Quantcast

CRISIS FINANCIERA. INFORME DEL BANCO DE ESPAÑA

El fracaso de la fusión entre Caja España y Caja Duero cuesta ya al contribuyente 1.000 millones de euros

El Banco de España cifra en 954 millones de euros las ayudas públicas que ha recibido la actual EspañaDuero, heredera de las antiguas cajas con sede en León y Salamanca, y que se pueden considerar irrecuperables. A mayores el banco recibió más de 3.000 millones de euros del 'banco malo'.

imagen
A. Vega | 21/06/2017 - 09:51h.

El Banco de España ha puesto cifras, en un informe titulado 'Informe sobre la crisis financiera y bancaria en España, 2008-2014', al coste para los ciudadanos de la crisis bancaria que se ha llevado por delante buena parte del sector en los últimos años. En términos generales los recursos destinados a la banca en los últimos años han sido de 60.613 millones de euros (nada menos que el 5,6% del PIB nacional). La cifra, a cierre de 2015, es la suma de las ayudas directas del Estado a la banca (39.542 millones de euros) a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y las destinadas vía Fondo de Garantía de Depósitos (21.071 millones de euros). De ellos se estima que apenas se recuperarán, según el informe, 12.198 millones de euros por la venta de entidades como Bankia.

En el detalle del informe del Banco de España, que ha generado una amplia polémica por lo abultaod de las cifras y por la exclusión de responsabilidades de quién debía vigilar la solvencia de la banca, se desvela además lo que ha obtenido cada entidad financiera. La lista la encabeza Bankia, que recibió 22.424 millones de euros, de los que apenas se recuperarán 9.734.

EspañaDuero, la entidad heredera de las antiguas Caja España y Caja Duero, fue la octava entidad que más ayudas ha recibido, con un total de 1.129 millones de euros. De ellos se estima que apenas se recuperarán los 604 millones prestados por el FROB y que el Grupo Unicaja debe devolver al asumir esa condición al quedarse los restos bancarios de las antiguas cajas leonesa y salmantina. Es decir, la pérdida para los ciudadanos ascenderá a 954 millones de euros, lo que convierte a EspañaDuero en la octava entidad que más ha costado dinero en la crisis bancaria.

EspañaDuero es el banco heredero en la actividad financiera de las antiguas Caja España y Caja Duero. Actualmente es una filial del Grupo Unicaja, el banco heredero a su vez de la antigua caja malagueña reconvertida ahora en Fundación Bancaria. Unicaja saldrá a cotizar a Bolsa el próximo 30 de junio para precisamente, obtener fondos para pagar los 604 millones de euros que debe al FROB de las ayudas públicas y recomprar la participación del ente público en la antigua caja leonesa.

Del montante de ayudas consideradas irrecuperables a EspañaDuero, 954 millones, ya se conocía que 525 millones de euros provenían del primer préstamo realizado a las antiguas cajas y que al no poder devolver provocaron la nacionalización de facto de la entidad financiera. A mayores hay otros 429 millones de euros de garantías puestas por el Estado a Unicaja para que se quedara EspañaDuero y que se corresponden con las posibles pérdidas por contenciosos derivados de asuntos como las polémicas participaciones preferentes. Si no se ejecutaran finalmente la totalidad de las ayudas máximas los casi 1.000 millones irrecuperables podrían ser inferiores.

A mayores cabe recordar que EspañaDuero recibió en 2013 un total de 3.137 millones de euros por activos tóxicos traspasados al llamado 'banco malo', oficialmente denominado Sareb. Este ente híbrido cuenta con capital público y privado y fue creado para sacar del balance de los bancos activos improductivos y sanear las cuentas de las entidades. EspañaDuero fue la quinta entidad que más fondos recibió del 'banco malo'.

EspañaDuero, historia de un fracaso político y financiero

La grave crisis económica en la que se vio sumido el mundo desde la caída de la compañía norteamericana Lehman Brothers (septiembre de 2008) provocó un terremoto financiero con graves consecuencias en España, pese a la defensa que del sector bancario hacía entonces el Gobierno presidido por el leonés José Luis Rodríguez Zapatero.

En 2009 las entonces Caja España y Caja Duero (sedes en León y Salamanca) inician conversaciones para una fusión auspiciada por la clase política autonómica, bajo la consideración que juntas la entidades financieras soportarían mejor los embistes de la crisis. El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, alababa la fusión para que "no desaparezcan y no sean engullidas como pez pequeñito por un pez grande".

En el verano de 2010 se daba a conocer el matrimonio de las cajas, firmado el 1 de octubre de ese año, para nacer Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad, la entidad financiera 'líder' de Castilla y León. La entidad recibe 525 millones de euros del FROB para mantener su actividad en la que es la primera ayuda directa del Estado. Inmediatamente comienzan las conversaciones con Unicaja para una fusión 'entre iguales' que nunca culminaron hasta que se quedó la entidad a precio 'cero' y recibiendo ayudas públicas. En 2011 Caja España-Duero crea un banco, con el rimbobante nombre de Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (Banco CEISS).

En 2013, ante la imposibilidad de devolver las ayudas recibidas Banco CEISS pasa a estar controlado por el FROB, que un año más tarde lo traspasa a Unicaja Banco con ayudas públicas y bajo un estricto plan de ajuste acordado con las autoridades europeas que ha supuesto un ERE de 850 personas y el cierre de numerosas sucursales. Ahora conocemos que, además, a los contribuyentes les ha costado 1.000 millones de euros, sin sumar las cifras del 'banco malo'.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad