Quantcast

INCENDIO FORESTALES

La Junta da por extinguido dos semanas después el incendio de La Cabrera

Medio Ambiente sigue sin ofrecer datos finales de la superficie calcinada en el peor incendio del año, una semana después de considerar controlado el siniestro originado el 21 de agosto. Otros dos fuegos permanecen en el Bierzo, ambos controlados.

imagen
ileon.com  | 04/09/2017 - 11:33h.

Prácticamente dos semanas después de iniciarse el peor incendio del año en Castilla y León, previsiblemente el mayor en extensión de toda España este año, está oficialmente extinguido desde la noche de ayer domingo. Eso sí, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León aún no ofrece datos oficiales definitivos sobre la superficie finalmente calcinada, que podría rondar las 10.000 hectáreas según las estimaciones por satélite.

El incendio, originado en Losadilla y que llegó a afectar gravísimamente al municipio de Encinedo, parte del de Truchas y en menor medida al de Castrillo de Cabrera, tuvo su origen -intencionado- en la tarde-noche del lunes 21 de agosto y tan sólo 24 horas después obligó a activar el nivel 2 de peligrosidad.

El último parte oficial, de ayer domingo a las ocho de la noche, por fin recoge que el siniestro está extinguido, aunque en la zona permanecen aún un agente medioambiental y dos bulldozer.

Este atentado medioambiental, que ha concitado este fin de semana una sonora protesta convocada en Encinedo, se había dado por controlado una semana después de iniciarse, el pasado 27 de agosto, gracias en parte a las lluvias torrenciales caídas aquel fin de semana, que sin embargo provocó otros muchos graves inconvenientes, como la contaminación de los ríos y la pérdida de la potabilización del agua de consumo humano en varios núcleos, como Castrocontrigo.

En este mismo parte, se consignan aún otros dos incendios activos en la provincia, ambos considerados controlados: uno en Las Médulas (Carucedo) iniciado poco antes de las nueve de la noche, que fue controlado pasadas las tres de la madrugada; y otro en Castañeiras (Fuente de Oliva-Balboa) que se originó poco antes de las cinco de la tarde y que requirió el apoyo incluso de un helicóptero. El cómputo de este último se eleva a 0,30 hectárea arboladas de pino y 0,40 hectáreas de matorral.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad