Quantcast

SITUACIÓN LABORAL EN TELEMARK

Denunciar que en Telemark no se pueden llevar pantalones cortos tiene un coste: el despido

La empresa Telemark despide a la presidenta y secretaria de su comité de empresa a raíz de emitir un comunicado criticando aspectos de la situación laboral en su centro de León, como no poder llevar pantalones cortos o la "presión extrema" a los trabajadores en el proyecto de Cruz Roja Española.

imagen
Sede de Telemark en el polígono de Onzonilla de León
A. Vega | 11/09/2017 - 11:24h.

Las críticas que el Comité de Empresa realizó sobre la situación laboral en la empresa Telemark el pasado mes de julio, entre ellas discriminación por impedir a los hombres llevar pantalón corto en verano, se han saldado con el despido de la presidenta y la secretaria del organismo de representación de los trabajadores.

La compañía cuyo director general es Jesús Iglesias arremetió días después contra el comité de empresa desmitiendo la denuncia, que el Comité de Empresa elevó a Trabajo, asegurando que "no existe una presión hacia los teleoperadores que atente contra su dignidad ni menoscabe sus derechos laborales" y matizando llamativament que "la empresa transmite a los coordinadores y supervisores que en ningún caso deben menospreciar ni faltar al respeto a los teleoperadores (ni mucho menos insultarles)". Eso sí, el comité aseguró a continuación que los trabajadores masculinos ya podían llevar pantalones cortos.

Telemark abrió a continuación un expediente a la presidenta y secretaria del comité, que habían hecho las funciones de portavoces del comunicado aprobado por toda la representación sindical. El resultado del expediente ha sido el despido, comunicado hace días. Alega la compañía "que tras la tramitación del expediente disciplinario, se tomó la decisión de despedir a esas dos personas por comisión de hechos constitutivos de varias faltas muy graves".

Pero estos despidos se producen para el comité de empresa en "un afán de la empresa por desactivar la acción reivindicativa de la Representación de los Trabajadores", motivo por el que el resto de miembros del comité de emprea ratifican la nota de prensa que ha motivado los despidos, recalcando la denuncia realizada el pasado mes de julio, sobre todo la "presión extrema" a los trabajadores que recaudan fondos para Cruz Roja Española, "presión que ya ha sido denunciada el pasado día 6 de julio ante la Inspección de Trabajo".

Según el comité los problemas de los trabajadores en Cruz Roja pasaban por "la insistente llamada de algún coordinador a trabajadores de baja presionándoles para que les expliquen el motivo de la baja, el no permitir ir a los trabajadores al baño (hay que solicitarlo al coordinador cómo en el parvulario), el no dejar ponerte en pausa ni para ir a buscar agua ni beberla o tomar notas sobre el trabajo o sonarte la nariz, insultos y faltas de respeto de algún coordinador hacia los trabajadores (tales como 'eres una mierda' y 'no sirves para nada'), llamadas que entran sin respetar el tiempo mínimo de parada que establece el convenio (de 23 a 35 segundos)".

El abogado de Telemark y vocero de la compañía, Javier Fernández, ha asegurado a este medio que en estos despidos "no existe vulneración de la libertad de expresión" y que pese a que todo el resto del Comité ha ratificado la nota de prensa por la que se han producido "no existe previsión de tomar ulteriores medidas disciplinarias por esos mismos hechos contra ningún otro trabajador".

El accionista de control de Telemark, condenado por ir contra los sindicatos

Lo cierto es que pese a informaciones recientes en otros medios sobre la tranquilidad laboral en Telemark, que este medio no ha recibido, los conflictos laborales en la empresa de telemarketing con sede en Onzonilla ya vienen desde hace tiempo. Los despidos ejecutados en 2015 al perder contratos ya ocasionaron un duro enfrentamiento entre la propiedad y el comité de empresa.

El accionista de control de las empresas bajo el paraguas del Grupo Telemark, el empresario palentino Miguel Seco, acumula un amplio historial de enfrentamiento con los sindicatos en empresas en las que participa. La sociedad Telestant SA fue condenada por el TSJ por vulneración de los derechos fundamentales y discriminación laboral por publicar una oferta de trabajo, entre otras, en la que ponía textualmente "Abstenerse afiliados a sindicatos, PP y PSOE. ¡¡¡Ya está bien!!!". En una sociedad berciana en la que también mantenía posiciones de control, Cel Celis, también se anularon los despidos efectuados a tres trabajadores tras encabezar una lista sindical al comité de empresa.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad