medio ambiente

UPL se opone a la central de biomasa de Navatejera y pide que se aleje de núcleos urbanos

Los leonesistas recuerdan la oposición frontal que mantienen los colectivos vecinales a este proyecto y reclaman a la Junta estudios independientes sobre los posibles daños en la salud y el impacto ambiental.

imagen
Protesta de los vecinos de Villaquilambre frente al Ayuntamiento contra la instalación de una central de biomasa.
ileon.com  | 06/06/2017 - 17:17h.

La Unión del Pueblo Leonés (UPL) exigió este martes que la central de biomasa que se pretende instalar en el municipio de Villaquilambre (León) se aleje "más de dos kilómetros de cualquier núcleo de población del lugar donde pretende instalarse" además de que se realicen los "oportunos" estudios de incidencia en la salud de los vecinos. Los leonesistas también pidieron a través de un comunicado que la evaluación de impacto ambiental sea desarrollada por técnicos independientes y no de la propia Junta de Castilla y León.

Los leonesistas denunciaron que aún no se conocen los trámites administrativos que se están llevando a cabo por parte de la Junta para la instalación de la central de biomasa en la localidad de Navatejera después del "fiasco" de su ubicación en el municipio de León, algo que se está desarrollando "con nocturnidad y alevosía".

Desde UPL se recordó la oposición frontal que mantienen los colectivos vecinales de esta localidad, algo que ha respaldado la formación a través de los concejales en el Ayuntamiento de Villaquilambre y también mediante la "vigilancia" desarrollada por el procurador del Grupo Mixto en las Cortes, Luis Mariano Santos.

Los leonesistas recordaron que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, respondió a las preguntas del procurador de la UPL "con evasivas pero con insistentes alabanzas del proyecto" que pretende "ser la central de biomasa más grande de España y quizás de Europa". Sin embargo, desde UPL se lamentó que no se hayan dado a conocer las razones por las que pretende ubicar "a una distancia de menos de 500 metros de núcleo urbano de población" sin la existencia de un estudio "ni mínimamente serio" sobre la posible incidencia en la salud de los ciudadanos.

Los responsables de la UPL también lamentaron que no se hayan dado a conocer los puestos de trabajo que se crearían con este proyecto, así como cuántos se destruirían, en aquellos centros oficiales que mantienen empleados y técnicos para el mantenimiento de los respectivos sistemas de calefacción, concluyeron.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad