Quantcast

La polémica de la Plaza del Grano

El empedrado del Grano tendrá que subir más de 20 centímetros del nivel actual para alcanzar las nuevas aceras

Las obras que impulsa el PP en el Ayuntamiento de León avanzan viento en popa en la destrucción de casi 300 metros cuadrados por las nuevas aceras y la ampliación de las existentes. El equipo de Gobierno, lejos de reconsiderar los controvertidos trabajos, acelera la tercera y última fase, mientras la oposición pretende debatir mañana una moción para garantizar el respeto patrimonial.

imagen
Más de 20 centímetros de desnivel que la elevación del empedrado recuperará.
ileon.com  | 01/06/2017 - 10:04h.

Como ya salía de ojo, y ahora se confirma, el tradicional empedrado de cantos rodados de la valiosa Plaza del Grano de León dejará de estar a la altura actual en cuanto el equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento acometa, como pretende acelerar, la Fase III y última de su polémica reforma de este emplazamiento del Casco Histórico de la capital.

Vista de la típica estampa de la Plaza del Grano vista desde las nuevas aceras de La Piconera, que superan los tres metros de anchura.
Vista de la típica estampa de la Plaza del Grano vista desde las nuevas aceras de La Piconera, que superan los tres metros de anchura.

De hecho, la altura de este empedrado tendrá que subir cerca de 20 centímetros -más en algunos puntos- respecto a su hechura actual para alcanzar la elevación con la que han quedado las aceras perimetrales que ya se han ejecutado en la actual Fase II. Los detalles concretos de los trabajos están siendo acelerados por la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente, Parques, Jardines y Limpieza que preside Ana Franco, para poner en marcha esa definitiva fase final, que afectará al 'corazón de piedras' de la plaza. Los detalles concretos de este nuevo y sensible proyecto no han sido dados a conocer de manera formal y oficial por el equipo de Gobierno que preside el alcalde Antonio Silván.

Esa fase se sumará a una Fase II que sumará, según han calculado los opositores a las obras, hasta 300 metros de destrucción de ese pavimento de hechura medieval, los metros que se perderán finalmente por la ejecución de las nuevas aceras perimetrales allí donde no existían -por ejemplo, delante de la tradicional casa aportalada- y la ampliación con anchuras de hasta más de 3 metros de aquellos puntos donde ya existía acera.

El impacto visual, una vez retiradas ya las vallas de obra que impedían acceder a los llamados 'Guardian@s de la Plaza del Grano', es ahora más que evidente para cualquier viandante que pase por este espacio, que continúa en plena controversia política después de que, con muchos meses de retraso, todos los grupos de oposición en el Ayuntamiento hayan defendido públicamente la paralización de los trabajos, incluidos Ciudadanos y el PSOE.

A la espera de la moción en el Ayuntamiento, mañana

Aunque el PP ha hecho hasta ahora caso omiso a pesar de estar en total minoría frente a la suma de votos de la oposición, está por ver cuál es la postura de cada uno de los grupos municipales ante la moción que han presentado en el Ayuntamiento de León los dos únicos grupos que se oponen desde el minuto uno, León Despierta (Podemos) y León en Común (IU).

Será en el Pleno que ha de celebrarse mañana viernes en el Consistorio leonés, según han anunciado hoy ambos grupos, obbligando a 'retratarse' a todos los grupos municipales.

Tres acuerdos clave tiene la propuesta que, esperan estos dos grupos, vote el Pleno municipal. El primero, "el reconocimiento del valor patrimonial que tiene el empedrado de la Plaza del Grano". En segundo lugar, "el inicio urgente de la reparación del empedrado tradicional, poniendo en práctica la técnica ancestral con la que está hecho el empedrado", con la intención clara de evitar que se utilicen materiales que no respeten la idiosincrasia del conjunto. Y por último, la incoación de un expediente para declarar la plaza del Grano Bien de Interés Cultural (BIC).

En este tiempo, y vista la deriva poco respetuosa del proyecto del PP con el empedrado que lleva siglos dando imagen y valor patrimonial a la Plaza del Grano, el ente asesor en España de la Unesco (Icomos) ha vuelto a exigir que no avance lo que consideran una destrucción y además un engaño del Gobierno popular.

El arqutecto Ramón Cañas supervisando hoy las aceras y su desnivel.
El arqutecto Ramón Cañas supervisando hoy las aceras y su desnivel.
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad