Quantcast

Incendios forestales

La Junta ve "mentes criminales y malignas" detrás de los 95 incendios esta semana en la Comunidad

El consejero recalca que el fuego de La Cabrera, con un perímetro de más de 40 kilómetros, está estabilizado pero "vamos a tardar varios, bastantes días, en declararlo controlado".

imagen
Brigadistas en la zona afectada por el gran incendio de La Cabrera. / Foto @briftabuyo
ileon.com  | 25/08/2017 - 13:41h.

Castilla y León contabiliza en lo que va de semana un total de 95 incendios forestales, casi todos ellos de origen provocado, y muchos de ellos con varios focos. Además, la mayoría se produjeron durante el ocaso, cuando los medios aéreos -cuya intervención inmediata puede resultar decisiva- ya no pueden actuar.

Por eso, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, no dudó hoy, durante una visita a la comarca del Bierzo, en hablar de "mentes criminales y malignas que planifican su crimen", para referirse a los autores de los incendios. Cabe señalar que solamente en la jornada del jueves llegaron a contabilizarse cuatro de nivel 2 del Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales de Castilla y León, Infocal.

Respecto al declarado el pasado lunes en la comarca leonesa de La Cabrera, que se mantiene en nivel 2, Suárez-Quiñones remarcó que está en fase de estabilización. "No está controlado, no tiene llama y no avanza en perímetro pero tiene rescoldos, calor y, por tanto, capacidad de reproducciones", subrayó antes de elogiar la actitud de los vecinos de las zonas afectadas.

Se sigue trabajando en enfriar los puntos calientes y con labores de consolidación, condicionados por la inversión térmica y la presencia de humo que impide la actuación de los medios aéreos en muchos momentos. El perímetro del incendio supera los 40 kilómetros y el consejero insistió en que "vamos a tardar varios, bastantes días, en declararlo controlado".

La masa afectada es en su mayoría de matorral, pero un 20 por ciento es de encina y pino de repoblación. También se produjeron daños en instalaciones de telefonía que se suman a los efectos del humos y a la degradación del suelo, del paisaje y a otros posibles efectos negativos, como los que puedan afectar al turismo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad