Quantcast

TRAMA EÓLICA

Mantero y Villanueva, señalados por el principal acusado de la Trama Eólica y sus 80 millones en comisiones

El exviceconsejero de la Junta apunta a Tomás Villanueva, consejero, y a la dirección General de Energía y Minas, en el entramado para la tramitación presuntamente lucrativa de los parques eólicos, 16 en la provincia leonesa.

imagen
Rafael Delgado y Tomás Villanueva en la toma de posesión del primero. / Rubén Cacho / ICAL
ICAL | 02/06/2017 - 18:12h.

El exviceconsejero de Economía Rafael Delgado aseguró hoy que "seguía indicaciones" del entonces consejero Tomás Villanueva en la tramitación de parques eólicos en Castilla y León, aunque conocía las negociaciones que éste mantenía con las grandes compañías eléctricas y los empresarios locales. Además, aseguró que se limitaba a firmar los expedientes que elaboraban otros departamentos de la Administración autonómica, según explicaron a Ical fuentes de la acusación particular y la defensa del investigado.

"Todo, absolutamente todo, pasaba por Villanueva", explicó el abogado de Delgado, que abrió con su declaración las comparecencias ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Valladolid, que investiga a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, el presunto cobro de comisiones, por importe de 80 millones de euros, a cambio de autorizaciones de parques eólicos, una causa en la que están investigadas 21 personas, entre ellas el exviceconsejero y Alberto Esgueva, vinculado a la Junta, así como directivos de varias empresas, por los delitos de prevaricación, cohecho, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.

En ese sentido, Rafael Delgado explicó durante un interrogatorio "extenso" y "amplio" del fiscal Anticorrupción Tomás Herranz, la magistrada y la Abogacía del Estado, que el consejero Villanueva tomó la iniciativa de impulsar el desarrollo del negocio eólico en la Comunidad con la participación de empresarios locales en los proyectos que ejecutaban grandes compañías eléctricas. "Conocía, decidía y ejecutaba el consejero", remachó sobre las operaciones investigadas entre los años 2000 y 2015.

Al respecto, Delgado llegó a explicar en sus casi cinco horas de declaración que cada viernes enviaban al consejero, su superior, una agenda de las actividades previstas para las próximas semanas, en las que figuraban las reuniones internas o los encuentros de trabajo que tenía previsto. De esta forma, el exviceconsejero trató de demostrar que Villanueva estaba "al tanto de todo" ya que eran las propias compañías eléctricas las que le informaba de las empresas locales elegidas para impulsar los proyectos.

El exviceconsejero ratificó, según su abogado defensor Eleuterio Gordalizo, los hechos que comunicó al juzgado en el escrito de este martes, en el que aportó hasta una treintena de documentos y pruebas en las que figuran hasta correos electrónicos en los que trasladaba a Villanueva o le informaba a él de las pasos a dar o decisiones adoptadas.

En ese sentido, Rafael Delgado evitó asumir ninguna responsabilidad en los hechos que recoge la querella de Anticorrupción en la sesión que acogió la sede judicial de la calle Angustias de Valladolid. Así, relató que la tramitación de los parques la llevaban la Dirección General de Energía y Minas y el Ente Regional de la Energía (EREN), entre otros departamentos, por lo que remarcó que el se limitaba a firmar a los documentos que ya habían recibido el visto bueno.

Peio García/Ical. Ricardo González Mantero, director general de Energía y Minas de la Junta.
Peio García/Ical. Ricardo González Mantero, director general de Energía y Minas de la Junta.

 

En ese sentido, Delgado, según fuentes de la acusación particular, utilizó el "manual del alto cargo investigado" y descargó todas las responsabilidades en los subordinados y superiores, tanto en los responsables de las delegaciones territoriales, como de otras direcciones generales de la Junta, como la de Energía y Minas, en la que era alto cargo y director desde 2005 el leonés Ricardo González Mantero, el cual ya ha declinado ante iLeon.com valorar el asunto hasta que no lo haga en sede judicial, donde está citado en calidad de testigo, de momento. En aquel momento era alto directivo.

Competencias

Por otra parte, sobre la figura de la avocación, por la que Delgado asumió las competencias sobre la autorización de parques eólicos, que hasta entonces tenían las delegaciones territoriales, el exviceonsejero señaló que él no había tenido ninguna participación o protagonismo en la aplicación de esta figura, ya que Minas o las delegaciones territoriales eran los departamentos que se encargarían de tramitar los expedientes.

De hecho, el exviceconsejero señaló que la medida se sustentaba en la orden 2/2004 que surgió por una decisión del consejero Villanueva, quien habría considerado la necesidad de "poner orden" en el sector eólico.

 

Leticia Pérez/Ical. El exviceconsejero de Economía, Rafael Delgado, yendo el juzgado.
Leticia Pérez/Ical. El exviceconsejero de Economía, Rafael Delgado, yendo el juzgado.

 

Trabajo en la Junta

Respecto a su situación económica, Rafael Delgado explicó que los bienes sobre los que había expresado sus dudas Anticorrupción, ubicados en el paseo Zorrilla de Valladolid y la urbanización El Pichón, los adquirió mediante los ingresos que le reportó su trabajo durante 21 años en la Junta de Castilla y León. A juicio de su abogado, justificó sus operaciones económicas al ingresar entre 3.000 y 4.000 euros al mes y recibir la ayuda de sus padres al casarse y tener hijos.

También defendió que no existía ninguna irregularidad en sus declaraciones de la Renta de los años 2011, 2012 y 2013, como le había informado de hecho la Agencia Tributaria, y explicó que desconocía la situación fiscal de Jesús Rodríguez Recio, con quien al finalizar su etapa en la política autonómico, inicio una serie de negocio y operaciones, que posteriormente se disolvieron, por lo que rechazó que hubiera recibido algún "regalo".

Igualmente, Rafael Delgado lamentó que la difusión de los hechos que investiga la justicia le haya perjudicado para desarrollar su carrera profesional. De hecho, aseguró que el exconsejero de Economía había llamado a varias empresas para que no lo contrataran, tras dejar la Junta en 2011.

El exviceconsejero llegó al juzgado minutos antes de las 10.30 horas, acompañado de su abogado Eleuterio Gordaliza, y lo abandonó sobre las 15.30 horas, tras una comparecencia maratoniana, a la que asistieron una docena de abogados. Rafael Delgado, según su abogado, en la se mostró "colaborador" con la justicia y respondió "estoicamente" a todas las preguntas. A este interrogatorio le seguirá el de otra veintena de personas, entre investigados y testigos, que se prolongará, en principio, hasta el próximo 27 de septiembre, según el calendario inicialmente fijado por la juez del caso, Verónica Marcos.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad