Quantcast

medio ambiente

La Confederación Miño-Sil promueve en Molinaseca medidas de ahorro de agua entre los escolares

Más de 50 alumnos del CEIP Flores del Sil particpan en actividades de concienciación ambiental en el curso del río Meruelo

imagen
César Sánchez / ICAL El presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Francisco Marín (2I), junto a varios escolares.
Ical | 27/10/2017 - 18:46h.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Francisco Marín, visitó este viernes las actividades de concienciación ambiental que el organismo de cuenca lleva a cabo, de la mano de la Consejería de Educación, con 50 alumnos del colegio Flores del Sil de Ponferrada en el curso del río Meruelo a su paso por Molinaseca. Marín recordó a los escolares que los ríos deben seguir siendo "un ecosistema sostenible de cara al futuro". "Que sean ellos los que les digan a sus padres que ahorren agua", subrayó.

En esa línea, Marín recordó que la comarca del Bierzo se encuentra en alerta por sequía, aunque tiene garantizado el abastecimiento humano. "El agua que derrochamos la sacamos de un ecosistema fluvial que también está perjudicado por la falta de lluvias", aseguró el presidente de Confederación, que insistió en que hay "suficientes hectómetros cúbicos para garantizar el agua por muchos meses" y que hay que aprender a "convivir con estos fenómenos".

Al respecto, remarcó que el cierre del abastecimiento para regadío decidido en la última comisión de desembalse permite revertir en parte la situación, ya que ese uso representa el 80 por ciento del total de agua que se consume. En el mismo sentido, subrayó que el consumo de los canales alto y bajo del Bierzo, se sitúa entre 40 y 50 hectómetros cúbicos al año y destacó el ahorro del 30 por ciento en el consumo del canal alto, tras el proceso de modernización del regadío. "Eso es agua que quedó en el embalse de Bárcena para poder usarse", resumió Marín.

Proyecto piloto

Las actividades que Marín visitó hoy forman parte del proyecto piloto 'Me gusta mi río: enséñame a cuidarlo' y su objetivo es concienciar, desde la infancia, sobre la importancia de la protección y conservación de los ecosistemas fluviales. En ellas participan niños de 10 a 12 años en tres colegios de Lugo, Ourense y Ponferrada. La intención del organismo de cuenca es extender la actividad a otros territorios de la demarcación en futuras ediciones, avanzó el presidente.

Sobre el terreno, los escolares están asesorados por biólogos y educadores ambientales, que tienen el objetivo de "enseñarles la vida que hay en el río", explicó Marín. Al respecto, uno de los pequeños, Adrián, de once años, aseguró que las actividades son "muy interesantes". "Aprendemos muchas cosas y nombres raros", afirmó el escolar, que explicó que las actividades consistieron en la captura de insectos y en la medición de temperaturas y de otros parámetros asociados al río.

Por su parte, el alcalde de Molinaseca, Alfonso Arias, recordó que el cauce del Meruelo es "corto", por lo que el río "nota rápido la escasez de agua". Al respecto, Arias lamentó que el Ayuntamiento haya tenido que suspender este año su tradicional Fiesta del Agua, así como haya tenido que abrir las compuertas de la piscina fluvial. "Hemos tenido una sequía importante", admitió.

Por otro lado, el delegado territorial de la Junta en León, Guillermo García, recordó el papel del agua como "recurso limitado" y subrayó que "cuando el continente se cuida, el contenido también", en referencia a la fauna acuática y de ribera existente en el entorno, entre la que destacó a la trucha como reina de los ríos de la comarca. García confió en que los alumnos participantes sean "más conscientes que los mayores" respecto al uso y la necesidad de ahorrar agua.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad