrá que mediar una condena judicial a la Diputación de León. Al menos así se encamina la posible solución negociada tras la demanda interpuesta por la Fundación Sierra Pambley contra la institución provincial por el presunto incumplimiento de un contrato de compraventa firmado en el año 1949 entre ambas partes, bajo presión franquista, y que obligaba a la Diputación a pagar cada año si no destinaba las 133 hectáreas del Monte San Isidro de León a fines sociales.

El vicepresidente de la Fundación, el letrado y ahora senador Graciliano Palomo, confirma que la demanda interpuesta después del intento infructuoso de negociación con la ex presidenta Isabel Carrasco, que se negó en redondo a dialogar sobre este asunto, se ha paralizado hace casi medio año ante la comprobación de que la Diputación está dispuesta, ahora sí, a sentarse a cuantificar la compensación que se adeuda durante todos los años en que los terrenos del Monte San Isidro no han tenido uso social.

Foto @Montesanisidro en Instagram
Foto @Montesanisidro en Instagram

 

De momento no hay una cifra formal sobre la mesa sino confrontación de tasaciones de ambas partes sobre el parámetro del "valor de mercado" que establecía el viejo contrato de hace más de 65 años. "La mayor parte de los terrenos son rústicos, pero hay una parte de ellos urbanizables y de momento los técnicos están realizando cálculos", confirma Palomo. Pero al menos contrasta que "ahora sí hay un interés real" por alcanzar un acuerdo pactado y extrajudicial, insistiendo en que si la Fundación acudió al Juzgado fue por el reiterado empecinamiento de los entonces responsables de la institución en negarse siquiera al diálogo.

La polémica, desvelada en exclusiva en su día por iLeon.com, podrá acabar finalmente si todo va bien con un acuerdo económico. Y la Fundación Sierra Pambley, ya tiene esbozado el uso del posible dinero que extraiga de ese acuerdo, que en todo caso se dirigirá a reforzar su labor de sus fines sociales, educativos y culturales, remarca Palomo.

Historia de una presión con incumplimientos

El histórico contrato supuso en 1949, en lo más duro del Franquismo, que la institución provincial se quedaba con 133 hectáreas al simbólico e irrisorio precio  de 1,25 pesetas/metro cuadrado, eso sí, con la obligación de devolver esa finca o indemnizar en metálico a la Fundación si la Diputación no la usaba para fines estrictamente sociales, en concreto un Hospital Provincial y el Hospicio de San Cayetano.

El primer proyecto nunca se cumplió, y la Diputación acabó construyendo el Hospital en los Altos de Nava; y en el Hospicio dejaron de residir los últimos niños en 1991. A partir de ese momento, la Diputación uso el terreno para construir la nada social sede del Parque Móvil para todos sus vehículos del área de Carreteras; ubicar la Imprenta Provincial y otros muchos servicios internos de fontanería o electricidad; construir el actual Parque San Isidro, ya con advertencia de la Fundación de que se incumplían los acuerdos; albergar la Escuela Taller de Medio Ambiente; o una Escuela de Hostelería.

Incluso 'pelotazo', aunque fallido

Incluso en 2004, en plena época del 'pelotazo', una maniobra urbanística conjunta del PP en la Diputación y el Ayuntamiento pretendió impulsar la construcción de 600 viviendas, proyecto que se vino abajo por la negativa de la Fundación Sierra Pambley y la presión social, vecinal y ecologista.

Posteriormente, con el hoy alcalde Antonio Silván como consejero de Fomento de la Junta, se firmó con el Ayuntamiento de León el impulso para el Parque Monte San Isidro la figura de una Zona Natural de Esparcimiento, una especie de casa de campo de León, su pulmón verde. Aquel acuerdo supone una figura de protección para la zona que ya está en vigor, que se ha comenzado a publicitar, pero falta un puñado de inversiones prometidas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad